2010-05-25

Reseña: Kamikaze Kaito Jeanne ed. Kanzenban

A principios de la pasada década, el todavía neófito mercado español acogió con los brazos abiertos la publicación del manga que convertiría a Arina Tanemura en una de las mangakas shojo más queridas de este país. Ocho años después de la aparición de aquel primer tomo de Kamikaze Kaito Jeanne, la ladrona de obras de arte vuelve a la carga en una lujosa edición kanzenban que hará las delicias de sus fans incondicionales y que, además, supone una oportunidad irrepetible para los que todavía no conocen la obra de Tanemura, quien gracias a su estilo fácilmente reconocible se ha ganado el honor de ser una de las autoras de referencia en lo que al género se refiere.

Por Nisa Arce

Magical girls al poder

Maron Kusakabe es, en apariencia, una estudiante de dieciséis años normal y corriente que compagina las clases en el instituto con el club de gimnasia rítmica, pero, en realidad, es la reencarnación de Juana de Arco, lo que la lleva a desarrollar un alter ego nocturno, la ladrona Jeanne. Con la ayuda de Finn Fisshu, una aprendiz de ángel, Maron se transforma para desempeñar su misión divina: erradicar el mal esparcido por el rey de los demonios, quien lo ha encerrado en bellas obras de arte que corrompen el corazón de aquellos humanos que osan contemplarlos.

Así pues, Maron tendrá que enfrentarse al doble reto de sobrellevar su vida diaria con los obstáculos que supone servir a la voluntad de los dioses. Las cosas se complican cuando conoce a Chiaki Nagoya, el chico del que se prenda a primera vista y que, además de ser compañero de clase y vecino, también oculta un par de secretos inconfesables... Para colmo, su rival, el Ladrón Simbad, y su mejor amiga, Miyako, que a su vez sueña con emular a su padre (detective de policía) y dar captura a Jeanne, no se lo pondrán nada fácil.

La estética Tanemura

La publicación en 2002 de Kamikaze Kaito Jeanne por parte de Planeta DeAgostini supuso un revulsivo en España, puesto que fue de los primeros shojos que llegaron al mercado. Al formar parte de esa generación de primeras obras, provocó un fuerte impacto al definir, a grandes rasgos, los aspectos fundamentales del manga para chicas, en una época en la que el género no había alcanzado, ni por asomo, los niveles de consumo actuales. Podría decirse que Arina Tanemura, junto con Wataru Yoshizumi, asentó las bases que hoy en día los lectores de shojo tienen más que asimiladas. Por aquel entonces, sus viñetas cargadas de tramas decorativas y sus personajes estilizados de grandísimos y vivaces ojos causaban furor ante la novedad que suponía en las estanterías de las tiendas especializadas.

A día de hoy, gracias a esta edición de lujo, se puede apreciar con mayores matices sus cualidades artísticas. Su dibujo se muestra ahora más definido y contrastado, aunque provoca una cierta nostalgia. Los cánones estéticos han ido cambiando, debido, sobre todo, a lo extenso del catálogo de shojo disponible en estos momentos en España, por lo que Kamikaze Kaito Jeanne puede resultar, a criterio de nuevos lectores, una obra con cierto aire retro que, sin embargo, no ha perdido su frescura original. Además, el que se hayan añadido portadillas a color permite un mayor acercamiento a sus dotes como ilustradora. Lo cierto es que esta mangaka tiene tantos seguidores como detractores debido a este punto que ahora se cita, pero ha forjado a base de trabajo duro un sello de identidad, mérito que no todas las autoras del mundillo consiguen.

Un nombre ya más que consagrado

Arina Tanemura nació el 12 de marzo de 1978 en Ichinomiya, prefectura de Aichi. Comenzó su carrera profesional tras ganar el concurso convocado en 1996 por la prestigiosa revista Ribon, con su obra corta Niban-me no Koi Katachi. Desde entonces ha seguido ligada a Ribon, donde ha publicado la práctica totalidad de sus obras, con las que ha alcanzado altos niveles de popularidad tanto en Japón como en el extranjero. En España se han publicado I.O.N, Time Stranger Kyoko y Kanshakudama no Yuutsu (¡Qué difícil es ser una chica!) por parte de Planeta DeAgostini, además de Full Moon wo Sagashite (Fullmoon, en busca de la luna llena) y Shinshi Doumei Cross (The Gentlemen Alliance), ambas por Ed. Glénat. El artbook de esta última también salió a la venta por parte de esa misma editorial.

Además, tanto Kamikaze Kaito Jeanne como Full Moon wo Sagashite contaron con una adaptación al anime que gozó de bastante éxito. A su vez, Time Stranger Kyoko también dio el salto a la animación en forma de OVA.

Merecido homenaje en la época dorada de las kanzenban

En la actualidad, la mayoría de las editoriales fuertes en lo que a manga se refiere están lanzando sus obras emblemáticas en edición de lujo. No es de extrañar, pues, que las dos series shojo elegidas para dar el salto a kanzenban hayan sido, precisamente, las dos punteras en España: Marmalade boy, de Wataru Yoshizumi, y Kamikaze Kaito Jeanne. Sin ellas, el mercado del shojo no sería el que conocemos.

