Google+ Reseña: Bronze | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2009-12-01

Reseña: Bronze

A comienzos de la presente década, el mercado del cómic japonés en España se vio sacudido por la primera publicación de un manga yaoi. Ocho años después, Bronze, de Minami Ozaki, se debate entre el prestigio de ser todo un clásico y portar la carga maldita de la descatalogación, debido a una serie de circunstancias que, a lo largo de esta reseña, se procederá a enumerar. Con todo, su relanzamiento a precio especial lo convierte en una compra obligatoria para los que gusten del género y que, a día de hoy, no conozcan la continuación de Zetsuai since 1989.

Por Nisa Arce

La delgada línea que separa la pasión de la locura

Zetsuai since 1989, la precuela de Bronze, arranca presentándonos a sus protagonistas: Takuto Izumi, un aspirante a futbolista profesional que arrastra un trágico pasado familiar y Kôji Nanjo, estrella del rock que, a pesar de haber probado las mieles del éxito a edad temprana, es incapaz de encontrarle un sentido al vacío que arrastra en su corazón... Hasta que, de manera fortuita, Izumi irrumpe en su vida y descubre que se trata de la persona a la que lleva años buscando; para su estupor inicial, también se da cuenta de que Izumi, contrariamente a lo que había creído, no es una mujer. Pero el concepto del amor verdadero de Kôji no conoce barreras, lo que le lleva a arriesgarlo todo, incluso la integridad del propio Izumi, por conseguirle.

Bronze, la saga con la que prosigue la historia de ambos, narra las circunstancias que les rodean ya convertidos en pareja. Se verán sometidos a duros reveses, desde conflictos familiares a económicos, pasando por muertes e incluso accidentes de los que salen malparados. La evolución profesional, la toma de decisiones y el continuo devenir de su relación, que llega a alcanzar cuotas extremistas en todas las vertientes imaginables, hacen que la lectura de este manga sea a ratos plácida, a ratos agresiva, a otros, dramática. Pero en pocos mangas yaoi puede encontrarse una visión tan desgarradora del amor como en éste, hecho que ha creado una legión de adeptos y detractores, al igual que el característico estilo de dibujo de su controvertida autora.

Rompiendo cánones, imponiendo uno propio

Desde la publicación del primer tomo de Bronze hasta la del último que ha visto la luz (la serie está abierta), transcurrieron nada más y nada menos que dieciséis años, durante los cuáles el trazo de Ozaki ha ido variando notablemente. En los primeros se sigue la estela de Zetsuai, más simplista y con personajes extremadamente estilizados y delgados, de facciones afiladas y apariencia aniñada. Conforme avanza la trama y los protagonistas se hacen adultos, su estilo se "barroquiza" y gana en detalles. Junto a sus elementos fetiche, las cruces y la sangre, destaca su forma de dibujar los ojos. Y es que Minami Ozaki es conocida, entre otras tantas cosas, por ser una de las mangakas que mejor representan las emociones humanas a través de la mirada.

No hay criterios homogéneos a la hora de calificar, pues, su estilo. Hay personas que encuentran su concepción artística de la anatomía una aberración próxima a la deformidad, y quienes lo consideran una obra de arte. Lo único que puede sacarse en claro, es que ha hecho bandera de un estilo personalista y reconocible, como otras compañeras de profesión tales como Youka Nitta o Makoto Tateno.

Obsesiva, egocéntrica, frágil

Minami Ozaki nació el 27 de Febrero de 1968 en la Prefectura de Kanawaga. Ya desde muy joven mostró una personalidad peculiar y la rebeldía propia de la adolescencia se volvió, durante sus inicios como dibujante de doujinshis, en fascinación por el manga que marcaría su vida y carrera: Captain Tsubasa, de Yōichi Takahashi. Ozaki inició sus andaduras con doujinshis de corte yaoi protagonizados por Ken Wakasimazu y Kojiro Hyuga. Contrariamente a lo que ella misma imaginaba, sus trabajos ganaron adeptos a una velocidad inusitada. Aunque la fama internacional le llegó con su manga Zetsuai since 1989 y su secuela Bronze, Ozaki es doujinshika de corazón y alma, pues tal y como ha llegado a afirmar, Takuto Izumi y Kôji Nanjo no son más que las extrapolaciones de su pareja favorita de Captain Tsubasa, llevados a otra historia creada de su ingenio para evitar los consabidos problemas de derechos de autor.

