2008-05-27

Reseña: Blue Dragon Ral Grad

Blue Dragon Ral Grad es una de las novedades manga del XVI Salón del Comic de Barcelona más destacadas de Ed. Glénat, uno de los últimos trabajos de archiconocido dibujante de Death Note, Takeshi Obata. Un manga inspirado en el videojuego para Xbox360 del mismo nombre desarrollado por Mistwalker y Artoon, con tres padrinos de lujo, como son Hironobu Sakaguchi (guión), Akira Toriyama (diseño de personajes) y Nobuo Uematsu (música).

Blue Dragon Ral Grad es uno de esos mangas que levantan mucha expectación antes incluso de empezar a publicarse. Y es que actualmente hay pocos dibujantes de manga en el mundo tan de moda como Takeshi Obata, tras lograr un éxito sin precedentes con Death Note. Seguramente este hecho, seguido de la edición del videojuego por parte de Microsoft en Agosto del 2007, han ayudado a que Ed. Glénat se decidiera por adquirir esta licencia para el disfrute, o no, de los aficionados españoles.

Este shonen se estrenó en la Weekly Shonen Jump, el semanario de Shueisha, en el número 1 del 2007, correspondiente a la primera semana de Enero, aunque se ponga a la venta siempre algo antes. Este manga llegó con mucha campaña mediática detrás. Como ya hemos dicho, llegaba apadrinado por el juego de Xbox360 lanzado poco menos de un mes antes y con Takeshi Obata de dibujante, en la revista que le había visto tocar el cielo con su anterior trabajo. Todo parecía presagiar un nuevo shonen de éxito de la editorial.

Pero algo se torció. Blue Dragon Ral Grad nunca llegó a cuajar en los lectores nipones. Quizás por que, más allá de no seguir el argumento del juego, tan sólo se basaba en la idea del binomio personaje y sombra, porque en el resto no se parece en nada al videojuego de Mistwalker. De hecho, ni siquiera se sitúa en el mismo mundo. Esto, unido a que, si bien Takeshi Obata ralla de nuevo la perfección con su dibujo, Tsuneo Takano no llegó a enganchar a los lectores, hizo que la popularidad del manga fuera decayendo poco a poco. Tras la sorpresa inicial del estreno, Blue Dragon acabó por cancelarse a mediados del año pasado, en Julio del 2007, tras acumular tan sólo 4 tomos recopilatorios.

Distintos puntos de vista.

Blue Dragon Ral Grad no es más que otro elemento más dentro de una idea que nació dentro de las tres mentes pensantes que dieron lugar al juego de Xbox360, ya que Blue Dragon cuenta con distintas adaptaciones, pero no todas ambientadas en un mismo universo. Blue Dragon, el juego de Xbox360, cuenta la historia de Shu, un joven que, al ser atacado su poblado, se lanza en una aventura, con algunos compañeros de clase como Yiro y Kluke, descubriendo así el poder de las sombras. Esta es la historia que ideo el genio Hironobu Sakaguchi para el videojuego, lanzado en Japón en Diciembre del 2006, y que luego dió lugar a otros tantos productos derivados.

Poco menos de un mes después, Blue Dragon: Secret Trick se estrenaba en Monthly Shonen Jump. Este manga de Ami Shibata, que adaptaba más o menos fielmente el argumento del videojuego, no tuvo mucha suerte, pues la revista de Shueisha fue posteriormente cancelada quedándose este manga en el limbo, contando con sólo un tomo recopilatorio. Casi a la vez también debutaba en la hermana mensual, Weekly Shonen Jump, el manga que hoy reseñamos de Tsuneo Takano y Takeshi Obata, que como ya sabemos se alargó hasta Julio del año pasado, contando con 4 tomos recopilatorios.

Poco después, el 7 de Abril del 2007 se estrenaba en Tv Tokyo la adaptación animada del estudio Pierrot dirigida por Akira Toriyama. Un anime que, si bien era bastante fiel al videojuego, no seguía al pie de la letra los acontecimientos, cambiando el origen de algunos personajes e incluyendo alguno nuevo. Este anime de 51 episodios, en un principio, levantó muchas espectactivas al contar con papa 'Toriyama' al mando. Pero el anime se quedó un poco en agua de borrajas, al ser bastante simplón e infantil. No obstante, ha contado con una segunda temporada llamada Blue Dragon: The Seven Sky Dragons que se estrenó en el mes de Abril de este año.

¿Os parece poco? Pues hay más. En proyecto está la secuela del videojuego de nuevo para Xbox360, un RPG táctico para NintendoDS llamado Blue Dragon Plus, y un manga más que adaptará esta vez la segunda temporada del anime de Blue Dragon. Por tanto, tenemos Blue Dragon para rato.

