Google+ Reseña: Fruits Basket | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2008-07-25

Reseña: Fruits Basket

Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que Fruits basket es una se las series shojo más influyentes en el panorama actual del manga y anime. Ganadora en 2001 del premio al mejor manga del año de la editorial Kodansha, querida por fans y aplaudida por la crítica, esta dramática historia se ha ganado un lugar de honor entre las mejores series shojo que se hallan publicado.

Por Diana Calleja 'Didi'

Pero, ¿Qué es Fruits basket? y ¿qué es exactamente lo que convierte este manga en un referente, una compra obligatoria? Tal vez sea su complejidad, la increíblemente bien trazada linea de acontecimientos, o lo terriblemente humanos que resultan sus personajes, porque, si hay algo que destila esta obra, son personajes. Vidas tristes de personas malditas, torturadas, acomplejadas y carentes de afecto que lentamente descubrimos en el transcurso de la narrativa.

La virtuosidad de la autora nos lleva de la mano por este magnifico relato, que cuenta con una expresividad pasmosa, toques de humor, una pizca de romance y sobre todo, grandes dosis de tragedia.

Los 12 signos de zodiaco
"Había una vez un dios que se sentía muy solo, así que decidió hacer una gran fiesta. A ella invitó a todos los animales. El ratón, la vaca, el pájaro, el dragón, el caballo, la oveja, el tigre, el mono, el conejo, el perro, la serpiente, el jabalí, y por último, el gato. Todos ellos estaban muy emocionados, pero el día antes de la fiesta el ratón le dijo una gran mentira al gato, que la fiesta se había pospuesto hasta el día siguiente.

Es por ello que todos los animales acudieron al gran banquete que ofrecía el dios, todos menos el pobre gato, que engañado, se quedó durmiendo, y se perdió la fiesta."
Tooru Honda es huérfana, su padre murió cuando era niña, y su madre en un accidente de trafico hace apenas un año. Su vida no es ningún camino de rosas, su familia no quiere saber nada de ella, a excepción de su abuelo paterno, el cual ni siquiera parece conocer su nombre. Así que Tooru decide irse a vivir por su cuenta a una tienda de campaña en medio del bosque, ya que no se puede permitir otra cosa.

Estudia por la mañana y trabaja por la tarde, pero poco a poco parece que sale adelante. Lo único que la mantiene en pié todos los días es su inquebrantable espíritu, optimista hasta el delirio y cargado de ternura hacia los demás.

Un día igual que cualquier otro recibe invitados en su humilde residencia, se trata de Yuki y Shigure Soma. Ambos son primos, viven en una casa cercana, y al parecer, Tooru se encuentra acampando en sus terrenos. Ante el shock inicial ambos deciden darle asilo en su casa, y Tooru a cambio decide ocuparse de todas las tareas del hogar.

Pero la aparición de Kyo Soma perturba la aparente tranquilidad reinante. Kyo es pariente de Shigure y Yuki, y parece haber vuelto para saldar una deuda pendiente con este último. En seguida comienza una pelea que Tooru intenta frenar con sorprendentes consecuencias, ya que al agarrar a Kyo por detrás... se convierte en un gato! E inmediatamente después al caer sobre Yuki y Shigure... estos se transforman en ratón y perro respectivamente!

La vida de Tooru se complica de manera inimaginable, ha descubierto el secreto mejor guardado de la familia Soma, y es que existen otras 10 personas malditas que se transforman en sus respectivos signos zodiacales cuando les abraza alguien del sexo contrario. La maldición familiar parece remontarse al principio de los tiempos, haciendo increíblemente desgraciados a todos los "poseídos", que se ven irremediablemente atrapados en una fiesta sin fin alrededor de su dios.

Nuestra protagonista se revelará contra todo lo establecido y luchará por la libertad de las personas que ama, sin importarle los calvarios por los que tenga que pasar, su firme determinación la conducirá a buscar la felicidad de todas las persona que le son queridas antes que la suya propia.

No estamos ante un shojo sencillo, nada más lejos de la verdad. Fruits basket esta compuesto por una intrincada red de relaciones entre una cantidad ingente de personajes, bien creados, profundos, tridimensionales. Las cuestiones amorosas parecen quedar a parte durante la mayor parte del tiempo, mostrándonos un grandísimo abanico de sentimientos y complejas relaciones.

Y es que 23 tomos dan para mucho, y en ellos se abarca tal cantidad de problemas y situaciones insalvables que convierten esta obra en un punto y a parte en lo que a shojos se refiere. Fruits Basket es una obra viva, henchida de sentimientos que parecen traspasar a los mismos personajes.