Lamentablemente, los problemas personales han sido constantes a lo largo de su irregular carrera, que ha estado repleta de parones, depresiones y bajas médicas por su delicado estado de salud. Otras excentricidades que se le reconocen, son su gusto por los coches deportivos y las joyas, a cuyo diseño se dedica actualmente, sin que haya noticias de la publicación de un hipotético tomo 15 de Bronze.

La injusticia del dolor perpetuo

Cuando un producto de entretenimiento, ya sea libro, película, serie de televisión o cómic, tiene éxito, llega la hora de hacer una espinosa pregunta: ¿cuándo hay que poner punto y final? No siempre es fácil echar el cierre, puesto que la tentación de prolongar el argumento puede hacer que la calidad del producto en cuestión flojee y repercuta en su conjunto.

Este último caso es el que se da en Bronze. 14 tomos pueden no parecer muchos en comparación a otras series, pero sí que resultan eternos cuando narran una consecución de desgracias en las que el lector raramente puede vislumbrar luz al final del túnel. En realidad, la historia sigue un patrón: ocurre un hecho drástico y los personajes se hunden en un pozo del que, finalmente, logran salir. Una y otra vez, incluso en el sorprendente giro que da en el tomo 10. Y justo cuando un tímido rayo de esperanza surge entre tanta oscuridad, la continuación de Bronze queda en el aire: el último tomo, el 14, salió al mercado japonés en el año 2006. Desde entonces, poco más que diseñar colgantes de plata y un par de doujinshis ha hecho Ozaki.

No sería, en ningún caso, su primera etapa de inactividad, por lo que sus fans no pierden la fe y confían en ver, algún día, el final de un manga estremecedor que, dentro del mundo del yaoi, tiene el honor de ser uno de los mejores exponentes de lo gráfico (sexualmente hablando) sin romper la barrera de lo explícito, todo ello a través de un lenguaje visual único y atrayente.

Puede que sea el mejor título de todo el yaoi que se ha traído a España. Y, quizás por ello, su balance haya sido tan desequilibrado.

Por tanto, esta oportunidad irrepetible de hacerse con la colección a mitad de precio no se puede desperdiciar si no se adquirió en su momento o se está comenzando en el género.

Lo mejor: La historia de amor en sí, sus protagonistas.

Lo peor: La discontinuidad y altibajos del argumento. Y que no se sepa si Ediciones Glénat publicará su continuación en el caso de que se produzca.

Ficha técnica:
Título: Bronze
Título original: Bronze
Guión: Minami Ozaki
Dibujo: Minami Ozaki
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Glénat
Formato: Rústica, 192 páginas B/N
Precio: 3,95 € (oferta especial)
Nº de tomos en japonés: 14
Nº de tomos en español: 14

23 comentarios:

Noiry dijo...

Este fue el primer manga yaoi del que oí hablar y fue con el que conocí el género (a base de revistas, de aquella no había publicado nada en España (hablo de cuando yo tenía 12 años XD) así que cuando por fin se publicó lo seguí fielmente.
Zetsuai tiene un buen equilibrio dramático y Bronze va bien en los primeros tomos, lo malo que llega un punto de que ya se notan las idas de pinza y una ya está esperando que por Dios les caiga un meteorito a los dos y acabe con su sufrimiento.
Dentro de su universo, y abstrayéndose de los conceptos que uno mismo tenga sobre el amor, se puede entender la lógica que guía a estos personajes a actuar como lo hacen, pero los últimos tomos ya son un desfase total que termina por cansar y estresar demasiado como para querer seguir dentro de ese mundo paralelo surreal que se han montado.

