2010-08-17

Reseña: La tragedia de P

Rumiko Takahashi es bien conocida por sus obras de renombre, Ranma, Inuyasha, Lamu... historias de larga duración que se han ganado por méritos propios su éxito. Aún así, probablemente muchos de sus lectores habituales aún no conozcan su otra gran faceta. Si este es el caso, una buena forma de descubrirla es con La Tragedia de P, porque ya sabéis el dicho, las grandes esencias se guardan en frascos pequeños.

Seis historias, seis experiencias diferentes

De título La tragedia de P, el nombre sólo hace referencia a una de las seis historias que incluye. Seis historias que narran escenas y situaciones de la vida cotidiana bajo un pequeño guiño a la realidad y un toque fantasioso proporcionado por Rumiko, habitual en todas sus historias y que no podía faltar, pues en ese caso, no estaríamos hablando de una de sus obras. Y así, podemos encontar desde pingüinos que sobreviven en un piso del Japón hasta ancianas que vuelven de la muerte y su bastón lo utilizan entre otras cosas para volar.

Todo ello acompañado de una gran ambientación típica japonesa, con casas y paisajes típicos del lugar y con la presencia en una de las historias de un Zashiki Warashi, haciendo así también mención a la mitología japonesa. Así descubrimos a Pit, un simpático pingüino que es acogido en una casa mientras su amo está de viaje, el cual tendrán que esconder a los demás vecinos y que protagoniza La tragedia de P. Poco después Rumiko nos traslada el drama y a la vez la felicidad que sienten los integrantes de un negocio dedicado al casamiento, hasta el cuello de deudas, pero que el amor por el trabajo que llevan a cabo les lleva a seguir mirando hacia delante.

También el humor tiene cabida en el tomo, llevando hasta los límites asuntos fácilmente solucionables hablando, pero que el temor a tu jefe hace que deriven en un auténtico caos. O la tragedia y la crueldad de las personas, que hacen de los prejuicios un mal para la persona que los padece.

El guión se va cerrando con Cien años de amor, donde el pasado vuelve a repetirse ahora, y tan sólo una vieja anciana podrá evitar males mayores. Finalmente, nuestro pasaje toca fondo con la ya nombrada referencia a la mitología japonesa y sus efectos, en este caso la felicidad llevada a una casa.

Así se pone punto y final a una recopilación que cumple con los requisitos que cualquier lector de manga busca a la hora de leer algo, sumado a su rareza en nuestro país, pues es una de esas obras que hoy en día es complicado encontrar editadas o esperar que se editen, una obra que guarda un encanto que pocas mantienen hoy el día, alejándose de los tópicos y marcando la diferencia.

Rumiko en pequeñas dosis

Lo cotidiano y lo inesperado forman en las historias de Rumiko Takahashi un estrecho lazo que permanece perfectamente apretado, sin miedo a deshacerse. Una tarea para nada fácil y que la autora ha conseguido dominar, especialmente en estos volúmenes recopilatorios de historias cortas. Fue Planeta la primera hace años en traernos la presente obra, así como 1 or W, otra gran obra de similares características. Ahora es Glénat quien las edita, guardando aún en la recámara Semnu no Inu, conocida (a espensas de que se edite) como El perro del jefe, otro recopilatorio que permanece inédito. Tal es el éxito de estas obras, que han sido llevadas 13 de ellas al anime, a través de Rumic Theatre, que se estrenó en 2003 y en España ha sido editada por Jonu Media.

El universo de la Tragedia de P se fue formando a través de diversas ediciones publicadas entre 1987 y 1993, seis años y otros tantos en los que Rumiko dio rienda suelta a su, en mi opinión, mejor lado artístico y argumental, dejando a estas historias un posicionamiento más adulto y maduro que el de otras de sus historias de mayor duración.

Rumiko Takahashi, una de las grandes

A sus más de 50 años de edad, destaca por su carrera, la cual es rica y muy, muy larga, abarcando sus obras todo tipo de géneros siendo las más longevas y destacables Urusei Yatsura, Maison Ikkoku, InuYasha y Ranma 1/2.

Toda su vida profesional se ha desarrollado dentro de la editorial Shogakukan, en las páginas de publicación mensual Shonen Sunday, y su estilo es fácilmente reconocible por sus simpleza de lineas y estructura anatómica de los personales. Aún así, en sus años con Inuyasha hemos podido observar una madurez en su estilo de dibujo, que aunque ya muy consolidado no deja de mejorar y avanzar hacia la rigidez de lineas, en contraposición a la suavidad y simpleza de rasgos observados en obras anteriores.

