2009-03-03

Reseña: Nijigahara Holograph

Nijigahara Holograph es un estimulante laberinto cuya estructura, basada en inquietantes flashbacks oníricos, nos condena a una lectura repleta de incógnitas. Inio Asano teje una finísima telaraña, poblada de oscuros personajes completamente perdidos, donde la realidad y los sueños se confunden. La editorial Ponent Mon reta al lector amante de los acertijos con una excelente y dura obra, reflejo de un momento histórico y del fin de una época. ¡Una de las primeras revelaciones del año!
Por Quique C. 'Black&White'
Breve historia del tiempo: vibraciones del alma

Inquietante, perversa y enigmática. Si la obra es el espejo de su autor, Inio Asano parece un joven extraño empeñado en que cada página y cada viñeta sea un pasadizo oscuro y tenebroso de un territorio por descubrir. No cabe la menor duda de que estamos ante un seinen que obliga a una revisión e, irremediablemente, a volver a caer en el rompecabezas que plantea. La capacidad narrativa de este jovencísimo autor es asombrosa y, también, su madurez a la hora de mostrar retales de la escalofriante alma humana.

Nacido en 1980 en la prefectura de Ibaraki y formado en la Universidad de Tamagawa, InioAsano es un mangaka desconocido por el gran público, pero de enorme talento. Sus primeros pasos profesionales los dio como asistente de Shin Takahashi, autor de la conocida El Arma Definitiva, y en 2002 apareció su primera obra, Subarashii Sekai. De hecho, su trayectoria laboral no ha hecho más que empezar y, de momento, parece que la mítica editorial Shogakukan se ha hecho con sus servicios (Solanin es un ejemplo). No es de extrañar, ya que con sólo 23 años fue capaz de inventarse un juego de culto llamado Nijigahara Holograph: un relato-mundo en el que el continuo espacio-tiempo se disuelve en la mente humana, verdadera creadora de la realidad (y de los sueños). No obstante, Inio Asano realiza una vuelta de tuerca, en la que sitúa el alma en un plano superior y la presenta como auténtica creadora. La realidad de los protagonistas es el dolor (el sentir) de su alma. Así pues, la vibración del alma resulta un acertijo para todos ellos. Lo más terrorífico es que parece que están abocados a la eternidad.

Amahiko Suzuki, la profesora Sakaki, Komatsuzaki, Arakama, Takahama, Kimura, así como todo el elenco de personajes que desfilan por Nijihagara, viven angustiados por la pena y el miedo. Incluso, desligados del resto de la humanidad. Sin futuro, ni salvación, esconden secretos aterradores que les perseguirán para siempre. Secretos rodeados por fríos y tristes edificios, lugares donde se respira el malestar y la desazón, propios de una pesadilla, de una ciudad fantasmagórica. El brillante contrapunto no es otro que las preciosas mariposas que ejercen de elemento mágico-purificador eterno. Cuenta una leyenda japonesa que tras la muerte de sus padres, un joven observó la repentina llegada de unas mariposas a su jardín. En un sueño comprendió que en el interior de dichos insectos habitaban las almas de sus progenitores.

El dibujo de Inio Asano es elegante, fino y detallista. Una gozada perturbadora que retrata con precisión el viaje (a)temporal de Amahiko Suzuki y compañía. El niño visto por el joven o el joven visto por el niño que empieza el curso escolar en un nuevo centro de una población donde se cuenta que un monstruo, que vive en un túnel, pretende acabar con el mundo; una niña que está en coma tras un “accidente” con sus compañeros de clase; la crueldad infantil de los abusones y una profesora con visibles secuelas físicas tras ayudar a una joven alumna que estaba siendo violada son algunas pinceladas que nos ofrece explícitamente el ingenio de Asano. Un estilo gráfico muy atractivo que se nutre del lenguaje cinematográfico. Aspectos propios de la fotografía como la profundidad de campo definida por la óptica y el diafragma son utilizados en los momentos más oníricos, dando una sensación de cierta fantasía. Pero, quizás, lo más oscuro es lo que esconden las viñetas planteadas por Asano. “Encuadres” crípticos que nos sitúan en la piel de un voyeur, sutiles y emotivos “planos detalle” y desapacibles puntos de vista son la marca de un artista francamente interesante y que no dejará indiferente a nadie.

