Google+ Reseña: Un Zoo en Invierno | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2010-02-23

Reseña: Un Zoo en Invierno

Ponent Mon, una editorial volcada con Jiro Taniguchi, uno de los autores más importantes y representativos del manga actual; sigue poco a poco publicando una cantidad ingente de material de este prolífico autor. La última joya de este autor que ha llegado al mercado español es Un Zoo en Invierno, una obra semi-autobiográfica de Jiro Taniguchi que narra sus comienzos como empleado en una empresa textil en Kyoto y su posterior traslado a Tokio cuando comenzó a trabajar de asistente de un conocido mangaka.

Kioto, 1966. El joven Hamaguchi trabaja en una fábrica de textiles. Cansado de no poder satisfacer su pasión por el dibujo, se despide y se marcha a Tokio. Allí, un estudio de manga le ofrece una oportunidad, al mismo tiempo que descubre la vida nocturna y los ambientes artísticos de la ciudad. Pero el trabajo de ayudante de mangaka es extenuante y Hamaguchi pronto se da cuenta de la dificultad de encontrar tiempo y energía para dedicarse a su propia obra.

Una biografía muy aleccionadora

Un Zoo en Invierno (Fuyu no Doubutsu) es un tomo único semi-biográfico de Jiro Taniguchi que fue editado en Japón en marzo del 2008 por la editorial Shogakukan. En esta obra conocemos los inicios de Jiro Taniguchi en los años 60, como emigró muy joven de su Tottori natal a Kyoto, para empezar a trabajar en una empresa textil, tiempo en el que gastaba su tiempo libre en ir al zoo de la ciudad a dibujar animales. Posiblemente en aquella época comenzó a fraguarse ese amor del autor por la naturaleza y los animes, un amor que se plasmó posteriormente en obras como Setón, o Blanco (pendiente de ser publicada por Ponent Mon este año).

En aquella época conocemos a un Taniguchi que aún no tenía claro hacia donde dirigir su vida, y que lo único que anhelaba es dedicarse al diseño en aquella empresa textil, siendo lo de ser mangaka algo que le quedaba muy lejos. Ese Taniguchi era apenas un crío, algo ingenuo y soñador, pero que iba aprendiendo poco a poco que era la vida, sobre todo estando tan lejos de su casa y de sus seres queridos.

La segunda parte del libro, es la que es posiblemente la más interesante de Un Zoo en Invierno, puesto que es cuando Taniguchi, o como se renombra en la historia "Hamaguchi", viaja a Tokio siguiendo los consejos de Tamura, un antiguo amigo del instituto que ya vivía en la capital japonesa. Allí, gracias a Tamura, conoce al maestro mangaka Shiro Kondo que busca un asistente, puesto que sin muchos problemas acepta Hamaguchi entrando de lleno definitivamente en el mundillo del manga.

En esta parte es donde Hamaguchi, o Taniguchi (XD), descubre que el trabajo de mangaka no es algo tan sencillo como lo pintan, son horas trasnochando y trabajando a destajo. Durante esta época se forja la persona que será Hamaguchi en el futuro; conocerá de la mano del señor Kikuchi, ilustrador amigo de Kondo, la noche de Tokio; pillará sus primeras borracheras, y posiblemente su primer amor serio, el cuál le será fundamental para dar el importante salto de ser un simple asistente a un mangaka profesional.

Como decimos esta obra es sutilmente biográfica, y posiblemente no todos los hechos sean totalmente fieles a como ocurrieron en realidad, pero si buena parte de ellos. De hecho Taniguchi comenzó su carrera a finales de los 60 en Tokio como asistente de otro gran mangaka de la época, Kyota Ishikawa, debutando poco después, en 1970, con una historia titulada La habitación ronca.

Es bastante enriquecedor e interesante, ya no sólo conocer de primera mano los inicios de uno de los mangakas más importantes de la actualidad, sino como trabajaban un autor de manga, sus asistentes así como el papel que interpreta del editor de una revista. Como son las exhaustas sesiones de trabajo a la hora de llegar a las fechas de entrega, o que hacen en su tiempo de ocio. Por último, es bastante sobre cogedor y emocionante como Taniguchi se lanza al final a realizar su primera obra en solitario, por qué y como se motiva a dar el salto.

Un estilo inconfundible

El estilo de Taniguchi es único e inconfundible. Un dibujo agradable a la vista, sencillo y pero no simplista. El trazo de Taniguchi es arrollador y desde las primeras páginas te atrapa dejándote pegado capítulo tras capitulo a su historia. Quizás el único pero que suele ponerse a este genial autor es la fisionomía tan similar de sus personajes (los protagonistas siempre se parecen mucho entre sí), detalle que sin lugar a dudas ha ido refinando a lo largo de los años y aunque se repite de nuevo en Un Zoo en Invierno, no es tan marcado como en obras anteriores. Lo que si es una pasada, son los fondos y escenarios de Taniguchi, tan complejos y detallistas como él quiera, llegando a rozar un realismo impresionante.

A nivel general, el dibujo de Un Zoo en Invierno es similar al de otras obras del autor, absolutamente genial.

Jiro "Hamaguchi"

Jiro Taniguchi nació el 14 de Agosto de 1947 en la prefectura de Tottori. Al igual que otros tantos mangakas, inició su andadura profesional como asistente, en este caso de Kyota Ishikawa. Su debut profesional llegaría en 1970 con Kareta Heya (La habitación ronca) y desde entonces, su carrera no ha hecho sino seguir una línea ascendente hasta llegar a altas cuotas, haciéndole merecedor de prestigiosos premios y reconocimientos, como el Premio Tezuka por Botchan no Jidai (La época de Botchan), o los premios del Festival Internacional de Cómics de Angloulême y del Salón del Cómic de Barcelona por Harukana machi-e (Barrio Lejano).

Uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de analizar la obra del autor, es su impecable y longeva trayectoria, la cual se ha desarrollado a lo largo de treinta años. Desde sus inicios, Taniguchi ha mantenido un ritmo regular de publicaciones y ha llenado las páginas de importantes revistas. Sus obras han sido traducidas y publicadas en varios idiomas y países, entre los que se encuentra, afortunadamente, el nuestro.

Una gran edición con algún pero

La edición de Un Zoo en Invierno es similar a otras obras editadas antes por Ponent Mon, como Tierra de Sueños o el Olmo del Cáucaso. Son unas 232 paginas en blanco y negro, con una encuadernación rústica, por unos 16 euros. Tanto la impresión como el gramaje de las páginas son prácticamente perfectos y de una calidad realmente destacables, aunque obviamente es algo que repercute en el precio, rozando casi las 3 mil pesetas de antaño. No obstante la edición lo vale, y esos 16 euros están muy bien gastados en una grandísima obra y en una grandísima edición.

Sólo hay un par de peros serios que podrían ponerse a esta edición de Ponent Mon. Por un lado la portada de la edición española (que es igual que la francesa), un tanto simple y desangelada, en directa contraposición con la original japonesa, que posee mucho más encanto.

El otro pero que se le puede poner a la obra es algo más polémico, y es que Ponent Mon ha editado esta obra en sentido de lectura occidental, alterando la obra y convirtiendo a todos los personajes en zurdos de nacimiento. Un detalle que si bien, está bastante superado en el 99% de las ediciones de manga de nuestro país, para Ponent Mon tiene una explicación bastante clara y sencilla: cualquiera de las obras de Taniguchi editadas por esta editorial en nuestro país en sentido occidental han vendido muchísimo mejor que las editadas en sentido oriental.

¿La explicación? Sencilla, también. El público español mayoritario que consume Taniguchi no es el habitual aficionado al manga, tristemente, a pesar posiblemente uno de los más grandes mangakas que existan en activo actualmente en Japón muy por encima de modas y franquicias punteras. Es por esto que el público que compra habitualmente Taniguchi es un habitual consumidor de cómics occidentales y acostumbrado a una lectora en sentido occidental, que valora antes el poder leer el cómic en el sentido de lectura al que está acostumbrado, y al que no le importa que los personajes escriban con la mano izquierda.

Posiblemente esto es algo que muchos otakus criticarán hasta la saciedad y que se escudarán en ello para no comprar otras obras editadas en sentido occidental como esta de Taniguchi, pero es algo que a buen seguro no cambiará mientras quienes sustenten el mercado que tiene Taniguchi en España, sean personas que valoren más leerlo en sentido occidental que en su sentido de lectura original.

¿Mi opinión personal? Obviamente preferiría leerlo en su sentido de lectura original, pero antepongo antes la posibilidad de poder leerlo y que sigan llegando obras de este genial autor, que no hacerlo por que la editorial intente contentar a los que a la postre no compren el cómic.

Conclusión

Un Zoo en Invierno es una obra colosal e indispensable si amas el manga. ¿Una conclusión pretenciosa? Posiblemente, pero este manga es uno de los que más he disfrutado leyendo en estos últimos meses sin lugar a dudas. Conocer de primera mano los comienzos de un genio como Jiro Taniguchi es una delicia para lo que amamos su obra, pero es que además ver y descubrir también como vivían los mangakas, sus extenuantes sesiones de trabajos cuando se acercaban las fechas de entrega, en que dedicaban sus ratos de ocio, o como era el trabajo de un estudio formado por el autor y sus ayudantes es bastante instructivo, ayudando a desenterrar muchos fantasmas y que abrirá los ojos a más de uno. Sin lugar a dudas, para mi, Un Zoo en Invierno es una de las primeras y más gratificantes sorpresas de este 2010.

Lo Mejor: Taniguchi en estado puro, con una historia donde descubriremos sus orígenes de manera semi-autobiográfica, y como trabajaban los mangakas en los años 60.

Lo Peor: Si hubiera que destacar algún apartado negativo, la desangelada portada y el comprensible sentido de lectura occcidental que altera la concepción de la obra original.

Fecha técnica:
Título original: Fuyu no Doubutsu
Guión: Jiro Taniguchi
Dibujo: Jiro Taniguchi
Editorial japonesa: Shogakukhan
Editorial española: Ponent Mon
Formato: Rústica con sentido de lectura occidental, 232 paginas de B/N
Precio: 16,00 €
Nº de tomos en japonés: Tomo único
Nº de tomos en castellano: Tomo único

Enlaces:
Especial Jiro Taniguchi, uno de los grandes

6 comentarios:

Madam Beus dijo...

Qué barato, no? :D

David J. 'Batto' dijo...

Cierto que el precio es alto, pero lo merece, en serio...

Nisa Arce dijo...

Caerá, caerá ^^

Pedro dijo...

Merece la pena, sí. Ahora bien, hay algún que otro defecto en la edición aparte de los mencionados: pese a haber invertido el sentido de lectura, hay viñetas en las que el diálogo sigue yendo de derecha a izquierda, especialmente durante la visita a Tokio del hermano de Hamaguchi.

Dorianne dijo...

om!! Me lo compré cuando salió y se me había olvidado leerlo, qué despiste!

shin dijo...

A mí me encantó...

Publicar un comentario en la entrada