Sin embargo, ante toda esta aparente desesperanza, Fruits Basket no es ningún drama deprimente. La autora parece haber encontrado el equilibro perfecto para contar una historia de estas características dentro de un marco afable como es el humorístico, que muchas veces rompe el ambiente de manera abrupta, pero encantadoramente sencilla, deshaciéndose de la pesada atmósfera en un momento.

La Tragedia del Oniguiri

Si hay algo que tiene especial importancia en este manga son los recuerdos que tienen los protagonistas sobre su niñez. Allí es donde nacen sus recuerdos, tanto dulces como amargos, y como, a la vez que ellos mismos, empiezan a crecer sus miedos, angustias y traumas. El miedo de un niño a la soledad, al abandono de sus padres, al rechazo social, la inmensa tortura psicológica a la que se ven abocados no parece encontrar fin, e influirá de manera crucial en su vida como adultos.

Un día en el colegio la profesora idea un juego para sus alumnos, el juego se llama "Cesta de Frutas", y es muy simple, consiste en que cada uno de los niños adopte el nombre de una fruta, y cuando digan su nombre este podrá unirse al juego comunitario. Por alguna razón uno de los niños mira a Tooru y decide que ella será el Oniguiri (una bola de arroz), pero claro, una bola de arroz no es una fruta, y siempre se quedará fuera de la cesta.

Esta sencilla historia es que la que da nombre a la obra, algo tan frecuente como es la exclusión, el rechazo por parte de los demás, el miedo a la soledad.

Nuestra protagonista es un claro ejemplo de todos estos problemas, aunque se esfuerza día a día por ponerse la máscara de alegría y felicidad que parece mantenerla alejada de sus peores temores.

Durante el transcurso del manga enseguida queda formado un competitivo trío amoroso, siendo el vértice principal la gentil Tooru, que parece tener palabras amables y buenos consejos para todo el mundo salvo para sí misma. Los dos chicos en discordia son, como no,Yuki y Kyo Soma, que poco a poco, y durante la convivencia, comienzan a apreciar a su nueva inquilina, hasta caer completamente rendidos a su dulzura.

Yuki es la rata del zodiaco y su vida jamás ha sido fácil. El hecho de que viva fuera de la casa principal es debido a la influencia de Shigure, su primo mayor, que se apiadó de él y le sacó del infierno en el que vivía. De pequeño jamás tuvo amigos, ya que los pocos que tenían descubrieron su escabroso secreto y les borraron la memoria. Sus padres practicamente le regalaron al jefe familiar, Akito, el cual se encargó de machacarle psicológicamente hasta hacer de él un ser pusilánime y débil. En el instituto todo el mundo le adora, y parece que no puede hacer nada mal, pero esto no le hace feliz, si no bastante más desgraciado.

Por su parte Kyo es el más maldito de los Soma, ya que el gato ni siquiera forma parte de los doce signos del zodiaco chino. Es por ello que siempre ha sido marginado y jamás se le ha permitido vivir junto al resto de las personas de su familia. Sus padres siempre fueron desgraciados por haberle tenido como hijo, provocando un horrible drama familiar que desencadenó en su adopción por otra persona, el nieto de la anterior persona poseída por el gato.

Todo el odio de Kyo ve un punto de escape en la figura de Yuki, el culpable de todo su sufrimiento, ya que de no ser por el ratón, el gato jamás habría sido excluido de la celebración ancestral.

Estas son tan solo algunas de las características de los magníficos personajes principales, ricos en matices hasta limites insospechados, y acompañados de un sin fin de secundarios que, si bien no se encuentran tan desarrollados, les van a la zaga.

Problemas con Papá y Mamá

Hay un punto en común que comparten todos los personajes del universo de Fruits Basket, y es que casi todos (existen honrosas excepciones) tiene grandes problemas con sus progenitores. Llegamos a ver casos de maltratos a menores, tanto físicos como psicológicos. El desprecio parece ser el sentimiento más común entre los padres de los "doce", y en las escenas en las que se deja entrever todo ese odio, el orgullo pisoteado, la presión social, aparece el monstruo en el que se convierten esos adultos, que parecen tratar a sus hijos como objetos, preocupándose tan solo del qué dirán.

Obviamente esta es la fuente de gran parte de los problemas de nuestros perjudicados protagonistas, que con un pasado tan oscuro casi parecen abocados a sufrir de por vida. La relación familiar les marca profundamente, hasta el punto de traumatizarles e impedir su desarrollo social.