En el apartado gráfico, soy de las que, ahora con perspectiva, la anatomía la ve como... ausente XD pero no se le puede negar a Ozaki tener un estilo propio, personal y único.
Y las miradas y su forma de dibujar los ojos son lo mejor que he visto, sobre todo la de Izumi (es totalmente salvaje).

Bronze es una de esas obras que todo aficionado al Boys Love debería leer, aunque al final no le guste.

PD: El tomo 14 es una soplapollez en grado superlativo.

Shin dijo...

Zetsuai me gustó bastante. Bronze ya es una ida de olla a todas luces. Gráficamente no me gusta nada (carencia de fondos, simplismo, todos los personajes idénticos...). Como digo, Zetsu Ai me gustó, pero en Bronze termina dándote igual lo que les pase a los personajes. Yo no sé si la recomendaría.

Muy curioso ver la solapa del tomo 13, como la autora se despide de sus lectores en un plan un pelín dramático, y saca un tomo más, el 14, sin ninguna referencia al comentario del 13 ¬_¬U

Dorianne dijo...

Al ver la cabecera sabía que era tuyo Nisa :D
Ejem... me aficioné al yaoi con Zetsu Ai, y luego seguí con Bronze, hasta que la señora Ozaki la cagó con los tomos 13 y ya no digamos 14. no puede estar bien del coco ( yo no lo estoy, pero lo suyo es preocupante). Ha tenido una obsesión enfermiza, todo lo que dibujaba anteriormente, y luego tant tiempo con la misma serie, más doijnshis varios de lo mismo. Practicamente no hacía otra cosa, todo giraba en torno a estos personajes o esta serie (quitando doujinshis de C.Tsubasa)Hay que saber parar y dedicarse a otras cosas, otras series, otros personajes. Era obsesión enfermiza

Es una historia muy bonita, muy apasionada, muy triste, muy muchas cosas... pero uno puede llegar a desesperarse en serio con ella. Yo siempre digo que vivan o mueran juntos, pero que por favor, los deje en paz y nos deje en paz! Porque en el tomo 13 el desvarie ya es mayúsculo, pero en el 14 es para coger y prenderle fuego a esa... cosa ignominiosa! Vale, cada cual que haga lo que quiera con sus personajes, etc... pero con coherencia, porque carece de ella. Se inventa cosas que no tienen ni pies ni cabeza y encima el dibujo es ejem... ¿cómo se puede empeorar el dibujo en vez de mejorarlo? Pues eso.

Me quedo con lo bueno, con Zetsuai y casi todos los tomos de Bronze, y con mi Takuto (love!!, pero lo malo pesa mucho, especialmente que no le haya dado un final que se merece. Y si se lo da... rezaremos al dios yaoi para que no la pifie más.

Mi primer yaoi fue el tomo 4 de Zatsu ai XDD y me puse roja mirándolo ¬¬uu (ains, qué inosente era madre mías, no como ahora)Qué recuerdos, los guardo todos en japonés, sísí T.T Me encantaba >.< Por eso me enfado tantísimo con lo que ha terminado pasando con la serie completa. Es injusto, pero injusto para los personajes, que siguen vivos dentro de mí.

¡¡Lo voy a tenr que dibujar yo el final por Dios!!!!!!!!!!!!!! ¿Quién vota por ello? (es coña, no me pegueis)

Nakayoshi_chan dijo...

Nisa, estoy feliz de leer que la reseña de Bronze es tuya.
Sabiendo lo importante que es para ti esta obra, no cabía duda que la reseña iba a quedar espectacular.

Bronze es una obra de arte. ¿Anatomía? muy pocas personas que dibujan manga intentan seguir la anatomía real, crean sus esquemas y a partir de ahí, su obra y estilo fluyen. Incluso los que presumen de "tener buena anatomía" (haciendo referencia a la del ser humano real) no la tienen, y aunque la tuvieran, no por ello es mejor su dibujo (muchas veces es justo lo contrario).

