2009-03-26

Reseña: Deseo

La polémica está servida con este manga tan picante, destinado a un público femenino que se ha cansado de los cuentos de hadas y príncipes en blancos corceles, Deseo es, tal y como su nombre indica, una explosión de sensualidad no apta para todos los públicos.

Por Diana C. 'Didi'

Argumento

La historia trata sobre la desgraciada vida de Mio, una colegiala que se ve obligada a trabajar para poder subsistir y mantener a su hermano, amén de los gastos de su casa y la factura del hospital de su madre enferma. Su vida es ciertamente trágica, pero lo peor aún está por llegar.

Junto a ella vive el chico más rico y popular del instituto, conocido por todos como “el príncipe”, el cuál se comporta de forma déspota y caprichosa.

Cuando descubre la desdicha de Mio no duda en “comprarla” valiéndose de la violencia y el dinero, y ni corto ni perezoso la pone a trabajar como criada a su servicio, destino que la protagonista acepta con lágrimas en los ojos y pasividad indómita.

Obviamente la cosa no acaba aquí, si no que Jinnai “el príncipe” tiene a bien propasarse con la pobre chica cuando a él le viene en gana aún a pesar de los ruegos de esta, dando lugar a una serie de escenas muy subidas de tono.

La forma tan explícita en las que se muestran las escenas de índole sexual en este manga no dejarán a nadie indiferente, ni siquiera a los propios editores de la obra, que ya en Japón causó un gran revuelo.

Con un dibujo magnífico y un guión que no deja de dar giros inesperados hasta convertirse en el más dramático de los culebrones, Deseo se hace con garbo y una superioridad aplastante con el podio que tan arduamente parecían estar disputándose varias obras japonesas por ser uno de los mangas eróticos femeninos de referencia.

La Mujer Japonesa y el Erotismo

Es bien sabido por todo aficionado un tanto versado en la cultura japonesa que los japoneses resultan extremadamente tímidos a la hora de establecer cualquier tipo de relaciones, y mucho más cuando hablamos de sexualidad.

La sexualidad japonesa se encuentra completamente construida alrededor de la figura masculina, y esto se ve reflejado en el comportamiento de ambos géneros. Hablamos de una sociedad machista, nos guste o no, donde la mujer se encuentra excluida de determinados ámbitos, siendo este el mayor y más preocupante representante.

Ya que la sexualidad es algo inherente a la persona, hemos de asumir que sus manifestaciones son muy diversas. Podemos observarlas en el comportamiento de las mujeres, su forma de hablar y de moverse, así como de relacionarse. En los mangas vemos reflejado este tabú social claramente, a nadie se nos escapa cuan diferente nos resulta la sociedad japonesa, el hecho de que las chicas se comporten de forma educada y cordial, empalagosamente “femenina” en todo momento, por no mencionar lo mal vistas que están las muestras de cariño públicas.

La mujer japonesa poco tiene que ver con la mujer occidental. Su actitud hacia el contacto físico parece estar ligado íntimamente a una negación del mismo, como si su consentimiento pudiese dar a entender un excesivo interés sexual, lo cual conllevaría unas repercusiones negativas sobre su persona.

Las féminas niponas parecen condenadas al mutismo sexual, terreno reservado al varón que ante la evidente represión de sus compatriotas inventan todo tipo de fantasías y divertimentos para poder evadirse de la realidad social.

El representante número uno de este tipo de entretenimientos es, como no, el manga, pasando por la industria del anime, videojuegos, etc.

Y es en este terreno, en el mundo del manga, donde las mujeres al tomar las riendas y plasmar sus propias fantasías caen en la inevitable espiral social. Es por ello que a la hora de plasmar determinadas escenas en un manga, a muchas lectoras occidentales nos pueda resultar extraño e incluso ofensivo.

Las escenas explícitamente sexuales recuerdan más a violaciones que a relaciones consentidas, siendo este el hilo conductor de la mayor parte de la trama. Sin embargo hemos de observar este fenómeno desde un punto de vista crítico y entendiendo a la sociedad japonesa, sin ánimo destructivo.

