Google+ Reseña: Dr. Slump | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2009-11-10

Reseña: Dr. Slump

Dr. Slump pasa por ser uno de los mangas de humor más populares y queridos de todo Japón y parte del extranjero. En España, antes del boom de Dragon Ball, tuvo lugar el boom de Dr. Slump, gracias sin lugar a dudas a la serie animada que emitieron algunos canales autonómicos.

La niña robot, y un gran elenco de personajes todos salidos de la alocada mente de Akira Toriyama cautivaron al público español allá en la década de los 80, cuando aún ni siquiera teníamos consciencia de que "eso era anime". Ahora, 20 años después, que se dice pronto, Planeta DeAgostini reedita el manga que dio lugar a dicha serie de televisión en un formato espectacular, basado en la edición kanzenban japonesa de 2006-2007.

¡Bienvenidos a Villa Pingüino!

Los que no disfrutamos de la Ararle

Es difícil hacer una introducción de Dr. Slump, y comentar como llegó a nuestro país, cuando este humilde bloggero no vivió en sus carnes y en primera persona el boom de "la Arale", como me la dieron a conocer mis primos, a finales de los 80.

Afortunadamente, tengo un gran número de familiares en Barcelona capital, y los viajes en fiestas a casa de los primos, tíos, etc. eran frecuentes. Por aquél entonces yo, como cualquier niño cerca de la decena de años, devoraba la ingente cantidad de dibujos animados que había en la televisión (que tiempos...). En uno de tantas visitas familiares a Barcelona, me sorprendió como mis primos hacían bromas con "cacas", o soltaban gritos como "Hoiooo" mientras batían los brazos cual avión. Pronto pude ver de donde venía toda aquella locura, una serie televisión en catalán de una niña pequeña gafotas con superfuerza a la que le gustaba tocar cacas con un palo. Obviamente mi sorpresa, y mi embobamiento, fueron a la par. Recuerdo que desde entonces, siempre que visitaba a la familia de Barcelona algún episodio suelto de "la Arale", caía.

Lo curioso es que por aquel entonces, para muchos (entre los que me incluyo), aquello no eran más que "dibujos chinos". Aún no teníamos consciencia de que lo que veíamos era anime, y que detrás había un manga dibujado por Akira Toriyama, que años más tarde, con su siguiente obra, acabaría por sumergirnos en la animación japonesa, y por ende, en el manga.

Fue una pena que Dr. Slump no llegara al resto del territorio español. Solo unos pocos afortunados pudieron reírse viendo las aventuras de Arale, Sembei, Gatchán, Suppaman, etc. Más que nada por que cuando yo volvía de las vacaciones a Madrid y les contaba a los compañeros de colegio que había visto los dibujos de una niña gafotas que le gustaba llevar cacas en un palo, o luchaba con extraterrestres con forma de culo... me miraban mal.

No obstante, pasaron los años y llegó Dragon Ball. Al fin sabíamos que lo que veíamos era anime, y que tras esos personajes había un cómic, al cuál se le llamaba manga, que dibujaba un tal Akira Toriyama. Si investigabas un poco, y gracias a la magnífica edición blanca de Planeta DeAgostini con aquellos imprescindibles artículos que venían en la contraportada, descubríamos que Dr. Slump, o "la Arale", era también obra de Toriyama. Todo empezaba a cuadrar, sobre todo en el mítico episodio donde Goku aterriza en Villa Pingüino persiguiendo al General Blue.

El manga de "la Arale"

Unos años más tarde, en los 90, en plena efervescencia del manga en España, Planeta DeAgostini decide editar el manga de Dr. Slump. Una edición en minitomos (40 volúmenes), de moda en aquella época dentro de su línea Biblioteca Manga. Aquella edición, que aunque no era para tirar cohetes, devolvía el favor a obra de Akira Toriyama que allanó el camino a Dragon Ball. Por fin se podía leer el manga de "la Arale" en nuestro país. Un lujazo, sobre todo para los que no disfrutamos de Dr. Slump en la televisión.