Esta obra la leí unas navidades porque me la prestaron y sinceramente, me dio depresión T_T Pero eso es genial! que bien contada y que intensa la historia!!!
La recomiendo sin dudar ^-^
Ojalá hubiera un tomo 15 ;____;

Gracias por la reseña! Sienpre es un placer leer lo que escribes :3 **lovely CHU**

Dorianne dijo...

ahora que me he calmado yo sola:

Nisa, muy buena reseña, of course, viniendo de ti!! y como sé lo fan que eres, y lo que te gusta ^^ como a mí.

Ahora que están más baratos, recomiendo que los compreis, porque aunque se ralle tanto la autora, es de los mejores yaoi que he leído, y el dibujo me gustaba muchísimo. Sólo que a mí me gusta hasta el tomo 10 XD Pero igualmente, lo recomiendo. al fin y al cabo, es siempre y será mi primer yaoi... y lo que hizo que decidiera (junto a otras cosas), dibujar yaoi y escribirlo. Así que... dadle una oportunidad ^^

Shin dijo...

Otra cosa que no me gusta de Zetsuai/Bronze, es que nunca reconocen su homosexualidad abiertamente.. simplemente dicen que "se gustan entre sí" o que tienen amor por esa persona, pero como excepción, que no son gays... No me parece nada real ese tratamiento.

Noiry dijo...

Hombre, a ver, cada uno trata la temática como le sale del pepe, y no es mentira que hay gente que se enamora de la persona, no del cuerpo; se llama pansexualidad.
Pienso que Ozaki ha querido insistir tanto que es amor hacia la personalidad y no la persona para darte un carácter más profundo, étereo, místico y desinteresado y así de paso justifica según qué acciones de sus protagonistas.

Por otra parte, hay autoras de BL cuyos personajes son abiertamente gays o bisexuales.
Vamos, que cada uno narra sus historias como quiera y de acuerdo a sus propias ideas.

Shin dijo...

Faltaría más. Por eso cada persona tiene su propia opinión y su derecho a manifestarlo, y la mía es que no me resulta creible, ni real en absoluto.

Noiry dijo...

Hombre... es que hablamos de Bronze XDD "creíble" y "real" son apelativos que, por definición, se escapan de este manga XD

Jero-chan dijo...

Zetsuai fue el primer tomo de manga que compré, era muy pequeñita y, de hecho, me lo compró mi madre xD.

No tenía ni idea de qué iba, sólo sabía que era manga y que yo quería uno. Pillé ése porque no había nada más en la tienda de la ciudad donde vivía entonces.

¡¡¡Menudo chasco!!! lo leí entero y no me había enterado de nada, había cero diálogo y lo poco que hablaban era como frases sueltas que pretendían sonar dramáticas o románticas o algo :S

Lo único que entendí es que eran dos tios juntos, y bufff... la verdad es que el yaoi no me atrae especialmente ni me gustó entonces -.-

Dorianne dijo...

A mí también me gustaría que lo reconocieran abiertamente, porque si tanto se aman como personas, no por el sexo, entonces no debería ser tan prohibido y secreto y todo eso. PERO, es que es Bronze... y no es tampoco algo súper realista, es Bronze... (no sé cómo expresarlo)

No creo que Ozaki pretendiera narrar una historia realista en absoluto y para nada. Esa historia es de locos vamos. Por eso tanta gente ha escrito finales o historias alternativas y cosas así (como hizo Nisa por ejemplo)

Shin dijo...

Y tanto, un amigo y yo nos partimos de vez en cuando recordando una escena (lo mismo la hemos distorsionado mucho ya) de Zetsuai: se ve a Takuto diciéndole a su perro algo así como "quédate ahí koji con las maletas". En la siguiente página se ve como el perro cruza la carretera para seguir a su amo y acaba muerto. Vamos a ver TAKUTO! XD

Noiry dijo...

