2010-03-16

Reseña: Aprender a Querer

El amor es uno de esos sentimientos complejos y difíciles de definir que empieza a preocupar en cierta etapa de nuestra vida, la adolescencia, una época difícil de cambios hormonales y nuevas experiencias. Se produce el momento en que nos damos cuenta que las personas no son sólo personas, sino "chicos" y "chicas" y sin saber ni cuándo ni cómo empezamos a sentir cosas, que se podrían describir como "mariposas en el estómago". Sin embargo, ante estos sentimientos, también afecta nuestra manera de ser. ¿Y cómo se enfrentaría al amor una chica adolescente, tímida, acostumbrada a no destacar entre la multitud y obsesionada con su consola a un famoso juego en el que se puede "ligar" y conquistar a un chico? Así es Kotori, personaje principal de Aprender a querer. Un relato en el que el amor real va mucho más allá de lo que uno se pueda imaginar.

Por Almudena 'Railindae'

Bajo un prototipo de adolescente, Kaho Miyasaka presenta un shojo que comienza con el enfrentamiento entre realidad y ficción para Kotori, quien es rechazada por Hikaru, un personaje de un videojuego. De pronto, un chico al que no conoce de nada le regala un chupa-chups como "premio de consolación". Este será el punto de partida en el que ficción se vuelve realidad, y es una realidad que Kotori, a sus 15 años, jamás se hubiese imaginado que le sucedería: enamorarse.

Buscando el amor en un simulador

Esta historia narra las vidas de dos personajes principales, Kotori y Yukito. Ambos son personajes muy prototípicos que no sorprenden por su personalidad, pues Kotori ya se ha mencionado que se trata de una chica introvertida e insegura que quiere algún día tener novio. Mientras que Yukito es un gamberro guaperas con un pasado misterioso que tiene asustado a la mitad de la clase. Al principio de la historia no se explora mucho más acerca de estos personajes, en el que el detalle que une la relación uno con otro, es un videojuego y un chupa-chups. Aún así, a medida que se desarrolla la acción, se va indagando más en los sentimientos de los dos, se descubre que no son personajes tan planos y superficiales como podría esperarse, sino que tienen personalidades complejas y que todavía no han mostrado todo lo que sienten. La autora hace madurar tanto a Kotori como Yukito en esta historia, ya que son adolescentes, y como tales, van cambiando con el paso del tiempo. Para descrubrir como se desarrolla esta relación basta con leer el manga.

Cabe comentar, para aquellos que lo desconozcan, que el simulador de ligues hace referencia a un juego muy famoso entre el público adolescente de la sociedad japonesa, una sociedad que en general la gente no suele mostrar sus sentimientos fácilmente (aunque a día de hoy se pueda considerar que esté "occidentalizada", continúa siendo por ende una cultura muy tradicional en cuanto al tema de amor se refiere). Por ello, no sorprende que se utilice el pretexto de un amor virtual para comparar y criticar de alguna manera, la diferencia que existe entre el amor hacia una máquina, un personaje tipo "tamagotchi" pero con numerosas expresiones de voz, que con los diferentes comandos y situaciones emulan lo que podría ser una cita de verdad, pero que en ningún momento lo es. Y lo que es una cita de verdad, es decir, la interactuación o intercambio de sentimientos entre dos personas.

Una edición simple, pero cuidada

Panini Cómics realiza una edición sencilla muy cuidada, rústica con sobrecubierta. Todo el tomo está impreso en blanco y negro, en el que se encuentra información sobre la mangaka y sus obras publicadas, además de la división en cuatro capítulos denominados “lecciones” que hacen referencia a las experiencias que emprende Kotori para perder la timidez y poder relacionarse con el resto de seres humanos, en concreto, con los chicos y en especial, con Yukito.

En cuanto al dibujo, los personajes cuentan con un trazo que destaca por sus rasgos faciales, en el que priman las viñetas en las que se remarcan sus sentimientos. El dibujo en sí no es muy sobrecargado, pero sí tiene alguna serie de detalles que les da a los personajes sus propias características, a pesar de que todos los personajes vayan con uniformes. De ello, se puede deducir que el espacio más utilizado es el aula y los alrededores del colegio.

Pasión por el shôjo

Kaho Miyasaka nace el 17 de octubre en la prefectura de Chiba, su tipo de sangre es A y debutó con la obra Jungle Boy, historia publicada en el número extra de la revista Shojo Comic del 15 de noviembre de 1992. No es la primera vez que se escucha el nombre de esta mangaka en nuestro país, y es que de la mano de Panini, ya se han publicado otras dos de sus historias, basadas en el prototipo de chica tímida que domina esta mangaka. La primera fue Kare first love, obra publicada entre 2002 y 2004 que está recopilada en 10 tomos, y que fue publicada por Panini en 2005. No pasaría mucho tiempo para que se viera en España otra de las obras de la autora. Un año después de publicar Kare first love, Panini importaba Fiebre de amor (Binetsu shôjo), publicada en Japón entre 1999 y 2001.

Conclusión

Una historia para disfrutar una tarde de domingo en la que no se tenga nada que hacer o para quien sufra mal de amores, descubrir que todo es posible en esta vida si uno se lo propone de verdad. Una vez leído el tomo, por lo que entra curiosidad es por los juegos de citas, anteriormente explicados de qué se tratan. Muchos pensarían que sería útil para aprender a ligar, quién sabe, por algo son tan populares en el país nipón , aunque son poco conocidos en el resto del mundo.

Un manga hecho sin duda para un público muy específico, amante de las historias de amor entre adolescentes, que también puede servir para iniciarse en la lectura del género shôjo desde temprana edad, pues su lectura es amena y más cercana de lo que uno se cree.

Lo mejor: Un tomo fácil de leer que muestra cómo cualquiera puede llegar a enamorarse, sin importar cómo sea uno mismo.

Lo peor: Una historia de instituto demasiado clásica, en la que el chico malo tiene un pasado “misterioso” y el prototipo de chica adolescente tímida e introvertida termina por enamorarse de él.

Ficha técnica:
Título: Aprender a querer
Título original: Bokutachi wa shitte shimatta
Dibujo: Kaho Miyasaka
Guión: Kaho Miyasaka
Editorial japonesa: Shogakukan
Editorial: Panini Comics
Formato: Tomo C6 (114x162), rústica (tapa blanda) con sobrecubierta
Precio: 7,50€
Nº tomos Japón: 8 tomos (abierta)
Nº tomos España: 5 (abierta)

1 comentario:

CuTTy *___* dijo...

gracies me a guatado encontrar esta receña por que e empezado a leer este manga y me esta gustando mucho! :D

Publicar un comentario en la entrada