2008-07-17

Reseña: Hot Gimmick

El género conocido como shojo, o manga para chicas, cada vez abarca un mayor abanico de obras y estilos diferentes, alejándose en ocasiones (cada vez más frecuentes) de los clásicos mangas repletos de niñas monas de enormes ojos, romances adolescentes (y con un alto grado de puerilidad emocional), y estrellitas o corazoncitos centelleantes saciando nuestra necesidad ornamental en los espacios en blanco entre viñetas (¿alguien ha oido hablar del llamado horror vacui?).

En esta ocasión, nos enfrentamos a una obra que, si bien está claramente enfocada hacia un público femenino (sólo hay que leer los comentarios del final de cada tomo que la autora dedica a sus seguidoras y fans para percatarse de ello), trata temas de cierta madurez y trascendencia, aptos quizá para un público notablemente más crecido que el que suele tener como objetivo el género en cuestión.

Hot Gimmick nos relata las aventuras y desventuras de Hatsumi, una estudiante de dieciséis años que vive con sus padres y sus tres hermanos en unos apartamentos de la empresa en la que su padre trabaja. La mujer del dueño de la empresa, la señora Tachibana, también vive en el mismo complejo de viviendas, y se dedica a mantener el "orden" a su gusto y conveniencia bajo amenaza de echar de la empresa a aquellas familias que no cumplan con las normas establecidas. El hijo de esta mujer, Ryoki, desde siempre ha abusado de su posición para hacerle la vida imposible a Hatsumi. Afortunadamente, en la actualidad estudia en uno de los mejores institutos de Japón, y prácticamente no se ven por el edificio.

Un buen día, Hatsumi encuentra por la calle a Akane, su hermana menor, quien, aparentemente indispuesta y recuperándose de un desmayo, le confiesa su temor a haberse quedado embarazada. Hatsumi decide ir a buscar un test de embarazo para su hermana a la farmacia más cercana, a riesgo de ser descubierta por la cruel señora Tachibana... Pero lo que sucede es mucho peor: por el camino tropieza con Ryoki y aparatosamente deja caer el comprometido objeto ante sus pies.

Así, Ryoki descubre su terrible secreto. Hatsumi le pide que por favor no se lo cuente a nadie, cosa a la que él accede a condición de que ella... ¡se convierta en su esclava! A partir de este momento, la espiral de acontecimientos y casualidades se sucede de forma vertiginosa, con la aparición en escena de un amigo de la infancia de Hatsumi, Azusa, quien siempre la salvaba de las perrerías del joven Ryoki cuando eran pequeños, y ahora parece dispuesto a volver a hacerlo, tras pasarse varias años fuera y volver a la ciudad ¡convertido en modelo! Pero pronto veremos que las intenciones de Azusa no son tan nobles ni desinteresadas como parecen...

La madurez de un género.

En Hot Gimmick, los amores utópicos de la adolescencia dejan paso a un relato de relaciones interpersonales mucho más real, con todos los problemas que una mujer joven puede encontrar en determinadas etapas de su vida. Desde abusos sexuales (nunca presentes explícitamente en el cómic, aunque sí con fuertes insinuaciones que harán ruborizarse a más de uno), relaciones casi incestuosas, posibles adulterios, abusos de poder y traiciones hasta elementos más casuales (y menos duros), como las primeras relaciones amorosas "serias", el uso y abuso del alcohol en algunas etapas de la juventud o los problemas (generacionales o no) que pueda tener cualquier adolescente con su familia: todo ello está presente en el cómic, en un retrato bastante realista de la vida de una adolescente (japonesa, en este caso, pero que se hace extensible a todas las nacionalidades por la universalidad del mensaje).

En este sentido, Miki Aihara ha sabido aproximarse a un público ciertamente más maduro, incluso posiblemente ha transgredido los límites del género para ofrecernos una obra apta tanto para hombres como mujeres de una edad más avanzada. Si bien es cierto que los elementos del shojo más tradicional no dejan de estar presentes (una chica monísima rodeada de chicos a su vez monísimos que la cortejan- o le hacen la vida imposible, a partes iguales- a todas horas), los temas que se tratan en la obra son probablemente poco aptos para lectoras demasiado jóvenes (y con esto, nos referimos a lectoras pre-adolescentes, generalmente público objetivo- cómo ya dijéramos previamente- del género que nos ocupa), aunque sí más accesibles a lectores y lectoras en la última etapa de la adolescencia.