Saltamos unos años más, hacia el presente. Tras el éxito arrollador de la edición Ultimate de Dragon Ball, no eran las pocas voces que pedían una revisión similar de Dr. Slump, sobre todo cuando la misma gozó de una reedición kanzenban en Japón entre 2006 y 2007. Poco después de que la edición de Dragon Ball Ultimate terminase, hace unos dos años, fue cuando comenzó el "run-run" de la reedición de Planeta DeAgostini de Dr. Slump en nuestro país. Por aquel entonces Ramen Para Dos acaba casi de nacer, y era Anabel Espada, en aquellos tiempos editora en Planeta DeAgostini, la que en una entrevista comentaba la posibilidad de una edición especial de Dr. Slump, que siguiera el estándar de Dragon Ball Edicion Ultimate, en castellano y catalán. Obviamente la noticia corrió como la pólvora por webs y blogs.

Dos años más tarde, y dejándose en el camino la edición en catalán debido a las pobres ventas de algunos títulos en este idioma, llega la edición que todos esperábamos de la obra que lanzó al estrellato a Akira Toriyama en la Shonen Jump de Shueisha. Ha tardado pero al fin ya está en la calle, la Ultimate Edition de Dr. Slump.

Los orígenes de Villa Pingüino

Dr. Slump, el manga , nació en las páginas de la Shonen Jump de Shueisha en el año 1980. Su autor, Akira Toriyama, supo conectar rápidamente con el público juvenil y adolescente de la revista con un manga fresco, gamberrote y super divertido. El manga tuvo un gran éxito y se alargó hasta 1984 con 18 tomos recopilatorios. Debido al éxito del manga, su adaptación a la pequeña pantalla no se hizo esperar mucho, estrenándose un año después de que se iniciara su serialización en Fuji TV, y alargándose hasta 1986 con la friolera de 243 episodios.

Esta serie de televisión es la que llegó a España a mediados de la década de los 80, en la televisión autonómica catalana y posteriormente en la autonómica valenciana Canal 9, la televisión pública vasca ETB 1 en euskera y la Televisión de Galicia en gallego, a finales de los 80.

A finales de los 90, entre 1995 y 1997, se produjo un remake de la serie animada con un rediseño de personajes realizado por el mismísimo Akira Toriyama de 74 episodios, pero sin mucho éxito. Esta segunda serie también fue televisada en la autonómica catalana.

Como no podía ser de otra manera Dr. Slump también fue adaptado a la gran pantalla por primera vez en 1981, y contando, hasta la fecha con 10 películas, la más reciente estrenada en marzo de 2007 titulada Doctor Mashirito Abare-chan. Lamentablemente ninguna de estas películas ha llegado a nuestro país.

A parte de todo esto, Arale también ha contado con seis especiales de televisión, ha sido adaptada en tres ocasiones al mundo de los videojuegos (el último en 2008 para Nintendo DS), y hasta al mundo de las novelas ligeras, con tres volúmenes en su haber.

El manga de Dr. Slump fue recuperado años después para una reedición que ha servido de base para la que hoy reseñamos. Se editó en Japón entre los años 2006 y 2007 en 15 tomos, a diferencia de los 18 originales, con nuevas portadas realizadas por Akira Toriyama, y recuperando las páginas a color de la serialización en la Shonen Jump.

Dentro de este revival de Dr. Slump, en 2007 fue recuperada también la serie original de televisión para ser editada en un DVD Box especial, momento en el que Akira Toriytama realizó con un capítulo especial conmemorativo a todo color en las páginas de la V-Jump.

Ho-Yo-Yo!

Dr. Slump arranca con el inventor Sembei Norimaki construyendo el mejor robot y más perfecto hecho jamás, una niña de apenas de 10 años con problemas de vista, superfuerza, que hecha en falta volar y tener "cosas de mujer", llamada Arale.

Capítulo a capítulo asistimos al día a día del Dr. Slump, Sembei Norimnaki, y Arale, intentado pasar como hermanos en el pueblo donde viven, Villa Pingüino. Un pueblo que sería como otro cualquiera, sino fuese por que tiene su propio súper héroe local (Suppaman), animales que dan las campanadas de entrada y salida del colegio (o hablan), pájaros que se ríen de los transeúntes, un sol que anuncia la llegada del verano, insectos que te saludan al pasar... vamos, algo para nada normal.