Rumiko es una mangaka que ha sabido desarrollar su propio estilo al margen de modas y que aunque siempre reconoce tener muchas influencias de su maestro Kazuo Koike (El lobo solitario y su cachorro), ha sabido dar rienda suelta a su disparatada imaginación y ofrecernos su propio mundo, distanciándose en gran medida de sus contemporáneos.

Entre todas sus historias, además podemos encontrar grandes joyas de la talla de la Tragedia de P, recopilatorios de pequeñas historias que nos muestran cuán grande es esta autora.

Pero a pesar de su ya avanzada edad, Rumiko no piensa dejar de lado el mundo del manga, demostrándolo con Rin-ne, su última gran obra, la cual podremos disfrutar en España a partir del próximo salón del manga.

Otra gran edición en formato Big Manga

Glénat nos deleita con un nuevo título de su Colección Big Manga, esta vez de la mano de Rumiko Takashi, con seis historietas de la mangaka que forman una sola en este tomo. Seis historias de corta duración que se fueron publicando en varios números de la Big Comics Original hasta dar forma y nombre a La Tragedia de P, en una edición rústica con una sobrecubierta muy cuidada por parte de Glénat y bastante fiel a la original en 204 páginas que son una clara muestra del cariño y el gran trabajo realizado por la editorial en las obras de esta colección.

En conclusión

Un tomo fácil de leer y comprender que un seguidor de Rumiko no puede perderse y menos aún cuando Glénat nos presenta una buena edición y a un precio del que no se puede pedir más. Esto sin olvidarnos de que hablamos de otro tipo de historias fuera de a las que estamos acostumbrados actualmente y que nos ofrecen habitualmente las editoriales.

Lo mejor: La magia de todas y cada una de las historias, capaces de cautivar al lector a través de una amena lectura que no se hace para nada pesada a pesar del formato de historias auto conclusivas.

Lo peor: Lo habitual en los tomos únicos, que de gustarte, probablemente te quedes con ganas de más, algo fácilmente solucionable dado el gran abanico de obras de Rumiko disponibles en nuestro país.

Ficha técnica:

Título Original: P no Higeki
Guión: Rumiko Takahashi
Dibujo: Rumiko Takahashi
Editorial Japonesa: Shogakukan
Editorial Española: Ediciones Glénat
Edición: 204 páginas - B/N
Precio: 10.00€
Nº de Tomos en Japonés: 1
Nº de Tomos en Castellano: 1

7 comentarios:

shin dijo...

Una gran obra. Muy recomendable, incluso para los no condicionales de Rumiko. Y más para los que estén cansados de bodrios como Inu Yasha.

sergio dijo...

para mi inuyasha no es ningun bodrio ni mucho menos !! shin si no te gusta pues vale. inuyasha es la obra más importante de rumiko takahashi te guste o no.

chibisake dijo...

yo me acabé anoche Maison Ikkoku no sin antes derramar un par de lagrimitas ;_; Que malo es cogerle cariño a los personajes, ahora quiero saber más del Ikokku y sus inquilinos Y__Y

Esta mujer es toda una artesana del manga, una creadora de personas y belleza

JerriGoldsmit dijo...

Esta dama domina el "slice of life" como nadie (en todo caso, tiene una dura rival en Kozue Amano, la de Aria). También One Pound Gospel está muy bien, pese a un final un tanto brusco. InuYasha no me interesa nada.

Natsu dijo...

Como gran seguidora de Rumiko-sama puedo decir que La tragedia de P, es un recopilatorio buenísimo de la obra de Rumiko, y que ojalá publiquen ya los otros dos tomos recopilatorios de esta gran mujer.

Sobre el comentario de Inu-yasha, cada uno tiene sus gustos, pero no por ello tenemos que hablar mal de una obra. Personalmente las mejores obras de Rumiko son: Ranma, Urusei Yatsura y Maison Ikkoku, las demás también son muy buenas, pero estas mis preferidas. Inu-yasha lo que tiene es que es muy repetitivo, para mi es el fallo, por lo demás me encanta y es un manga muy bueno.

Dorianne dijo...

A mí me encantó hace ya un porrón de años!

¡¡quiero la saga de las sirenas!! T_T

Ben dijo...

Me encantaba ver Inuyasha, pero luego metieron muchísimos capitulos de relleno, entonces me aburrí y dejé de verla.

Publicar un comentario en la entrada