En Fruits Basket la manera de abordar los sentimientos de los personajes, primero hacia sus padres, y después hacia los demás es un tema recurrente. Los diálogos son fluidos, claros, y en general bastante reveladores, lo cual consigue que el lector mantenga el interés constante por la historia. Gran parte transcurren en "pensamientos" más que en diálogos en sí, podríamos decir que para el avance de la historia son esenciales las reflexiones interiores de los protagonistas hacia sus sentimientos y sus vidas hasta el momento.

La Edición

Sobre la edición poco hay que comentar. Se trata de una de las ediciones estandar de Norma Editorial, aunque no por ello hay que restarle méritos. Consta de sobrecubiertas y un papel excelente, hay que destacar el gran trabajo realizado al adecuar los tomos editados en España con los originales japoneses, ya que tanto las portadas como el diseño es idéntico.

Cosa que por ejemplo no podmeos decir de la edición francesa (de la cuál poseo varios tomos), que es mucho peor, tanto por la calidad del papel, como por la traducción y por supuesto el diseño de portadas, que si llegasen a verse en España serían diana de pocos calificativos amables.

La rotulación interior se adecua de manera armónica al dibujo, sin dificultar en ningun momento la lectura del manga ni ocultar viñetas.

La traducción es buena, sin lugar a dudas, aunque hay algunos detalles que a los más acérrimos fans les habrán chirriado. El caso más molesto tal vez sea el tratamiento que utiliza Tooru hacia Yuki, "Soma-kun" y que en castellano, en lugar de hacer la traducción por el apellido lo tradujeron directamente por "Yuki". Esto da lugar a una ligera variación en una escena en concreto en la cual Tooru comienza a tratar a Yuki por su nombre, denotando proximidad y confianza, y que en castellano en vez de traducirlo por "Yuki", dado que este nombre ya se usaba con regularidad se utilizó "Yuki, cariño". Obviamente este es un apunte sin la menor relevancia, pero curioso para los fans de Furuba.

Otro punto negativo de la edición española tal vez sean los fondos. Y es que por alguna razón que ya he observado en otros mangas el dibujo parece perder "fuerza" y muchas tramas y fondos se difuminan como si nunca hubiesen existido, restandole, desde mi punto de vista, cierta expresividad, agresividad inicial a los pinceles.

Conclusiones

Furuba es un manga que ha marcado mi afición al manga como pocas obras han conseguido. Es un shojo entre shojos, un manga entre mangas. Todo lo conseguido, todo lo que tiene detrás el fenómeno Fruits Basket es fruto del trabajo duro, del esmero y del amor que inunda cada una de sus páginas. Detrás de su gran éxito no se esconde ninguna gran campaña mediática (cosa que no pueden decir bastante shonen-piños), si no el reconocimiento de los fans, la ascensión desde la mediocridad hasta la cumbre.

Su historia es mágica, parece envolvernos desde un principio, arrastrarnos a su territorio, para finalmente atraparnos sin remedio. Una obra recomendadísima, que ningún aficionado al manga, y menos al shojo debería perderse.

Lo Mejor: El guión, que se traduce en una enrevesada red de relaciones tan grande que el lector puede llegar a perderse (de forma sorprendentemente agradable, ojo) en ella.

Lo Peor: El dibujo de los primeros tomos deja bastante que desear, aunque en ningún momento estropea la lectura.

Ficha técnica:
Título Original: Fruits Basket
Guión: Natsuki Takaya
Dibujo: Natsuki Takaya
Editorial Japonesa: Hakusensha
Editorial Española: Norma Editorial
Formato Tomo: C6 (114x162)
Precio: 8.00 €
Nº de Tomos en Japonés: 23
Nº de Tomos en Castellano: 23

Enlaces:
Fruits Basket en la Wikipedia
Fruits Basket Fan Site
Norma Editorial: Fruits Basket

1 comentario:

Anhelle Amethyst dijo...

"La traducción es buena, sin lugar a dudas, aunque hay algunos detalles que a los más acérrimos fans les habrán chirriado. El caso más molesto tal vez sea el tratamiento que utiliza Tooru hacia Yuki, "Soma-kun" y que en castellano, en lugar de hacer la traducción por el apellido lo tradujeron directamente por "Yuki".[...]"

Eso me importa menos, pero las faltas de ortografía son terroríficas para una publicación profesional. Sin ir más lejos, en el último tomo aparece "girafa" tres veces. ¡Revisen las traducciones! En calidad de papel genial, pero en otras cosas... ¬¬

Publicar un comentario en la entrada