En este marco se da rienda suelta a la imaginación del autor. Por las páginas del manga se pasean todo tipo de criaturas y cameos. Ya en este primer tomo, en el capítulo en el que aparece el súper héroe mosca vemos como aparece Arale acariciando a un dragón Shenron en miniatura. Nada es normal, todos es absurdo y nada es lo que parece...

Cada capítulo está ambientado en alguna aventura de Arale y el resto de personajes en su día a día. A veces con temas tan cotidianos como la asistencia a clase o la elección de club para las actividades extra escolares, y otras tan absurdas y disparatadas como viajes en el tiempo gracias al último invento del Dr. Slump, o la llegada de un nuevo súper héore local, el hombre mosca , llegado de otro planeta.

Todos estos disparates absurdos, mezclados con temas tan cotidianos, y con personajes tan sorprendentes como Arale, la niña robot, dan lugar a toda clase de gags, situaciones absurdas y escenas de lo más cómico, en un alarde del sentido cómico más desenfadado de Akira Toriyama, visto también en los inicios de Dragon Ball.

El humor gamberro Japonés / Español

Hace no mucho, escuchando al gran sabio Marc Bernabé, postuló que el éxito de Shin Chan en nuestro país seguramente fue debido a que el humor de la obra de Yoshito Usui, ese humo del "caca, culo, pedo, pis" era también muy español. Este humilde redactor, cree a pies juntillas en esta afirmación, y si hacemos un paralelismo con Dr. Slump tenemos la misma fórmula del éxito. El tebeo español, el tebeo cómico de toda la vida, se ha cimentado en personajes como los Mortadelo y Filemón, Rompetechos o Zipi y Zape. Todas estas historias seguían un patrón muy similar al que siguen obras como Dr. Slump.

Situaciones absurdas, personajes realistas mezclados con personajes absurdos, en marcos aparentemente actuales y realistas. De hecho, hay más paralelismos, como lo de los cameos en segunda fila con animales hablando y comentando lo que hace el personaje principal en la viñeta en cuestión. ¿Cuántas veces hemos visto a una lagartija reírse del último disfraz de Mortadelo? ¿O cuantas veces hemos visto a personajes como Rompetechos jugar con la misma composición de la página, chocándose con los márgenes de una viñeta y echando la culpa al dibujante? Pues algo así sucede también en Dr. Slump, sorprendentemente, Ibañez, autor que reniega tanto del manga, tiene bastantes cosas en común con ciertos autores japoneses.

Es por esto que quizás Dr. Slump ha sido un gran éxito allí donde pudo verse en televisión, y a buen seguro el manga encandilará a todos los lectores, que disfrutaron algún día leyendo el TBO, y ahora, prueben acercarse a Dr. Slump.

La mejor versión de Papi Toriyama

Pocos hay que no reconozcan un dibujo o un diseño de Akira Toriyama. Curiosamente, hablando con una compañera de trabajo recientemente sobre las series de dibujos que habíamos visto en nuestra infancia, ella me comentaba lo curiosamente parecidos que eran los personajes de "Las Aventuras de Fly" con "Bola de Dragón". Y es que el estilo Toriyama, es tan característico que se aprecia en seguida.

En Dr. Slump podemos ver al Akira Toriyama de la década de los 80, al que abusaba de los SD (Super Deformed); el que apiñaba personajes y cameos en su viñetas; el que le gustaba alternar caras serias, con caras y muecas caricaturescas en sus personajes. Era el Toriyama cómico que todos descubrimos con Dragon Ball, con la primera parte de las aventuras de Son Goku, donde los ángulos no existían, y donde los diseños de los personajes eran realmente sorprendentes, con toda clase de accesorios (gafas de ventisca, pañuelos, gorros...).

La magia de este estilo, Toriyama la perdió el día que tuvo que esforzarse con las entregas de Dragon Ball, cuando el ritmo de publicación de su obra cumbre, y las exigencias de la historia le hicieron derivar su estilo en personajes más sencillos, más cuadrados y angulosos y con un diseño más similar entre ellos. En esa etapa de su vida, Akira Toriyama, posiblemente, perdió parte de su magia y ganó espectacularidad.

