Google+ Reseña: Warcraft Leyendas | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2009-08-06

Reseña: Warcraft Leyendas

Pocas empresas de la industria del videojuego pueden clamar con orgullo haber conseguido logros tan significativos como Blizzard. Gracias a la saga Warcraft, que tras las tres primeras entregas rompió esquemas con el World of Warcraft, el juego de rol masivo online más exitoso de la historia, ha convertido en oro todo lo relativo a esta franquicia. Con Warcraft Leyendas, Norma Editorial ofrece la posibilidad de indagar en sus bastos mundos, donde orcos, elfos de la noche y humanos tienen cabida.

Por Nisa Arce

Por la Horda... o por la Alianza

Aquellos que estén familiarizados con el Warcraft conocerán de sobra la variedad de razas, escenarios y misiones en las que el jugador puede verse implicado.

Siguiendo este paralelismo con la fuente original, el primer tomo de Warcraft Leyendas constituye una recopilación de cuatro historias cortas que, si bien no desarrollan un pasaje concreto de los juegos, sí que narran hechos que podrían ubicarse sin demasiados problemas en torno a las tramas principales, tomando como base a personajes de características fácilmente reconocibles, así como lugares y demás mitología.

Puede que sea la primera, Caídos, la que mejor representa esta síntesis de elementos clave. A lo largo de sus 22 páginas (es la única de las cuatro historias que continúa en el siguiente volumen), cuenta la suerte de Trag, un valiente guerrero Tauren que ha recibido la maldición de la no muerte. Desesperado por escapar de ese terrible estado, acude a un chamán célebre entre los de su pueblo, aunque la solución que éste le ofrece no deparará los resultados esperados.

Caídos es, asimismo, la historia en la que más referencias se hace a los escenarios propios del Warcraft. En El viaje, Cómo hacer amigos y Un oficio honesto, si bien también se recurre a personajes y tierras arquetípicos, el peso en la trama de conceptos clásicos como la fraternidad, el amor, el valor o el honor hace que dichas historias puedan ser leídas, pese a todo, por personas que desconozcan Warcraft. Aunque esto puede resultar positivo, en cuanto a que el abanico de lectores potenciales se amplía, también tiene un lado oscuro, ya que, en general, la línea argumental del conjunto es más bien discreta.

Sinergia de talentos para un fin común

Al igual que las anteriores entregas de cómic basados en Warcraft, lo que más llama la atención gráficamente de Leyendas, es su marcada estética oriental. Pese a tratarse en formas de un amerimanga, 3 de los 4 autores son coreanos, y el estilo de tramado monocromático se impone sobre los trazos diversos y heterogéneos de los respectivos dibujantes.

Tal es así que desde el lápiz estilizado Mi-Young No, hasta el desenfadado del español Carlos Olivares, los guiones adquieren un matiz especial al ser plasmados con calidad. Es el trabajo de Olivares, quizá, el que menos destaca entre la labor de sus homónimos asiáticos, pese a que su particular sello es lo que hace que la historia, de la que se ha hecho cargo, destaque por su originalidad.

En definitiva: un manwha a grandes rasgos que refleja, sin perder identidad propia, un mundo de mitos de origen europeo, con el consiguiente e interesante choque cultural.

Fantasía y Sci-fi a raudales

Los autores encargados de los guiones, además de conocer en profundidad los pormenores del universo Warcraft, tienen a sus espaldas una dilatada carrera como escritores de novela de ciencia ficción y fantasía.

Richard A. Knaak colabora con el diario The New York Times y es autor de más de 27 novelas de corte fantástico, entre las que destacan La leyenda de Huma y Noche sangrienta de la también archiconocida saga Dragonlance. Es, a su vez, autor de La guerra de los ancestros, una de las novelas oficiales de Warcraft, y de los guiones de la triología Warcraft: El pozo del sol.
Dan Jolley es autor de varias novelas juveniles y del guión del cómic bestseller Warriors: The lost warrior.

Por último, Troy Lewter es editor de Tokyopop, la editorial americana encargada de publicar estos cómics en Estados Unidos. Es autor del guión de, entre otros, Mac Afro y Adomant, obras que han visto la luz de la mano de dicha editorial.

El filón de un producto más que consagrado

Dada la popularidad de Warcraft y el gran porcentaje de jugadores del videojuego que, a su vez, son aficionados al manga y anime, la creación y comercialización de un cómic inspirado en él resulta, cuanto menos, una idea comercialmente jugosa.

Tal y como se ha dicho anteriormente, Leyendas reúne los requisitos suficientes como para afirmar que se trata de un cómic bueno, aunque no excelente, que, sin embargo, tiene una función excesivamente marcada: satisfacer ciertas necesidades de los fans del juego.

Es aquí donde surge la gran pregunta: ¿tan amplio es el mercado Warcraft como para hacer rentable la publicación de un cómic tan segregado? Las cifras hablan por sí solas. Las ventas han de ser buenas porque, si no se tiene afinidad alguna por este videojuego, la compra del cómic (que no su lectura), parece completamente fuera de lugar.

Por tanto, sólo resulta recomendable para jugadores que aún no lo tengan y, en todo caso, curiosos. Aún así, que el mercado español acoja este tipo de producto, confirma lo extenso del mercado del cómic en España, y cómo el lector, sean cuales sean sus gustos, puede encontrar algo que se ajuste a sus requerimientos.

Lo mejor: La historia El viaje, que pese a no ser ni espectacular ni innovadora, resulta emotiva y ofrece un grafismo a tener en cuenta.

Lo peor: Es altamente dudable que los no seguidores de la saga Warcraft encuentren motivos para su adquisición.

Ficha técnica:
Título: Warcraft Leyendas
Título origininal: Warcraft: Legends
Guión: Richard A. Knaak, Dan Jolley y Troy Lewter
Dibujo: Jae-Hwan Kim, Carlos Olivares, Nam Kim, Mi-Young No
Editorial americana: Tokyopop
Editorial española: Norma
Formato: Rústica con sobrecubierta, 192 páginas B/N
Precio: 7,50€
Nº de tomos americanos: 4
Nº de tomos en castellano: 2

1 comentario:

saku dijo...

Los comics de warcraft de walter simonson y ludo lullabi k edito panini son realmente atractivos para los jugadores del wow, la saga de los Mograin y la historia de Variant, son historias alternativas pero cargadas de argumento y personajes muy carismaticos, pero estos mangas resultan bastante flojos de historia y de personajes. A los jugadores y seguidores de la historia la verdad es k nos saben a poco y no pasan de ser un curioso merchandaising. Demasiado poco a mi gusto para interesarse por ellos.

Publicar un comentario en la entrada