Google+ Reseña: Domo-kun | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2010-02-11

Reseña: Domo-kun

Por fin llegan a España las aventuras de Domo-kun, la conocida mascota de la cadena televisiva NHK, conocida en nuestro país no por su relación con el país nipón, sino por su presencia en Internet como una mascota al más puro estilo Pucca. Domo-kun no pasa precisamente por ser una serie de anime, como ya se habrá podido comprobar en alguno de sus cortos, con presencia en España gracias al canal de pago Nickelodeon, Domo-kun es una producción stop-motion, comúnmente llamada "de plastilina", que tiene como protagonista a una criatura que difícilmente podríamos definir.

Por Manu 'Ryohei'.

Y es que Domo no es un conejo, un oso o un murciélago, como lo son algunos de los protagonistas de esta historia, es una criatura cuyo vocabulario se limita a una sola palabra, "Domo", de ahí su nombre, completamente marrón y una boca que mantiene siempre abierta, mostrando sus afilados dientes, y que por lo tanto, poco ayuda a determinar su estado de ánimo. Son sólo sus ojos y alguna que otra gota de sudor lo que nos permitirá saber qué pasa por la cabeza de este peculiar personaje.


Domo, el manga

Con sólo unos días de diferencia con respecto a EE.UU, llegaba a España la versión manga de Domo-kun de TokyoPop, la cual cuenta con la aprobación del creador de la serie original, Tsuneo Goda. Y es que si el personaje de la NHK contaba con serie de TV y merchandising a raudales, raro resultaba que aún no estuviera en el mercado una adaptación al cómic. Así, un total de cinco autores, Clint Bickham a cargo del guión, y Rem, Sonia Leong, Lindsay Cibos y Jared Hodges como encargados de dibujar el total de 6 historias diferentes que componen el tomo, llevaron a Domo-kun al papel.

Bajo el nombre de Domo, el manga, el tomo en principio único, narra las aventuras de nuestro monstruito marrón y sus amigos en su propia utopía, en la que los animal hablan, ven la tele y juegan a la Wii. Una historia llena de surrealismo, que busca divertir a un público de todas las edades, gracias al inocente Domo, un personaje ajeno del resto que vive con el conejo Usagi desde que nació de un huevo. Con ciertas dosis de necedad, a través de las páginas, conoceremos a Domo, sin profundizar en el personaje y su historia, limitándose a mostrar su forma de ser y actuar.


Podría decirse que Domo, lejos de ser un habitante ejemplar de la comunidad, llega a resultar una carga para el resto de personajes. Su forma de ser impulsiva y fuera de sentido común, lo lleva a actuar a lo loco, sin preocuparse en las consecuencias y tratando de asumir el control de una forma poco convencional. Ello no quita que Domo actúe de buena fe, de hecho, lo único que mueve a Domo es ayudar y hacerlo pasar bien a sus compañeros, por lo que, por muchos destrozos que ocasione nuestro protagonista, en el entorno o a los propios animales, éstos tratarán siempre de buscar formas de comprenderlo y perdonarlo.


Estereotipo del gag manga


La mayor parte del tomo responde al gag manga, un género basado en el humor a través de imágenes, limitando el uso de las palabras. Así es la versión manga de Domo-kun, un suceso de historias visuales a todo color, que a primera vista tan solo sugieren lo absurdo, pero que juntas, forman esto que se conoce como el gag cómic, en este caso, aplicado a la viñeta japonesa.


Domo-kun
no reporta nada nuevo al género, pero consigue su propósito, entretener al lector, gracias a sus divertidas situaciones con giños a lo actual y no tanto, siempre rozando lo absurdo de la figura del incansable Domo. En definitiva, Domo-kun es un tomo que puede ofrecer bastante a los amantes del personaje, y que tampoco se quedará corto con los habituales del género de humor. Porque... ¿qué hay más divertido que asistir a la desesperación del entorno de un personaje tan excéntrico como es Domo?


Edición de calidad a precio elevado

Lo cierto es que el precio de Domo, el manga no es demasiado atractivo. A un precio de 12.95€, la editorial Edge Entertaiment, nos trajo el pasado Salón del Manga un manga, como ya hemos dicho, con una diferencia mínima con respecto a su salida en EE.UU. a todo color y aunque sin sobrecubiertas, con una impresión y calidad del papel muy buenas. Una edición cara, y es que como ya se sabe, las ediciones a color no tienen el mismo precio que una en blanco y negro, por lo que aunque el precio es elevado, poco se puede discutir a la editorial sobre el mismo.

Por otra parte, a lo largo de sus 92 páginas, era importante que la editorial cumpliera con una buena traducción, muy importante en estas series de tan escaso diálogo y expresiones a veces tan complejas. Por esta parte, Edge han cumplido totalmente.


Lo mejor: Diversión sin límites, un dibujo atractivo y alegre y una edición a todo color. A esto se le suma el estar protagonizado por Domo-kun, todo un icono en Japón, y cada vez más en España.

Lo peor: Un precio un tanto elevado, que puede no atraer a aquellas personas que este género no llama demasiado la atención.


Ficha técnica:

Título: Domo, el manga
Título Original: Domo, the manga
Guión: Clint Bickham
Dibujo: Varios autores
Editorial EE.UU: Tokyopop
Editorial Española: Edge Entertainment
Precio: 12.95€
Formato: 96 páginas, color
Nº de tomos en inglés: 1
Nº de tomos en castellano: 1 tomo

3 comentarios:

Nisa Arce dijo...

Soy megafan de Domo-kun, hasta tengo una taza de desayuno de él xDD

EpHeDrInEe**!!___xX dijo...

Mmm... es un poco caro, pero seguro que caigo xD

De momento, hoy cuento con encontrar a Domo en peluche en la expo ^^

Gomez dijo...

Quiero que pasen la serie aquien Mexico'

Publicar un comentario en la entrada