Un manga es una historia ficticia, y aunque nos chirríen cierto clichés sociales hemos de aceptarla como lo que es, puro entretenimiento.

La Autora

Ayane Ukyo comenzó su carrera en 1994 con la publicación de Kodomo ja nai desho en la revista Margaret, casa de todas sus obras hasta el momento.

Continuó con otras obras que le supusieron su consolidación como mangaka pero ninguna de ellas llegó a suponer un gran éxito en su carrera. Entre ellas cabria destacar Seikimatsu Kageki Ha, Get Chu y BxB Brothers.

Sin embargo el éxito no le llegó hasta la presente obra, Deseo, con la cuál cambió por completo lo que habíaa sido hasta el momento el enfoque de sus historias, decantándose por uno mucho más subido de tono y que la dio a conocer tanto dentro de Japón como en el extranjero.

Con su nombre bien asentado de forma fija en la famosa revista Margaret, Ayane Ukyo terminó Deseo con un total de 7 volúmenes y se embarcó en una nueva obra Swim Paradise e Yokoso, que parece versar sobre la vida de una chica dentro de un club de natación y las sensuales experiencias que esto conlleva.

Bien parece que la autora ha encontrado en este género (shojô erótico) la verdadera esencia de su trabajo. Nunca antes había sido tan aclamada ni tan brillante. Ha sabido convencer a miles de lectoras que claman por nuevas obras con esa dosis picante que tan generosamente adereza sus mangas. Ha nacido la nueva reina de este arte.

Atrás quedan Mayu Shinjo y la tan vitoreada Kayono. Ayane Ukyo da rienda suelta a su imaginación demostrando, no solo gran maestría con los lápices, si no el suficiente talento como para enhebrar una historia entretenida que tan en falta se hecha en las autoras anteriormente citadas.

La Edición

La edición que nos ofrece Panini es correcta y de muy alta calidad. La impresión es clara y las traducciones así como la adaptación esta muy bien realizadas.

A destacar es la fidelidad de las portadas, y los graciosos comentarios que aporta la autora en las columnas de los márgenes, así como el esfuerzo de dar a conocer a la autora y sus obras anteriores con un texto muy detallado que podemos encontrar en las páginas finales del primer tomo.

Lo Mejor: La narración resulta rápida y entretenida, manteniendo al lector en tensión en todo momento. Cuenta con un magnífico dibujo.

Lo Peor: Tal vez algunas escenas resulten demasiado explícitas sexualmente y complicadas de entender desde el punto de vista occidental.

Ficha Técnica:
Título: Deseo
Título Original: Yokujou Climax
Guión: Ayane Ukyo
Dibujo: Ayane Ukyo
Editorial Japonesa: Shueisha
Editorial Española: Panini Comics
Precio: 7,20 Euros
Formato Tomo: C6 (114x162)
Nº de Tomos en Japonés: 7
Nº de Tomos en Castellano: 7

Enlaces:
Deseo en la Wikipedia

5 comentarios:

Arki24885 dijo...

Mmmm... ¿sexo explícito? Habrá que echarle un ojo XD

Cyan_Bloodbane dijo...

Adoro este manga
Ahora es cuando me dicen que lo leo porque soy una "salidilla" ajjaja
Me parece un shojo diferente, interesante, entretenido y si, tiene escenas eroticas pero...es que es la realidad...o me vais a ir todos ahora de castos y puros????
Altamente recomendable!

Didi dijo...

A mi desde luego me ha gustado mucho ^^

Jaime Ortega (a.k.a. kgw) dijo...

P*rno para mujeres, tan relacionado con la realidad como el hentai "normal", (y tan "aceptable" como éste) pero porn* al fin y al cabo.
Con la diferencia de que en el hentai, las violaciones no suelen ser consideradas pruebas de amor..

Rogue dijo...

¡Ya me lo he leído y me ha encantado!
Nada que ver con las obras de Mayu Shinjo, y de Kayono es que sólo me gusta una, que no recuerdo el nombre.

El dibujo es muy agradable a la vista. Espero encontrar más de esta autora.

Publicar un comentario en la entrada