La anterior edición de Kamikaze estaba compuesta de trece tomos de 96 páginas, en un formato bastante diferente al tomo clásico (mucho más fino y de dimensiones ligeramente mayores). Al tratarse de un manga no inédito, ¿qué alicientes ofrece la edición kanzenban para que aquellas personas que ya tienen la anterior versión se decidan a adquirir esta nueva? Para empezar, la calidad del material es notoriamente mejor, en especial la cubierta y el papel satinado. Las ilustraciones de portada, así como su diseño y rotulación en dorado bajo relieve son simplemente preciosas, pero lo mejor sin duda son las abundantes páginas interiores a color. Si bien la traducción es la misma que la de antaño (no se ha vuelto a traducir, como en el caso de la kanzenban de Rurouni Kenshin, de Ed.Glénat), el trabajo de por sí ya era bueno, así que no hay pegas al respecto. Además, su precio es razonable y sólo son seis tomos.

En cuanto a las personas que no conocen Kamikaze Kaito Jeanne y están dudando si comprar esta edición o no, han de saber lo que van a encontrarse: una historia buena, aunque no excelente (Arina Tanemura no se distingue por desarrollar guiones extremadamente complejos) pensada para hacer las delicias de las chicas jóvenes, con mucha protagonista carismática, toques de humor, aventura y, sobre todo, amor; todo ello narrado mediante un dibujo muy bonito a la vista, quizás algo recargado de adornos y filigranas, pero cuyos personajes destilan vitalidad y simpatía. El mejor consejo que se les puede dar a estos lectores potenciales, es que abran un tomo kanzenban de Kamikaze y le echen un vistazo. Por lo general, amar o detestar el arte de Tanemura es cuestión de segundos y las primeras impresiones no suelen fallar.

En Conclusión

Una obra clásica imprescindible en las estanterías de los amantes del shojo, pero que posiblemente no hará demasiada gracia a los lectores habituales de otros géneros.

Lo mejor: La edición en sí, a destacar una curiosidad: si se retira la sobrecubierta de cartón del tomo, se puede comprobar que la ilustración de portada es el boceto de la ilustración de dicha sobrecubierta.

Lo peor: suena contraproducente, pero se podría haber dedicado el esfuerzo y los medios empleados en esta publicación en traer una serie inédita de la misma autora.

Ficha técnica:
Título: Kamikaze Kaitou Jeanne Ultimate edition
Título original: Kamikaze Kaitou Jeanne - Perfect edition
Guión: Arina Tanemura
Dibujo: Arina Tanemura
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Planeta
Formato: kazenban, sobrecubierta a color, 232 páginas (b/n y color)
Precio: 9,95 €
Nº de tomos en japonés: 6
Nº de tomos en español: 6

8 comentarios:

JerriGoldsmit dijo...

"Lo cierto es que esta mangaka tiene tantos seguidores como detractores..."

Y yo me declaro neutro XD, pero no porque no me guste el arte de esta dama, que destila encanto barroco y ternura por todos sus poros, si no porque (¡ay!) no he leído nada de ella -y (¡ay, ay!) jamás lo haré-, por lo que no puedo opinar en toda regla.
¡Toma pequeña "gran" contradicción"!(pero es que estoy a años luz de ser completista...)
Sí que ví parte del ánime hace ya unos cuantos años, y tenía su gracia, más incluso que Sailor Moon.

Una reseña impecable.

Alexia dijo...

Yo la adoro *__*
Mi mangaka favorita y mi manga favorito. ^__^

Jessy dijo...

yo la he conocido a esta autora por esta serie y me encanta >.<

Umi Kanzaki dijo...

¿¿6 tomos?? Y yo que pensaba que eran 4 ó 5 como mucho... (igual que de 8 tomos de Marmalade Boy sacaron 6 de edición Kanzenban). Soy de las que ya tiene la edición antigua, y la verdad, comparada con la edición kanzenban de Marmalade Boy, la de Kamikaze no ofrece tantos alicientes (entrevistas, ilustraciones extras...)para comprar la serie de nuevo. La empece pensando que era más corta... por supuesto ahora seria tonto dejarla colgada ^^U (¿Pero qué hago yo ahora con la antigua edición?)

★みつき★ dijo...

Yo he sido fan de esta autora desde siempre, y lo tengo todo de ella, pero no pienso comprar otra vez el manga ni que sea de buen formato.. para que? entonces, de que me serviria el antiguo? Tendria el nuevo y la vieja...muy bonito... lo encuentro, por una parte, una putada para los fans que tengamos la anterior...Si hubieran hecho de cambiarlos los viejos por la nueva, eso es otra cosa y lo veo mas evidente, para algunos si y para algunos no claro. Pero claro lo que cuenta es que compremos y gastemos (U.U). Es mi opinion^_*

chibisake dijo...

Si Umi :) la ed. kanzenban son 6 tomos

Xanadu123 dijo...

hola quieren que vuelvan la lladre jeanne kamikaze tenies que uniros aqui en esta pagina para poderlo poner otra ves en el CLUB SUPER 3

porfavor dale a me gusta en esta pagina es para una programacion en la TV gracias

http://www.facebook.com/pages/Volem-que-torni-Jeanne-lladre-Kamikaze-en-catal%C3%A0-al-Club-Super-3/255249304515895

Luz dijo...

Creo que me voy a hacer con este manga, me llama mucho, gracias por la info muy completa!!!

Un beso

Publicar un comentario en la entrada