2010-05-27

Reseña: Say Hello to Black Jack

Si existe una obra que nos hable de vida y muerte, miedos y terrores humanos esta es sin duda, Say Hello to Black Jack. Cómic de cabecera por antonomasia, novela gráfica o como le quieran llamar, Syuho Sato desgrana de forma cruel y desgarradora la sanidad japonesa. Una realidad tan árida y desoladora que no deja a nadie indiferente.

Argumento

Saito es un médico de prácticas. Acaba de terminar su carrera en una de las mejores universidades de japón y es asignado al hospital adscrito a esta. Pronto descubre que la vida no es un camino de rosas y que aquello de “ser médico” no es lo que se había imaginado. Asignado a su primer servicio se da cuenta de que la frontera entre la vida y la muerte es fina y que el sistema sanitario japonés más parece destinado a ganar dinero que a curar a los pacientes.

Atrapado sin remedio dentro de la maquinaria sanitaria, Saito debe superar sus prácticas para terminar su formación, pero su complicado carácter y sus continuas muestras de rebeldía hacia sus superiores pronto le valen la mala fama.

Sin embargo, Saito no se rendirá y aún a pesar de los pesares, seguirá intentando ir por lo que él considera que es el camino correcto...lo sea en realidad o no.

Say Hello to Black Jack se nos plantea como un manga con una serie de complicados dilemas éticos dentro de la rama de la medicina.

Sistema de Seguros japonés


Uno de los primeros que se nos muestra es la escasez de médicos de guardia (no existen médicos especializados que hagan guardias de urgencia) , de modo que ante una urgencia vital el encargado de salvar la vida de una persona a través de una operación bien puede ser un médico de prácticas.

Esto es algo impensable en nuestro país, como también lo es el afán recaudatorio de los médicos, que en lugar de cobrar por su trabajo lo hacen por objetivos. (Ej: poner un suero 9€, escayolar una pierna 40€, etc...).

Para que lo entendamos todos, mientras que en la sanidad española la seguridad social lo paga todo, en japón el sistema de seguridad social paga el 90% del gasto hospitalario( el otro 10% lo pone el paciente), y los hospitales reciben dinero en la medida en que realizan pruebas y ponen tratamientos.


Esto por supuesto desemboca en la creación de una pirámide de poderes, donde las gestiones hospitalarias se toman al milímetro, y mirando siempre por el interés de la empresa.

En Say Hello to Black Jack se nos enseñan las tripas de un sistema corrupto y podrido, lleno de personas que no buscan más que el lucro dentro de un medio que debería ser mucho más humano, dedicado por entero al cuidado integral de la persona.

Saito, el protagonista, irá enfrentándose a diferentes situaciones y personas dentro de cada uno de los servicios por los que rote, y esto le servirá para darse cuenta de todo lo que quiere cambiar dentro de la sanidad.

Vida y responsabilidad

Si hay algo que llame la atención poderosamente dentro de este manga es sin duda su crudeza. Las personas enferman, viven y mueren, constantemente. El medio sanitario se encarga de curar, paliar y cuidar a la persona que sufre este proceso.

En Say Hello to Back Jack nos encontramos de cara con situaciones tristes y penosas, con enfermos de cáncer, cardíacos y mentales que intentan reponerse, y de cómo el sistema juega en su contra de la peor de las maneras.

Japón es un país rico y muy industrializado. Cuenta con los últimos avances tecnológicos y los aplican en casi todas las facetas de la vida.

Es cuanto menos curioso observar como cuando se juega con vidas, las tecnologías parecen quedar aparte. Medicaciones que no se distribuyen por codicia de las farmacéuticas nacionales, gastos millonarios por parte de los pacientes para intentar curarse, cirujanos que cobran de tapadillo por operaciones...son solo unas cuantas facetas del sistema sanitario japonés.

A lo largo de la obra nos vamos dando cuenta la gran responsabilidad que conlleva ser médico, y como Saito, lejos de amilanarse, carga con todo lo bueno y malo, haciéndose completamente responsable de todos y cada uno de sus pacientes, hasta el final.