El fin del mundo, el fin de una era

Más allá de la historia, más allá del relato, más allá del dibujo, Nijigahara Holograph transmite el sentir de una sociedad que ha visto el fin del sueño. La prosperidad que inundó el país del sol naciente en la década de los 80 y los cimientos sobre los que se sostenía la “burbuja económica” estallaron tras el crac de la Bolsa de Tokio en 1990. Es el fin de un modelo económico y social que garantizaba una estabilidad laboral y vital. Japón entró en recesión provocando la caída del sector inmobiliario, un considerable aumento el paro y, entre otros aspectos, el descenso del consumo. El fin del mundo para muchos japoneses que se vieron perdidos y sin fuerzas para afrontar la nueva situación. La realidad donde se constituía su mundo se derrumbó y el sueño se convirtió en pesadilla. En muchos aspectos aún continúa.

El futuro de Amahiko Suzuki es completamente negro, así lo plasma en clase en ese especie de oscuro y grande dibujo garabateado y así se nos muestra en las sobrecubiertas del tomo. Ajeno a las preocupaciones o injusticias que presencia, es consciente de que vive en un mundo insólito y él mismo se proyecta como un ser gris y del montón. Nada importa. Komatsuzaki es un zombie viviente, ajeno al mundo, hipnotizado, su único deseo es pegar palizas. Parece completamente alienado. Arakama tiene un problema emocional, se siente perdida, falta de cariño. La profesora Sakaki conoce el acoso que viven algunos de sus estudiantes pero todo le da igual, no merece la pena después de lo ocurrido.

El trauma que invadió a toda una generación inunda toda la obra y persigue a los protagonistas que se sienten confundidos, abandonados y sin capacidad de afrontar su vida como tenían previsto. La lógica evolución del paraíso destruido provoca una actitud más individualista y egocéntrica, así como cierta aversión social. Paradójicamente, toda circunstancia que tambalea nuestro mundo, está llena de incongruencias o, mejor dicho, nuestro comportamiento es un río de incoherencias. Al final, sólo buscamos estar en paz con nosotros mismos y, además, siempre hay esperanza, ¿no?.

La Edición

Ponent Mon, fiel a su estilo, nos presenta una edición en un solo tomo de 292 páginas con sobrecubiertas a color idéntica a la publicada en 2006 por la empresa japonesa Ohta PublishingCo. Anteriormente, Nijigahara Holograph vio la luz en las páginas de la revista Quick Japan entre los años 2003 y 2005. Siguiendo propuestas ya editadas, no se incluye ningún tipo de introducción o referencia al autor. Mejor, el juego de Asano es más entretenido así.

Lo Mejor: Un dibujo impresionante, una potente historia sobre el alma humana y una estructura narrativa dispuesta a jugar con el lector una y otra vez.

Lo Peor: (Pese a que para algunos lectores podría ser un aliciente), es obligado remarcar que Nijigahara Holograph es un seinen poco convencional que puede herir la sensibilidad de los más jóvenes.

Ficha Técnica:
Título: Nijigahara Holograph
Título Original: Nijigahara Holograph
Guión: Inio Asano
Dibujo: Inio Asano
Editorial Japonesa: Ohta Publishing Co.
Editorial Española: Ponent Mon
Precio: 15 Euros
Formato Tomo: 130 x 180
Nº de Tomos en Japonés: 1
Nº de Tomos en Castellano: 1

Enlaces:
Web Ponent Mon

5 comentarios:

Ryohei dijo...

En breve me la compraré, que tiene una pinta estupenda ^^

David J. 'Batto' dijo...

Sin lugar a dudas, para mi, el primer TÍTULO INDISPENSABLE de este 2009.

GENocideFJS dijo...

Me ha picado la curiosidad por esta obra gracias al artículo, y siendo un tomo único ni me lo pienso.

Enri dijo...

Gracias GENocideFJS. Yo creo que te va a encantar. Lo acabarás de leer y volverás a empezar. En este aspecto tiene un punto parecido a la magistral Donnie Darko. Opino igual que Batto, indispensable.

chibisake dijo...

¿Ah si? tiene similitud con donnie darko? pues lo adelantaré en mi lista de must haves xD (lo siento bicileta roja ;_;)

Publicar un comentario en la entrada