Para los que añoren esa etapa de "papa Tori", encontrarán en Dr. Slump al Toriyama del inicio de Dragon Ball, con un dibujo más fresco, desenfadado, lleno de detalles en segundo plano con el los que entretenerse en cada viñeta, y con los grandiosos cambios de caras de los personajes, gotas de sudor, y toda clase de clichés narrativos que son ya todo un clásico en el manga actual.

Poco autores shonen hay que nieguen las influencias de Toriyama en su estilo. Sin ir más lejos, los gemelos Kishimoto han admitido que aprendieron dibujando, calcando y copiando dibujos del manga de Dragon Ball. Pero posiblemente, el estilo de Toriyama que es más recordado y añorado no sea el de su última etapa de Dragon Ball, sino el de sus inicios, un estilo que empezó a forjarse en Dr. Slump.

El genio que hay tras Arale

Poco se puede comentar o descubrir de un autor tan conocido como Akira Toriyama. Toriyama nació en 1955 en Nagoya, Japón. Tras graduarse en la Escuela Superior de Aichi en diseño gráfico, comenzó a trabajar en el ámbito del marketing y la publicidad. Años después, dejó el trabajo por que no le acaba de llenar profesionalmente, ya que su sueño siempre fue convertirse en mangaka.

Akira Toriyama debutó como magaka en 1978 en la revista Weekly Shonen Jump de Shueisha con la historia corta Wonder Island. A partir de este momento, creó una serie de historias cortas como Tomato y Today's Highlight Island que tuvieron un éxito moderado, pero que realmente le abrieron las puertas para realizar su primera gran obra serializada, Dr. Slump.

Dr. Slump comenzó a publicarse en 1980, y pronto conectó con el público. El éxito sin precedentes de esta obra le valió para conseguir en 1981 el prestigioso premio de Mejor Manga que otorga la editorial Shogakukan. La serie pronto saltó a la pequeña pantalla y en 1981 se estrenaba la serie de televisión, marcando definitivamente un punto y aparte para la popularidad de Akira Toriyama.

Después vendría Dragon Ball, pero Toriyama ya era famoso antes de Dragon Ball, aunque tan sólo en Japón. Esto es algo que nunca ha llevado bien el autor, que rechaza toda clase de popularidad y fama, concediendo muy pocas entrevistas a lo largo de su carrera. Un detalle curioso es que cada vez que hay algún rumor de que Toriyama va a visitar Tokio, los fans se arremolinan en los alrededores de su casa, o en los aeropuertos para verle en persona, provocando más de un quebradero de cabeza en las oficinas gubernamentales de japonesas.

Sus últimos trabajos se limitan a labores de diseño de videojuegos como en Blue Dragon o Dragon Quest, tareas de producción y dirección de algún anime como también fue el caso de Blue Dragon, y algún que otro especial como el realizado recientemente junto a Eichiiro Oda en un cruce de One Piece con Dragon Ball.

Una edición de lujo para un manga de lujo

La recuperación en este formato kanzenban, o Ultimate Edition, de Dr. Slump era necesario. Tras disfrutar como enanos con la edición de Dragon Ball, y tras la aparición en Japón de una edición similar de la obra primigenia de Toriyama, se hacía necesario que Planeta DeAgostini arreglara errores pasados.

La edición de los 90 en minitomos no estaba mal para la época, en un momento en que el tomo tipo tankoubon, como lo conocemos ahora, no acaba de estandarizarse como formato, un formato de medio o cuarto tomo era una solución bastante usada por las editoriales, en especial por Planeta DeAgostini que editó obras como Monster, que ha acabado siendo recuperada en formato kanzenban.

Pero en la actualidad, con la multitud de aficionados que se han enganchado al manga con Naruto, y han descubierto que antes del ninja butanero existió un niño con cola de mono, es necesario mostrarles también lo que hubo antes de Dragon Ball, ya que la edición de la Biblioteca Manga actualmente es prácticamente imposible de conseguir.