La responsabilidad es un término que no puede usarse a la ligera en el mundo sanitario. Los fallos y errores cometidos por un médico en el desempeño de sus funciones tiene repercusiones mucho más graves que las de otros trabajos, ya que se atiende a personas.

Los japoneses, en su ansia económica y conducidos por el carácter reservado, de caras amables y medias verdades que les caracteriza no hacen un favor a nadie.

En ese comic se nos representa un medio decadente, frío, sexista y clasista, que hace que a cualquiera se le revuelvan las tripas.

Black Jack, los orígenes

El título de este manga bebe de la obra clásica “Black Jack”, del padre del manga Osamu Tezuka.

Antes de dedicarse al manga, el maestro Tezuka se graduó en medicina, aunque jamás llegó a ejercer la profesión.

Parte de sus conocimientos, así como la parte más oscura y grotesca de Tezuka la encontramos en Black Jack, un manga basado en un milagroso cirujano que opera de forma ilegal y tiene un poderoso don.

Esta obra se publicó entre los años 1973 y 1983, contando con 17 tomos recopilatorios, 3 series de anime (la última del 2006) y tres películas.

Black Jack también recibió en 1975 el Premio Especial de la Asociación de dibujantes japoneses, así como en 1977 el Premio Manga de Kodansha.

En España la publicación de Black Jack la llevó acabo por primera vez la editorial Glénat entre 1998 y 1999, teniendo que cancelar la misma en el número 12 por falta de ventas.

Una nueva edición de este manga vio la luz en el año 2006 y se publicó de manera íntegra por la misma editorial.

Syuho Sato, mangaka con las cosas claras

En Ramen Para Dos ya le dedicamos un interesante especial a la vida como mangaka de este gran maestro.

Lo cierto es que Syuho Sato es uno de los dibujantes más demandantes que ha dado la industria del manga en los últimos años.

El popular autor se dio cuenta en un momento dado que perdía bastante más dinero del que ganaba, y que esto del manga apenas le dejaba subsistir, mientras que tanto su editor como la editorial se embolsaban grandes sumas de dinero.

Harto de intermediarios y de perder tiempo y dinero viendo cómo otros se lucraban a su costa, Sato tomó la decisión de comenzar a publicar sus obras por internet, iniciativa que parece le está resultando bastante más satisfactoria y lucrativa que su antiguo acuerdo con la editorial.

Su continuación, titulada New Say Hello to Black Jack, parece que esta cosechando tanto o más éxito que su predecesora.

Edición

Say Hello to Black Jack fue editado por Glénat en su colección Seinen manga en el año 2003 hasta finalizar en el año 2007.

Cuenta con una edición correcta, traducción soberbia y alta calidad de papel, aunque con un grave fallo en la elección del material de las contraportadas, que son excesivamente frágiles y pierden su color con el tiempo.

Debido a las bajas ventas, la editorial ni se plantea traer a España la continuación de este manga, "New Say Hello to Black Jack" y actualmente se encuentra en pleno proceso de descatalogación, pudiéndose encontrar por menos de la mitad de su precio original.

Por otra parte hay que destacar que este manga contiene en su tercer número una carta escrita por una de las doctoras de un famoso hospital madrileño. En esta carta la doctora relata como cayó en sus manos este comic, y como le apasionó su lectura.

No es de extrañar que dentro del entorno sanitario este comic haya causado un cierto impacto, ya que su crudeza y dosis de realidad hace pensar que el mismo autor debe estar implicado de manera real en estas vivencias, demasiado descarnadas como para no ser reales.

Conclusión

Say Hello to Black Jack es una compra obligatoria. Un manga redondo, que hace sufrir tanto como disfrutar.

Una pequeña ventana al mundo de otras personas, que se ven atrapadas en una vorágine de sin sentidos a causa de su enfermedad.

Pequeña maravilla que rara vez tenemos la oportunidad de disfrutar, y que por sus bajas ventas ahora podemos encontrar a un precio irrisorio, aunque no por mucho tiempo.

