Google+ Reseña: Banya, Mensajería Urgente | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2008-03-06

Reseña: Banya, Mensajería Urgente

"...Cumplimos entregas en cualquier circunstancia, con rapidez, precisión y seguridad..." Este es el eslogan de la empresa de mensajería urgente del protagonista de Banya, un pícaro y joven aventurero amnésico que se dedica a realizar cualquier envío por peligroso que sea, si la paga lo merece.

Planeta DeAgostini hace tiempo que mira a otro lado cuando decide buscar nuevos títulos que traer a nuestro mercado. Ya hace cosa de un año, en el Salón del Cómic de Barcelona del 2007, anunció muchas novedades en su línea manga que no tenían como origen en país japonés, sino Alemania, Corea, China, Estados Unidos... Muchos de los aficionados, más acostumbrados al producto más comercial que viene de Japón, dejarán pasar de lado algunas de estas obras, que quizás, algunas de ellas sean tanto o más buenas que el último megahit japonés que esté de moda.

Y este posiblemente sea en caso de Banya, un shonen coreano con un dibujo y un guión que puede rivalizar con cualquiera de muchos de los mangas que más venden en nuestro país, pero como es coreano y no es famoso...

De profesión cartero

Banya es un shonen de origen coreano. La historia nos sitúa en un mundo imaginario que mezcla pinceladas de ambiente post-apocalíptico y fantasía épica medieval, donde es posible que identifiquéis alguna criatura de cierta trilogía cinéfila. El argumento gira entorno a la mensajería, más concretamente a una oficina de mensajería urgente que se encarga de todo tipo de envíos, sean cuales sean las circunstancias si se paga lo necesario.

El protagonista es un chico llamado Banya, que pone nombre a esta obra. Es un joven amnésico que trabaja en la oficina de mensajería urgente como cartero realizando las entregas más peligrosas. Ya de primeras, tenemos en las primeras páginas del cómic una entrega que nos mete de lleno en el mundo de peligros que vive este cartero.

Banya, como decimos, es amnésico y no recuerda nada antes de encontrarse en un extraño bosque con Mei, su actual jefa en la oficina de mensajería, la cual lo contrata sin pensárselo dos veces al ver la habilidad del chico para salir de cualquier atolladero. Este es uno de los ganchos de la historia, el origen de Banya, puesto que vemos que es un hábil espadachín, ágil y fuerte en el combate y con una valentía sin igual... pero se desconoce donde ha aprendido todo eso.

Banya pasa los años sirviendo en la oficina que Mei regenta hasta que les llega un encargo importante de un extraño, el cual es perseguido por unos forajidos. Aquí es donde realmente arranca la historia que se desarrolla a lo largo de los cinco tomos de este manwa.

Mensajería con estilo

Antes comenzaba la reseña señalando que Banya podría competir con cualquiera de los mangas más comerciales que se publican en nuestro país. Para empezar tenemos un argumento diferente. El tema de la mensajería, aunque no es nuevo (En el mundo del cine hemos podido verlo reflejado en películas como El Mensajero del Futuro), no ha sido muy explorado en el cómic y menos en el oriental.

En Banya, además se le da un enfoque aventurero al tema, ya que entregar un paquete o un carta se convierte en una proeza solo al alcance de muy pocos.

Nuestro protagonista tiene que atravesar lugares inhóspitos plagados de criaturas que intentarán merendársele, e incluso tendrá que hacer de correo de guerra atravesando líneas de combate, en pos de hacer llegar un mensaje al jefe de un castillo asediado. Con la "excusa" de la mensajería se nos mete de lleno en una historia con mucho misterio sobre el origen del protagonista y del paquete tan importante que ha de transportar, lo que al menos a nuestro parecer nos parece una forma original y "diferente" de presentarnos un shonen de acción y aventuras.

Pero también comentaba que en el dibujo, este manwa puede destacar por encima de otras obras más populares, ya que el buen hacer de Kim Young-Oh se destapa en cada página de Banya. El estilo Kim Young-Oh mezcla unos diseños muy 'cool' de los personajes principales, más propios del shonen japonés, con un grafismo increíblemente realista y adulto más propio de los seinen de más éxito.

Esta mezcla provoca que a cada página nos quedemos realmente impresionados con el nivel gráfico de la obra, que en general mantiene, al menos en el primer tomo, un nivel por encima de la media, de lo que se suele publicar en nuestro país.

Banya y sus compañeros cuentan con un diseño brutal y atrevido, muy acorde con el espíritu post-apocalíptico y medieval de la obra. el autor hace gala de un control total sobre sus personajes tanto en escenas de acción , como en los momentos cómicos de la obra, que los tiene, y no son pocos.

Podemos ver escenas con una composición chulísima de Banya sorteando rivales y/o peligros, y a la vez en otras páginas al mismo personaje en estilo SD sin perder un ápice de su esencia. esto en ocasiones no es muy habitual, y en muchas otras obras vemos a los autores como cogen esta habilidad con el transcurrir de los tomos y los personajes van evolucionando gráficamente.

