2009-09-15

Reseña: El Amor Duele

La joven Kiriko Nananan asesta una dolorosa patada a la conformidad con una autopsia desmitificadora que despezada el amor, o mejor dicho las relaciones de pareja, convirtiéndolo en oscuros retales de sentimientos, en dramas personales sin apenas esperanza. Un fresco diferente, directo pero delicado, de la juventud japonesa actual que edita Ponent Mon.

Por Quique "BlackWhite"

Impenetrable. Japón se ha construido a si mismo en busca de la armonía. Un deber lleno de convencionalismos y presiones sociales que, en muchos casos, causa angustia, tristeza y alienación. La represión de los sentimientos y las apariencias forman parte de una sociedad en constante conflicto. Sin embargo, el cambio generacional, propiciado por un nuevo contexto político económico y social, pretende poner en entredicho las normas culturales y sociales establecidas. En esta nueva tesitura vital, Kiriko Nananan encuentra la fuerza para retratar, más que el amor, los sentimientos de los jóvenes nipones actuales.

El Amor Duele está dividido en veintitrés fragmentos de vida donde el planteamiento inicial no va más allá, no hay desarrollo. Pone en entredicho el amor folletinesco, el amor idealizado propio de las revistas, pero su narración permanece inmóvil, sin posibilidad de un nudo, ni de un desenlace. Así, el discurso se sitúa en un mero punto de partida sin demasiada originalidad. En este sentido, la disección de la caída (y de los deseos) no logra salir de una superficie que encarcela otras aproximaciones más interesantes.

La cadencia de los relatos es sosegada, inquietante y rica en detalles sin importancia aparente, pero que esconden secretos (cuando el amor te atrapa, no te libera, parecen gritar sus páginas). Las viñetas se detienen en objetos y gestos que constituyen enriquecedoras alegorías del tema tratado (tómese como ejemplo las imágenes de la pagina 91 del capítulo titulado La verdad invisible de lo visible I). Tanto el tono como la composición de las páginas evidencian una mirada diferente, alejada de trabajos más convencionales. Nananan divide las páginas en dos, tres o cuatro partes desiguales, sin necesariamente ocuparlas en su totalidad, enfatizando el dibujo, pensamientos en recuadros completamente en negro u off vignette.

Amantes estereotipados

Perdidos en una alarmante tristeza y llenos de dudas. Incapaces de comunicarse, de trasladarle al ser querido, o a su pareja, sus deseos más profundos. Personajes que el lector ya conoce, que ha visto en otras historias, pero empatiza con ellos. Seguramente porque, salvando las distancias, también son el reflejo de él mismo o por lo menos confirman la incoherencia de sus actos, del propio amor. Si el comportamiento de estos se contradice, es porque el amor es enemigo de la lógica.

Pero Nananan va más allá, se sirve del estereotipo para radiografiar el egoísmo, la desidia, la rutina, el ansia consumista, la falsedad o la propia maldad. Una juventud encerrada en si misma, infantil, atrapada en sus miedos y muy poco preparada para el compromiso.

El dibujo minimalista de El Amor Duele, lejos del mainstream juvenil, es algo inexpresivo. De trazo fino y frío, estiliza las figuras y perfila los escenarios de forma sutil.

La Nouvelle Manga y Kiriko Nananan

En la década de los 70, desembarcan en Japón las primeras influencias del BD. Un aire fresco en el que el tono del relato y el tratamiento del color llamaron a la atención de muchos mangakas. Pero no es hasta 2001 cuando apareció en Japón una corriente artística que pretendía unir los cómics franceses y el manga: Nouvelle Manga. Dos estilos al servicio de historias cotidianas universales. El artífice de dicho hermanamiento fue Fréderic Boilet, ilustrador y traductor francés afincado en Tokio. Hoy en día, es difícil afirmar que esta propuesta prosigue su particular andadura.

Kiriko Nananan (Tsunabe, 1972) inició su carrera en la mítica revista Garo, donde puso de manifiesto su intención de plasmar el sentir femenino mediante la crónica de las emociones. Una autora que reivindica el manga intimista con la realidad diaria como telón de fondo. Entre sus obras más emblemáticas se encuentra Hole (1993), Blue (1997), editado en España por Ponent Mon, El Amor Duele (1997) y Kabocha to Mayonnaise (1999), entre otras.

Pese a que muchos (medios de comunicación, blogs, la propia editorial española o la mismísima Wikipedia, por citar algunos) hayan enmarcado a Kiriko Nananan dentro de la Novelle Manga, el único punto en común es el elemento de la cotidianidad. Así pues, resulta algo aventurado etiquetarla con dicho movimiento. Sea una estrategia comercial o, simplemente, la imperiosa necesidad de posicionarla frente a otros autores inéditos en España, esta mangaka posee un estilo propio que, guste o no, bien podría venderse como un título más de un género a desarrollar en España: el josei. O, a malas, bien podría lanzarse cómo una “joya” de Garo para amantes de lecturas más adultas.

La Edición

Ponent Mon vuelve a publicar una obra diferente, alejada de la tendencia actual y los cánones comerciales. Una correcta edición en formato tankobon de 216 páginas (de buen gramaje) con sobrecubiertas a color que incluye un breve repaso de la trayectoria de la autora.

Lo Mejor

La particular visión sobre los jóvenes en la difícil y dura sociedad japonesa. El retrato de las verdaderas emociones en una cultura que los esconde. Nananan es una voz que arremete contra lo establecido y que hace del lector su cómplice.

Lo Peor

La introducción de cada historia se queda completamente estancada, sin verdadero conflicto, donde los personajes (estereotipados) no evolucionan. Narraciones sin nudo, ni desenlace y con un dibujo algo inexpresivo.

Ficha Técnica

Título Original: Itaitashii Love
Guión: Kiriko Nananan
Dibujo: Kiriko Nananan
Editorial japonesa: Magazine House
Editorial española: Ponent Mon
Colección: Nouvelle Manga
Precio: 15 Euros
Formato Tomo: A5 (148x210).
Nº de Tomos en japonés: 1
Nº de Tomos en castellano: 1

2 comentarios:

Nisa Arce dijo...

Yo aún sigo esperando a que me llegue este manga que gané en un concurso de microrrelatos de ProSoujo Spain... La verdad es que me llama mucho la atención.

Namenam dijo...

A mi la verdad, me ha gustado, aunque mucho menos que "Blue". Esta me ha dejado un regusto extraño. No sabría bien como definirlo, pero los personajes y la línea en el que transcurren los sucesos me parecen una mezcla entre cool, superficial, atormentada y "guais".

Todos tenemos conflictos internos pero, me parece que lo lleva demasiado al extremo. No se si mucha gente se vera reflejada en estas historias... yo desde luego creo que el mundo es mas "normal" (en cuanto a estilo de vida).

Quizá sea cuestión de mirarlo de un punto de vista mas poético. ¿Quien sabe?

Para probar con esta autora yo apostaría por "Blue". Mas barato, mejor edición y en mi opinión, mejor manga.

P.D. Como siempre (y ya se que me repito), es de agradecer que echéis un vistazo a otro tipo de mangas.

Chan-chan!

Publicar un comentario en la entrada