Hombre, es que si amas a alguien hasta ese punto, los conceptos de hombre, mujer, homosexualidad o heterosexualidad son irrelevantes. Es evidente que mantienen una relación homosexual, ¿para que van a decir que son gays o no? La verdad está en sus sentimientos y sus corazones, no las palabras que se usen para designar a aquellos (redios, qué cursilada)
Estoy hablando del universo de esta obra en concreto, no que lo mismo tenga que aplicarse siempre en toda situación XDD

Yo me acabo de acordar que el segundo chucho que tenían se llamaba Jesús (pa darles de palos, por horteras) y también palmaba atropellao xD ¿qué le pasa a esta mujer con los perros?

Nakayoshi_chan dijo...

Etto.. desde mi humilde punto de vista... ¿reconocerlo abiertamente? ¿Qué esperais? ¿que lleven la banderita gay? Que vayan parando por la calle a la gente para decirles que están enamorados el uno del otro? Creo que sin palabras ni exhibiciones ellos "aceptaban"(en este manga todo es más complicado que aceptar o no aceptar) lo que sentían y punto; y en el caso de que hubiera dudas, de que alguno estuviera confundido o sencillamente no lo dijera "a gritos", puede tener muchas explicaciones viniendo de un amor enfermizo como el que trata la historia.

¿Real? nadie sabe si esto puede pasar o no, hay cosas que pasan a diario que uno no se las cree hasta que las ve en las noticias (no se si me explico...); yo afirmo que pasa, el que se lo quiera creer, que lo crea, el que no, pues no. Eso no importa. Los mangas no tienen que contar las cosas tal y como ocurren en la vida real, o por lo menos yo creo que pueden permitirse el lujo de crear un mundo al gusto del autor, si todos fueran como "la vida real"... que aburrido sería =w=

Pero claro, a una persona que no le guste los mangas de amor... y más entre chicos... veo difícil que le guste, incluso que pueda profundizar en su lectura lo suficiente como para entenderlo.
Creo yo... *sudores*

Shin dijo...

A ver, que ellos en el manga decían cosas como "que no eran maricones" y se pasaban TODA la historia diciéndolo. A eso me refiero. No lo afrontan como una relación gay, sino como una excepción, donde ellos son muy machotes...

Nakayoshi_chan dijo...

Pero en muchos mangas, "las excepciones" hablan de ver al otro como algo único. Cuando en algunos dicen el típico "eres el único hombre del que me he enamorado", por ejemplo, aunque literalmente parezca un "a mí me gustan las mujeres pero contigo pasó algo raro" *risas* creo que funciona más bien para darle "un toque especial" a esa persona. Además, recordemos que en un principio, Koji cree que Izumi es una mujer, cosa que remarca el "que sorpresa! a mí siempre me habían gustado las mujeres!" ^^;;; Aun así, "el no somos maricones" no lo veo tan... a ver como lo explico... no lo veo como "no decirlo abiertamente", sino darle juego. En aquella época, la homosexualidad no era algo tan extendido públicamente como ahora... creo que es un poco tal y cómo serían ellos dos en esa época... no por ello no lo admiten en un momento determinado, solo que evidentemente, siendo un manga un poco sobre "un amor imposible o prohibido por decirlo de alguna manera", la autora no parecía muy por la labor de ponerles la actitud de "orgullo gay" (esto es una exageración, eh? ^^;;; no se vayana enfadar...)

Dorianne dijo...