Una verdadera pena que esta magna obra no haya sido descubierta antes por el gran público. Syuho Sato demuestra que es un gran conductor de historias y sabe transmitir con sus dibujos lo mejor y lo peor del ser humano.

Lo mejor: La obra, el guión el dibujo, el precio...lo dicho, si no está en tus estanterías ya estas tardando.

Lo peor: Obviamente no es una obra para todos los públicos, llegando a ser quizás demasiado dura para los más jóvenes.

Ficha técnica
Título original: Black Jack ni yoroshiku
Guión: Syuho Sato
Dibujo: Syuho Sato
Editorial Japonesa: Kodansha
Editorial española: Glénat
Formato: Tomo B6 (125x176), rústica (tapa blanda) con sobrecubierta
Precio: Originalmente 8,95€, ahora cuesta 3,95€
Tomos en Japonés: 13
Tomos en Castellano: 13

13 comentarios:

Troy dijo...

Espera... ¿Algo con ese argumento y a cuatro euros? ¿De verdad? Ya sé que pillarme cuando vaya de compras.

chibisake dijo...

troy si te quieres hypear más con el autor, introduce "especial syuho sato" en el buscador de ramen. Está dividido en 4 partes y habla sobre la vida de un mangaka y del calvario que ha de pasar por las editoriales :)

Roo dijo...

Y esta acabada ya?
Lo digo porque muy a mi pesar, comprar seinen es algo que no me da tranquilidad, despues de lo que paso con Kurosagi... Y mira que a este manga le eche el ojo hace tiempo :(

Nisa Arce dijo...

Yo me la empecé a comprar con la descatalogación y la verdad es que los tres primeros tomos me encantaron :)Cuando la tenga entera me la leeré del tirón.

Didi dijo...

@Roo: Si, la serie esta acabada, lo que ocurre es que en Japón hay una segunda parte, que mucho me temo que o la cosa cambia mucho o no llegaremos a ver jamás U_U

Ximnart dijo...

Esta y Team Medical Dragon me parecen las mejores referencias del manga médico en nuestro país (por no decir las unicas). Si bien TMD es mucho mas practica, Black Jack ahonda en la parte moral, verdaderos dilemas éticos que en muchas ocasiones minan la personalidad de no solo los médicos sino de todo el sistema sanitario japonés, que no parece tener intención de cambiar.

El que esté interesado, sepa que es un seinen puro y duro, con verdaderos dramas entre sus páginas y que puede herir algunas sensibilidades. Con todo, la obra es recomendadísima 100% y a precio de auténtico saldo.

Karuo dijo...

Como están las cosas no creo que se vea la segunda parte..Vamos no creo que lo vayamos a ver nunca...Una verdadera pena.
Quien no la tenga que la compre...que está tirado de precio y es de lo mejor que han editado nunca..

Yer_Soul dijo...

Una gran obra, a este precio comprarla es casi obligada. Me alegro mucho de que la reeditarán, porque la estoy disfrutando MIL. Es tremenda.
No vende, claro, ya sabemos lo que vende aquí...

Mikel87 dijo...

Hola. Yo la empecé a leer y lo que leí me gustó mucho, en cuanto tenga tiempo la leeré del tirón. Por cierto, creo que su continuación se llama "New Say Hello to the Black Jack", que lo habéis puesto mal.

Didi dijo...

@Mike87 Gracias, ya esta corregido ;)

Teryon dijo...

Me ha gustado mucho la reseña, y me he hecho con la serie completa, ahora la tengo pendiente a leer ^^

jm dijo...

¿alguien sabe de algún sitio donde tengan los capítulos de los tomos 11, 12 y 13? es que en la biblioteca de mi ciudad solo tienen hasta el 10

jm dijo...

¿alguien sabe de algún sitio donde tengan los capítulos de los tomos 11, 12 y 13? es que en la biblioteca de mi ciudad solo tienen hasta el 10

Publicar un comentario en la entrada