Ral y Grad, dos compañeros inseparables

La Humanidad corre peligro de ser destruida por Las Sombras, unos parásitos que habitan en la sombra de los seres que tienen luz. Es en ese momento cuando liberan a Ral, un joven de 15 años que ha pasado todas su vida encerrado en una jaula, ya que albergaba a la sombra Grad en su interior ¡Empieza una trepidante historia!

Este es argumento con que Ed.Glénat nos presenta este shonen, protagonizado por Ral, un chico que acaba de salir
literalmente del cascarón -le tienen encerrado en un huevo- tras 15 años de reclusión en la más oscura de prisiones, por temor a que con la más mínima luz pudiera sacar a su sombra, el temible Grad, el Dragon Azul.

Pero llega un momento en el cual el reino de Sphaelite se encuentra en peligro, asediado por un ejercito de sombras, y a su rey no le queda otro remedio que liberar a Ral, su hijo, por consejo de Mio, la tutora que ha estado cuidando de él todos estos años. Ral, tras liberarse, descubre que su cuerpo es distinto al de Mio, una mujer, y que ésta tiene "cosas blanditas" y "huele bien"... Y eso le gusta, le gusta mucho. (Nos ha jodido, ¡con 15 años uno tiene las hormonas en plena ebullición!). A partir de entonces, Ral toma la decisión de salvar a todas las mujeres del mundo de la invasión del reino de las sombras, bajo las órdenes de la reina, Lady Bira.

Takeshi Obata en su máxima expresión

¿Quién no conoce a Takeshi Obata? Takeshi Obata nació en 1969, comenzando una carrera meteórica en 1985 cuando conquitó el Tezuka Adward por su oneshot 500 Kōnen no Kaiwa. Hasta la fecha en la mayoría de sus obras siempre ha trabajado haciendo equipo con un guionista, consiguiendo su gran éxito con Hikaru No Go a finales de los 90 y con Death Note en el 2003.

Otra de las facetas de Obata ha sido la de maestro de otros mangakas, ya que de entre sus pupilos han salido nombres tan conocidos como Nobuhiro Watsuki (Rurounin Kenshin).

Centrándonos en Blue Dragon, no hay duda que una de los focos de atención de este manga es, sin lugar a dudas, el dibujo de Takeshi Obata. En este manga, el dibujante de Death Note se ve sin las ataduras de unos escenarios y personajes actuales y estilo más costumbrista, donde sólo en los shinigamis podía lucirse.

En Blue Dragon al tratarse de un manga de fantasía heroica, con castillos, guerreros, monstruos y toda clase de ropajes, armas y elementos, Obata se encuentra mucho más libre y da rienda suelta a su arte, llegando mucho más allá de los visto en otras obras anteriores.

Es una pena que en estas ediciones, nos quedemos sin algunas de las páginas a color originalmente publicadas en la Weekly Shonen Jump, porque algunas de las ilustraciones de Obata son para enmarcar y hacer un cuadro con ellas.

Una mezcla de elementos un tanto agridulce.

En cuanto al guión, tenemos a un casi desconocido Tsuneo Takano, del que apenas conocemos su pasado antes de Blue Dragon. Lo que si sabemos es lo que ha hecho con el guion de Blue Dragon: Takano parece que intenta mezclar un manga de acción y aventuras en un mundo de fantasia heroica, con dosis de ecchi y humor. Esta mezcla no acaba de cuajar del todo, sobretodo a causa de unos personajes que desde el primer momento pecan de ser demasiado planos y predecibles.

Los momentos de acción no llegan a cuajar nunca, ni a sobrecogernos, porque tenemos unos personajes que al momento siguiente tienen frases cómicas o banales que rompen la poca atmosfera de emoción creada previamente. Luego, los momentos cómicos son tan predecibles y tan poco sorprendentes que no llegan a causar ni la risa fácil.

Por último, tenemos el hilo de la historia general: un reino asediado, que suelta a un arma encerrada tiempo atrás, que luego hace un trato con los mandamases y que, por último, se va a eliminar la reina del mal. Esto... ¿no os suena de nada? ¿Alguien dijo Bastard, por ejemplo?

La edición de Glénat.

Blue Dragon Ral Grad sigue las pautas marcadas por la colección Shonen Manga de la editorial, tamaño C6 (114x162) con sobrecubiertas, 192 páginas en blanco y negro en sentido de lectura oriental, una encuadernación buena, sin fallos aparentes a la vista... Vamos, una edición clónica.

En las portadas Ed. Glénat hace notar que ha aprendido de errores anteriores, y en este caso la portada de Blue Dragon es casi idéntica a la japonesa, respetando incluso hasta la tipografía del título, que ha quedado muy similar a la edición original. Unos 7.50€ por 192 páginas, por una edición más que decente, a la que nos tiene acostumbrados Ed. Glénat.