Un caso muy claro que nos viene a la memoria es Calymore, donde su autor en las primeras páginas es incapaz de hacer dos caras distintas, y todas las heroínas parecen gemelas. Gran trabajo de Kim Young-Oh en este aspecto, ya que desde el principio se nota que tiene los diseños de los personajes principales estudiados y trabajados al milímetro.

Un detalle interesante que también nos ha llamado la atención en el dibujo, es el diseño de los secundarios, en especial de las criaturas que pueblan en mundo de Banya. Si tenemos un poco perspicacia veremos pasear por las páginas de este shonen, a los orcos de El Señor de los Anillos, a los gusanos de Dune o los hambrientos Critters. Es increíble, y salta a la vista la influencia que han tenido en el autor algunas de estas películas.

A pesar de que Planeta DeAgostini, presente esta obra como la primera publicada de autor en nuestro país, esto no es cierto, puesto que Ivrea lleva publicando desde poco antes Baljak, un tipiquísimo shonen de peleas callejeras donde el señor Kim ya participaba en los dibujos junto con el guionista Jean Sang Young. O al menos se llaman igual, XDDDD. Este autor, a pesar de esto, es poco conocido en nuestro país, y tan sólo tras conseguir cierto éxito en USA, publicado por Dark Horse, o Alemania o Francia ha llegado a nuestro país.

Y no es para menos, puesto que este manwa estilo shonen de cinco volúmenes, cuenta entre sus logros, el haber sido uno de los cómics más vendido en Korea durante su publicación, desde Agosto del 2004 a Septiembre del 2006.

Un paquete con un envoltorio bonito

La edición de Banya por parte de Planeta DeAgostini es más que aceptable. Muy similar a la original con las portadas de la edición coreana. Por debajo de los 7 euros tenemos casi 180 páginas de un papel de una calidad decente, mucho mejor que el visto en One Piece o Nana y sin los molestos manchurrones en las tramas que emborronaría en gran dibujo de Kim Young-Oh. Además contamos con una introducción de unas dos o tres páginas a todo color.

Al no ser un manga al uso, la edición de Banya no cuenta con las típicas sobrecubiertas y formato de tomo japonés. El tomo es un poco más grande y fino, y cuenta con una anecdótica, pero bonita, cubierta con relieve y título reflectante. La serie completa son cinco tomos, y Planeta DeAgostini planea lanzarla de forma mensual, con lo que antes de fin de año tendremos, presumiblemente toda la colección en nuestras estanterías.

Conclusiones

Banya es un cómic distinto, y no sólo por que es de origen coreano, sino por que aparte de tratar un tema distinto, el de la mensajería urgente XD, posee un grafismo brutal a partes iguales con un argumento interesante que lo hacen desmarcarse del actual aluvión de novedades desconocidas por el público español. El personaje de Banya es interesante, tiene ese aire de antiheroe con un pasado oscuro que atrapa desde la primera página, y los que le acompañan no se quedan atrás.

El dibujo de Kim Young-Oh os aseguramos que en ocasiones toca techo pudiéndose comparar con los mejores dibujantes de fantasía heroica japoneses. Además, sinceramente, el hecho de ser una obra ya cerrada invita a seguirla, ya que sabes que no se extenderá hasta el infinito.

Lo Mejor: Un personaje de los llamados 'cool' inmerso en una trama interesante, todo ello aderezado con un dibujo brutal.

Lo Peor: Que para triunfar necesite llevar el sello de la Shonen Jump en la contraportada.

Ficha Técnica
Título: Banya, Mensajería Urgente
Título Original: Pok Ju Baedal Bu Banya (Hell’s Angel Delivery Man Banya)
Guión: Kim Young Oh
Dibujo: Kim Young Oh
Editorial Coreana: Haksan Publishing Ltd.
Editorial Española: Planeta de Agostini
Formato Tomo: B6 (125x176)
Precio: 6,95 €
Nº de Tomos en Coreano: 5 (serie cerrada)
Nº de Tomos en Castellano: 5

Enlaces:
Banya en la web de Planeta DeAgostini
Banya en la Wikipedia (inglés)
Ficha en Listado Manga

3 comentarios:

Jeparla dijo...

Oh, cuanta razon tienes con lo del sello de la Jump. Pobres otakus ciegos que no ven mas haya de Bleaches y Narutos.

Estoy de acuerdo en todo. Dibujo casi perfecto e historia entretenida.

Batto dijo...

Me alegro de que coincidamos, la verdad es que este manwa me sorprendió muy gratamente!

XxApocalipsySxX dijo...

Hum,,, yo tengo una pregunta! Cuantos mangas publicarán? Voy por el 3 y me asusta pensar que solo haya 5 T.T

Publicar un comentario en la entrada