El dibujo del que hace gala Hot Gimmick se aleja lo suficiente del shojo de ojos grandes y redondos como para, por su parte, dar una sensación estilística diferente. De hecho, alejándose de los patrones del género (aunque en ocasiones la autora retoma el mismo, seguramente para hacernos conscientes de que, en el fondo, la obra se trata de un shojo, y nada más) Miki Aihara nos obsequia con un dibujo muy estilizado y repleto de detalles, sin apenas elementos ajenos a la acción del manga (exceptuando algunos detalles ornamentales en las escenas erótico-oníricas de la protagonista).

En lo que respecta al argumento de la obra, Hot Gimmick mantiene la tensión en cada uno de los tomos que ocupan las páginas de la narración, llevando al lector a una comedia de enredos (aunque con tintes definitivamente dramáticos, pese a que son llevados con la ligereza propia de las aventuras adolescentes) interesante y adictiva. Pese a todo, la estupidez congénita y la falta de sentido de la protagonista, obnibulada por sus emociones y enamoramientos, sorprende desde el inicio del manga, y puede incluso llegar a desesperar al lector.

La autora: Miki Aihara.

Nacida en la prefectura japonesa de Shizuoka, Miki Aihara debuta en el mundo del manga con Lip Conscious!, publicado en la revista Bessatsu Shojo Comic. Actualmente, es una de las principales colaboradoras en la publicación mensual Betsucomi. Entre sus obras publicadas, podemos destacar la presente Hot Gimmick, So Bad! y Tokyo Boys & Girls. Es una autora con un importante (y creciente) número de fans, de la cual esperamos se publiquen más obras en España.


La edición.

La edición de Planeta DeAgostini es sencilla y de pequeño tamaño, aunque eso no es, ni mucho menos, un punto negativo en lo que respecta a la calidad de la misma. Se han respetado tanto las portadas de los tomos originales japoneses como el sentido de lectura oriental, hecho que es muy de agradecer para los seguidores del género. Si bien, como ya hemos dicho, la edición cuenta con un formato de tomo bastante reducido, el número de páginas con las que cuenta cada volumen de la serie no es nada despreciable (192 páginas por tomo).

La encuadernación, por otro lado, no es nada del otro mundo, así como la impresión y el papel no destacan sobre el resto de ediciones que pueblan el mercado. Pero, pese a todo, el precio es un poco más competitivo frente a otras obras (6,95 euros por tomo) y la colección no es demasiado larga (doce tomos en total), con lo que podremos plantearnos acabarla sin que nuestra economía se resienta excesivamente.

Lo mejor: La madurez de los temas tratados en toda la historia, así como la excelente narrativa del manga, que nos mantendrá enganchados a sus páginas tomo tras tomo.

Lo peor: ¿Por qué Hatsumi tiene que comportarse siempre de forma tan descerebrada y estúpida? En ocasiones, se echa de menos una protagonista a la altura de las circunstancias...

Ficha técnica:
Título Original: Hot Gimmick
Guión: Miki Aihara
Dibujo: Miki Aihara
Editorial Japonesa: Shogakugan
Editorial Española: Planeta DeAgostini Cómics
Formato Tomo: C6 (114x162)
Precio: 6.00 €
Nº de Tomos en Japonés: 12
Nº de Tomos en Castellano: 12

Enlaces:
Listado Manga: Hot Gimmick
Planeta DeAgostini Cómics: Hot Gimmick

2 comentarios:

Jessica Jones dijo...

Si esto es un shojo maduro apaga y vamonos. XD

No entiendo que nos quieran vender estas cosas como algo diferente a cualquier otro shojo del mercado. A no ser que mi concepto de shojo adulto sea muy diferente al que es en la realidad.

Dianika dijo...

Hatsumi no me parece estúpida ni descerebrada :S solamente le falta decir más lo que piensa y tener más confianza en si misma.

La autora hace tiempo que dejó de trabajar en la Betsucomi, desde el 2006 está en la Cheese! con el manga Honey Hunt, que va para largo.

Por lo demás, como siempre, una buena reseña ^_^

Publicar un comentario en la entrada