Conclusión

Blue Dragon posee un potencial brutal. Una licencia jugosa creada por tres genios, y que en este manga, tanto Takeshi Obata como Tsuneo Takano, intentan aprovechar creado una historia diferente y alternativa a la original.

El primero vuelve a demostrar que se encuentra en el punto más dulce de su carrera, conocido en el mundo entero por Death Note y con un estilo al que da rienda suelta en este shonen.

Por contra, el segundo demuestra no dar la talla y nos presenta una historia previsible, plana y poco sorprendente para lo que cabía esperar. Lo único que le salva a este manga es el dibujo de Obata, ya que sinceramente es la única razón que encuentro para comprarme los tres tomos que restan para acabarla.

Lo Mejor: El dibujo de Takeshi Obata, totalmente desatado en un mundo de fantasía.

Lo Peor: Tsuneo Takano no llega a cuajar el guión, que en ningún momento sorprende, hace reír ni engancha.

Ficha Técnica:
Título Original: Blue Dragon RalΩGrad
Guión: Tsuneo Takano
Dibujo: Takeshi Obata
Editorial Japonesa: Shueisha
Editorial Española: Ediciones Glénat
Colección: Shonen Manga
Formato Tomo: C6 (114x162)
Nº de Tomos en Japonés: 4
Nº de Tomos en Castellano: 4

Enlaces:
Ed. Glénat: Blue Dragon Ral Grado
Listado Manga: Blue Dragon Ral Grado

9 comentarios:

Sevi-kun dijo...

El fanservice define a la perfección esta obra.
Yo compré el primer tomo y supongo que la dejaré parada por el momento, porque quiero empezar algún Shonen que me han recomendado (Kekkaishi)

PD: Buena reseña

Saludos

David J. 'Batto' dijo...

Yo es q tampoco veo q tenga mucho fanservice como otras obras como Air Gear, Tenjou Tenge, Ikkitoushen... vamos que también esto ¡creo q se queda a medias!

PD: Gracias!

Dianika dijo...

Una reseña muy acertada. Recuerdo que empecé a leerla en sus comienzos porque la dibujaba Obata pero ni terminé el primer tomo...

David J. 'Batto' dijo...

Ves? a veces puedes coincidir con la opinión del redactor. ;)

Sevi-kun dijo...

Bueno Batto, yo esque no he leído ninguna de las que has mencionado arriba (excepto Air Gear, que solo he leído el tomo 1, y no me parece que tenga tanto fanservice como esta), asique no puedo opinar mucho.
Yo por ahora la paro, a ver si con los descuentos que vaya acumulando en Otaku Center me la voy comprando, porque con 30 € de paga al mes tampoco puedo comprar mucho ^^U

David J. 'Batto' dijo...

Si es q yo creo q el guionista de este manga intenta tantas cosas, que no llega a cuajar ninguna...lo único q le salva es el dibujo.

Dani dijo...

lo de "lo peor" creo que esta mal, porque a mi me dejo enganchadisimo, me compre la serie completa en 2 semanas, y me hizo muchisima gracia. Ademas me parece que en Ral Grad Tsuneo Takano era un debutante, ademas lo hizo muy bien

shin dijo...

EDT la ha rebajado al final, los 4 tomos a 10 euros (curioso, porque dijeron que no sacarían el resto... imagino que Norma no se ha hecho con el stock, y luego encima la van a lanzar ellos, que Dios les pille confesados). He comenzado el tomo 1, y la verdad es que me está gustando, no es la serie de mi vida, pero tiene su interés.

Dark-TNT dijo...

Pues yo soy fan de Obata, y de las pocas obras que tengo de él, en total 4, esta es la que más se sale de sus guiones habituales y le da mucho juego a su dibujo.

En Death Note juega mucho con claroscuros y realismos a veces, innecesarios ya que sobrecargan la planilla. En Bakuman llega a infantilizar el trazo hasta un pop muy curioso. Que no es que este mal, pero se ve que va cambiando, gradualmente, de un estilo más realista a uno más simplista.
En Hikaru No Go, no sobrecarga las planas y sigue muy acorde con la estetíca ochentera-noventera de la época pero al final se ve que satura las planas como en Death Note.
Ral Grad me sorprendió, un ecchi por Obata y con esa mezcla de modernismo-gotíco y esos monstruos tan preciosistas que ya habíamos visto en Death Note, además pulirá su estilo hasta el que se ve en Bakuman, que sinceramente es de lo mejorcito.

Cabe decir que Takeshi Obata es mi mangaka favorito xD El guión es bastante original viendo que es un remake de un videojuego infantil, le cambia el "chip" a un estilo más adolescente y divertido.

Publicar un comentario en la entrada