A Koji Nanjo no le interesaba decir abiertamente lo que sentía porque era un cantante importante y menos a Takuto Izumi porque es FUTBOLISTA (ya sabeis, ese mundo machista y homófobo como pocos) En ese sentido es realista no decir ni pío. Por las consecuencias (que no creo que fueran peores que lo que ha dibujado hasta ahora pero bueno)

Lo no realista es cómo lo cuenta, que Takuto niegue querer a Koji porque no es gay o que Koji se vaya a demostrar su hombría por ahí con alguna tía. Que se torturen por quererse siendo dos tíos (ya ves ¬¬)hasta hacerse daño físico (como cortarse) Ese es el problema XDDDDD

A mí me gusta, aunque me ponía de los nervios eso de no decirlo abiertamente. Pero al que le vayan las cosas realistas, sin duda esta no es su historia.
Yo absorví una cosa de Bronze, putear personajes XD (La Ozaki es la culpable no yo XD), pero la otra que aprendí fue "Yo quiero hacer un yaoi realista porque Bronze no lo es ni por asomo"
Cualquiera que nos esté leyendo debe flipar en colores XDDDDDDDD

Dorianne dijo...

Por cierto Jero chan, es normal que no te gustara, si eras pequeña, un tomo suelto... XDDD Aunque el yaoi no te atraiga, hay historias mucho más digeribles en todos los aspectos para probar (ay, cuanta gente dice que no le gusta y acaba cayendo)

marta dijo...

A mí me chifla Zetsuai /Bronze precisamente por lo dramático que es todo. La mayoría de yaois que he leído tratan el tema de una manera despreocupada y feliz. Son mangas para pasar el rato y punto pelota. De la mayoría ni recuerdo sus nombres.

Zetsuai Bronze, desde mi punto de vista, no trata sólo la relación de dos personas del mismo sexo que no saben demostrar sus sentimientos (porque eso es lo que les ocurre, Koji por exceso y Takuto por escasez) sino que hay más. Ozaki muestra sus sentimientos a traves de sus personajes. Todo lo que siente y piensa, lo plasma a través de ellos. Eso es un detalle que me gusta mucho.

Claro que no van a decir abiertamente que son gays porque no lo son. Koji sí estaría por la labor de decirle a todo el mundo que ama a Takuto, pero Shibuya no para de ponerle los pies en el suelo. Es un cantante famoso de hace veinte años (en el manga siguen en el siglo XX, que aquí hasta hace cuatro días también era tabu decir que tal y tal eran gays), decir que le ama, habría puesto a Takuto en un aprieto, además de a él mismo.
Koji sí le dice abiertamente a Takuto que le ama.
El problema es que Takuto se cerró al amor por completo con lo de la muerte de sus padres, y si encima de que está cerrado al amor, es un tio el que quiere obligarle a abrirse de par en par... pues normal que no lo acepte tan felizmente xDDDD

Y sobre el dibujo, a mí me encanta cómo dibuja ahora. No le perdono a Ozaki que le haya cortado su preciosa melena a Kôji, pero ahora me parece que está muchísimo más tremendo que en Zetsuai por ejemplo.

Anónimo dijo...

El mejor manga jamas relatado,si lo se,muchas desgracias pero mira...simplemente te hace meter en la historia aun mas,sufrir,sentir,etc..,los mejores personajes que ha creado madre tan profundos que,joder no se que decir xD,un dibujo divino,que valgame dios por culpa de la salud de su genio&loca creadora se ha deteriorado y mucho,imho.
A mi el final del tomo 14 no me parecio tan malo,aunque lo de Hina y el tio de Koji,como que no....XD
Y luego hay un doujin de Taku y Koji que se supone que es el final final,to sexo xD pero si hubiera un numero 15 me lo compraba,en japo claro pk ya sabemos como es Glenat,y como ultimo,viva Takuto y Koji por hacerme sentir, vivir,y seguir adelante porque hay vidas peores que las mias xD.
Y otra vez,el mejor manga,el mejor puto manga.
Hikari

Persefone dijo...

EH? HAY UN TOMO 14 de rbonze? y donde lo encuentro? yo tengo todos de zetsuai y bronze..o eso crei a yo!

ainn

pandora circe

shin dijo...

@Persefone: http://www.planetacomic.net/comics_detalle.aspx?Id=15565, te puedes esperar a que sea redistribuido, no sé por qué número van ahora... Salió bastante tiempo después del 13.

Sonoric Mao dijo...

como termina ? xD

Publicar un comentario en la entrada