Además, la crisis, aunque haya hecho mucho mal en el mercado también ha traído consigo algunas cosas buenas. Las editoriales se arriesgan menos, e intentan ir sobre seguro, a por títulos que saben que van a vender y que son del agrado del aficionado. En definitiva, han afinado más la selección de lo que se edita. ¿Y qué mejor que editar un manga que ya sabes que ha triunfado en España, y que puede ser un nuevo éxito? Esto ha provocado que llevemos unos años viviendo un revival de títulos reeditados en el formato que debieron ser editados en su momento, o incluso mejor, con esta nueva moda de las ediciones kanzenban, que todo el mundo demanda.

Es así como Planeta DeAgostini ha recuperado la edición japonesa de 2006-2007 de Dr. Slump para editar esta manga como se merece. Siguiendo los estándares de la Ultimate Edition de Dragon Ball, tenemos una edición en formato tomo kanzenban (21x15cm), con sobrecubiertas con relieve y tintas con brillo. En el interior tenemos mas de 240 páginas con un gramaje espectacular, con pinups y páginas a color procedentes de la edición original de la Shonen Jump recuperadas para la edición japonesa, y por ende, para la española. La impresión del manga es casi perfecta con tramas y colores muy nítidos.

La traducción es la misma con la que se editó en el manga en los años 90, que ya era fantástica y tenía adaptaciones que ayudaban a comprender los gags cómicos, como el momento en el que el hombre mosca imita a "Julio Iglesias".

Toda una edición de lujo por 9, 95€

Conclusión

Dr. Slump es recomendable, más allá de si sois o no fans de Akira Toriyama, simplemente por el hecho de descubrir uno de los mangas que dio origen al shonen cómico actual, o los orígenes del creador de Dragon Ball, recuperando al Toriyama de los inicios. Además la edición lo merece, y más a este precio que no supera los 10€, viendo los precios que se gastan actualmente en ediciones similares, incluso dentro de la misma editorial.

No obstante hay personas que recientemente me han planteado esta misma duda, teniendo la antigua edición de los 90. Para esta gente, la Ultimate Edition de Dr. Slump es recomendable hasta el punto de lo que fue también la de Dragon Ball, si ya tenías por ejemplo la edición en tomos amarilla. Es recomendable si eres un coleccionista nato y eres muy fan de Akira Toriyama, más que nada por tener el lujazo de poseer Dr. Slump en estas condiciones, aunque estando las cosas como están actualmente quizás antes se prefiera descubrir nuevas obras que recomprar una que ya tienes.

Lo Mejor: Disfrutar del Akira Toriyama que todos añoramos de los inicios de Dragon Ball descubriendo las muchas similitudes que hay entre el tebeo español cómico y el manga japonés cómico.

Lo Peor: Que ya tengas la edición de los 90, y que tu presupuesto para mangas esté algo escaso para poder darte el lujazo de tener Dr. Slump en estas condiciones.

Fecha técnica:
Título original: Dr. Slump (Dr. Suranpu)
Guión: Akira Toriyama
Dibujo: Akira Toriyama
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Planeta DeAgostini
Formato: Formato Ultimate Edition (Kanzenban), 21x15cm, 240 pág. B/N y color, con sobrecubiertas.
Precio: 9,95€
Nº de tomos en japonés: 15
Nº de tomos en castellano: 15

15 comentarios:

igreS dijo...

La edición me ha parecido brutal, no me esperaba el relieve de la portada y me quedé un buen rato tocándola y observándola!!! XDDD
Indispensable para todo aquel que le guste Toriyama, o no!!!
^^

Diego dijo...

Pues a mi me ha decepcionado bastante esta edición. Este verano me compré en Japón el primer tomo de la edición original y en la comparación, la de Planeta pierde por goleada. El gramaje del papel de la edición española es espectacular, cierto, pero el papel no me parece el apropiado, en una ilustración a color el papel se satura de tinta y el revés de la página queda muy emborronado. Además las ilustraciones a color no tienen la nitidez de la edición japonesa y eso que el gramaje del papel es menor; si comparas el volumen de la edición nipona con la española, esta última es más gruesa y no por ello mejor. Comparando las dos ediciones de Planeta está claro que la actual es mucho mejor en la definición del blanco y negro, la edición de los 90 parece como si le faltara grosor en la línea y algunos detalles desaparecen. Lo que tampoco me gusta es que los títulos vayan en el tipo de letra comic-sans, que bajo mi punto de vista debería de desaparecer de la faz de la tierra.

Marc dijo...

Una gran reseña de mi manga favorito. ¡No en vano mi nick en internet siempre ha sido Sembei!

David J. 'Batto' dijo...

@Diego: Gracias por tu aportación, en serio, yo he comparado esta edición, con otras españolas en calidad/precio, y a la de los 90, pero como la japonesa no he podido verla más q en fotografías no tenía conocimiento de lo que comentas!!!

Carlos Catalina dijo...

lo dije en facebook y lo repito aqui "cuando me muera quiero tener un ejemplar de esta serie en mi ataud" es genial, te quita todos los males, original, imaginativa!!!!

Jesús T. "chusetto" dijo...

Suerte que no me compré al final la edición de los 90... (Porque al final me la prestaron ^^)

Dorianne dijo...

Una de las mejores series de la historia.

igreS dijo...

Diego, totalmente de acuerdo con lo de que ha sido un gran error el poner los títulos con Comic-sans, con la variedad de fuentes que hay... en fin, aún así me ha encantado la edición! ^^
pd: olvidé ponerlo en el anterior comentario, muy buena reseña!!!

Esteban Montero Coira dijo...

A mí lo que me ha sorprendido es la cantidad de paginas en color, y el precio ajustado que le han puesto con esas características. Pensé que tendría mucho menos color. Bien es cierto que también la esperaba más gruesa(con más paginas).

Esteban Montero Coira dijo...

Por cierto, totalmente de acuerdo con lo de la calidad de diseño y dibujo de Dr Slump con respecto a Dragon ball, o más bien DBZ.
Porque yo creo que no empezó a repetirse en los diseños hasta que llegó la extrema seriedad y la presión en todos los sentidos de DBZ.
Me pasa lo mismo con Rumiko Takahashi: considero Maison Ikkoku una Obra Maestra en todos los sentidos, entre otras cosas con el mejor dibujo que ha hecho la autora en toda su vidas profesional, y supongo que por la misma razón que se comenta en este articulo.

Mena dijo...

Lo peor a mi ver es q no hayan tocado la traducion de hace tantos años... Lo del Gag de Julio Iglesias, puede ser todo lo bueno que se quiera, pero... sorprende y asusta

Nonstop Violence dijo...

Para mi la mejor serie de "papa Tori". Me ha gustado mucho el trozo en que comentas ese (GRAN) cambio de estilo que hizo Toriyama y como apuntas que perdio magia y gano espectacularidad. Estoy totalmente de acuerdo, para mi fue una pena y que conste que DBZ me gusta mucho tambien.

Hablando de la edicion de Dr.Slump, pues no tengo mucho que añadir a lo ya dicho, me encanta. Lo unico es que yo tambien pensaba que serian mas paginas por tomo (no se porque, pero me gustan los tomos mas bien gordetes, como los de Monster xD).
Lastima tambien por la no edicion del manga en catalan, despues de ver los casos de Kinnikuman y Yawara, esperabamos ver esta gran serie tambien en este idioma.

grakeles dijo...

Seguro que esa letra es la Comic Sans? A mí ésta tampoco me gusta mucho, pero me dió la impresión de que era algo distinta a la comic sans

Un fallito en la traducción: como transcriben palabra por palabra la traducción del 97, en cierta portadilla aparece una foto que data del "97", cuando debería ser del 2009 (o si no la fecha de publicación del original japonés).
Y cuando salga Kinoko Sarada escuchando el Wannabe de las Spice Girls, ya estará algo anticuado, pero bueno.
Hubiera estado genial si pusieran un asterisco y dieran algo de información sobre la referencia japonesa original, ya que es una "ultimate edition"...

Shacher dijo...

Mmmm... ¡ya la compraré! ^_^

Juan Díaz dijo...

Muy buena reseña, un saludo a todos y gracias

Publicar un comentario en la entrada