Google+ Reseña: Pasión Bajo las Estrellas | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2010-12-23

Reseña: Pasión Bajo las Estrellas

Los manga con la astronomía como trasfondo, aunque esta se utilice como excusa para adornar una historia, se dan muy poco en el manga del género shoujo. Es por ello que en España apenas pueden encontrarse este tipo de obras. La más reciente es Sora Log, aquí bautizada como Pasión Bajo las Estrellas, editada por la editorial Ivrea con autoría de Kaco Mitsuki, una historia calmada de una chica que descubre su primer amor y comienza a jugar a la historia del gato y el ratón. El título y la temática propone una lectura sin sorpresas que recordará a un híbrido entre La Melodía de las Estrellas y —levemente— Mars con el toque personal de la autora y, obviamente, su precioso dibujo.


Una pasión celeste

Hikaru, la protagonista de Pasión Bajo las Estrellas, es una chica que centra toda su pasión en el cielo y las estrellas, motivo que la lleva a unirse al club de astronomía. Casi todo el día lo pasa con la mirada y la mente allí arriba mientras le hace fotos con su teléfono móvil y juega a pronosticar el tiempo. Esta pasión la absorbe tanto que, no sólo sus amigas tienen que llamarle la atención, sino que también tiende a vincular sus sentimientos y su visión de su entorno al mismo cielo.

Un buen día en el instituto, en su absorta rutina, su móvil cae al suelo y da a parar con los pies de un chico. Aún con la mente en las nubes, Hikaru escucha un titilante sonido que le lleva a la nostalgia y rápidamente la absorbe, devolviéndola al mundo real. Es entonces cuando un misterioso chico le devuelve el teléfono. En su silencio, la imagen de aquella persona la vuelve a trasladar hacia la cuna de las estrellas.

Aquella misma noche, sin quitarse aquella escena de la cabeza, la chica hace fotos en el parque. De repente, una estrella fugaz dibuja los cielos con su estela, y Hikaru vuelve a enajenarse… el sonido y la imagen de aquel chico le recordaba a lo que acababa de ver, una hermosa, reluciente y fugaz estrella. Y por sorpresa, aquel muchacho, que resulta llamarse Asou, vuelve a aparecer.

Comienza así la historia del gato y el ratón. La chica entrelaza su amor terrenal con su devoción por los astros mientras todos la advierten de que es un gamberro y que se ha metido en más de un problema. Incluso al propio Asou intenta alejarla de él para que su mala reputación no la salpique, pero ella no quiere rendirse. Su ikemen azul, su estrella fugaz, no deja de invadir su mente y su corazón.


Un comienzo dulce, pero acelerado

La propia Kaco Mitsuki afirma en las primeras páginas del manga que es una historia que avanza despacio, algo que no es para nada cierto, ya que en la cuarta página se produce el primer encuentro entre protagonista y hombre deseado. Quizá hubiera estado mejor dar un margen para introducir y conocer al personaje que no meter el lío amoroso con calzador desde la primera página. Sí es cierto su segunda afirmación, este manga posee una dulzura moderada, gracias en parte al tema que se trata superficialmente y como trasfondo, la astronomía. De este modo la autora asocia la imagen del hombre amado con la de una estrella fugaz, esa que tantos desean ver en el firmamento para pedir sus deseos y cumplir sus sueños; y así es como le ocurre a Hikaru en los inicios de la obra: sus encontronazos con Asou son un visto y no visto, aunque la imagen y el recuerdo permanecen en la protagonista hasta que ambos vuelvan a tropezarse.

La autora también se esmera en intentar explicar estas asociaciones a partir del capítulo 1 —que en realidad es el segundo, ya que, ignorando la página del prólogo, se comienza desde el llamado “capítulo 0”—. Sumado a los trazos limpios de la autora, la belleza innata que estos desprenden, lo detallado de los ojos en los primeros planos cerrados y la habilidad de la autora para otorgar gran viveza a las expresiones de los personajes, tenemos todos los elementos que contienen esa ternura a la que Mitsuki se refiere. Como dato curioso añadir que en ocasiones la autora le confiere a los personajes expresiones o miradas que se asemejan a la de un gato, dejando escapar su pasión por los animales.

Aunque la obra en sus primeras páginas vaya muy acelerada, el desarrollo de la historia y su lectura en general se hacen ligeros y amenos. Pese a que no se aporta ninguna novedad argumental y todo son clichés —chica se tuerce tobillo, héroe la rescata y la lleva sonrojada a la enfermería; chica anda en las nubes y se estampa contra su príncipe azul, etc— el estilo de la autora y la sencillez y naturalidad con la que narra la cotidianidad de sus personajes podrá atrapar a cualquier adolescente o a quienes tengan este tipo de historias como preferente en su lista de compras.


Mangaka, jugona y dormilona

Devota fan de Final Fantasy, los videojuegos, las mascotas y de dormir, Kaco Mitsuki debutó como mangaka en 2004, en un especial de invierno de la revista Betsucomi. Es una autora que hasta el momento ha centrado su carrera en el shoujo.

Ivrea ya había publicado antes una obra de esta autora, Ai Hime - Ai to himegotoあい・ひめ - 愛と秘めごと—, bautizada como Lo Nuestro No Puede Ser, Tío —nunca entenderé por qué le han puesto este título a una obra así—, de 3 tomos en total. Recientemente, en julio de 2010, ha comenzado DEAR! en Japón.


Una edición 'copada'

La edición de Ivrea es correcta, con un papel de buena calidad y una calidad de impresión decente. Algunas páginas están ligeramente desviadas, lo que ha dado lugar que algunas páginas tengan diminutos espacios en blanco por un lado y recortes por el otro, aunque es un detalle nimio ya que en esta ocasión no afecta al dibujo ni al texto.

La traducción es buena, aunque no se comprende el hecho de que se hayan tomado algunas licencias con determinadas frases que no traían complicación alguna, pero son casos muy concretos que no alteran las intenciones de la autora. Consta de un total de 4 tomos.

Conclusión

Pasión Bajo las Estrellas es un shoujo romántico con muy ligeros tintes de drama que pretende alejarse de lo corriente a través de un trasfondo que traslada la belleza del cielo y las estrellas a las cotidianas situaciones de amor, pero que se estanca en ese intento sin llegar a afectar del todo al argumento, bastante corriente en el género. Un dibujo maravilloso y unos personajes realmente expresivos que gustará a quienes devoren manga por su estética, a quienes gusten de lo cotidiano dentro de este género o a las fans de esta autora.

Lo mejor: Un caramelo adornado con un bonito envoltorio: un maravilloso dibujo y un trasfondo al que se recurre poco en el shoujo. Las pequeñas dosis de dulzura y la idealización del ser amado como esa estrella fugaz que titila y tal cual aparece, se esfuma. No es de lo mejor de la autora, pero es la excusa perfecta para comenzar a conocerla, a la espera de ver si Ivrea muestra interés por Katakoi no Tsuki, de lo mejor de la autora. 4 tomos, ideal para estos tiempos.

Lo peor: Pese a que la autora añade su toque de identidad, esto sólo servirá de consuelo a las fans de la autora, ya que al fin y al cabo el caramelo —argumento— no sale de la rutina del shoujo cargado de tópicos. La historia comienza demasiado acelerada, no da tiempo a empatizar con la protagonista.

Ficha técnica
Título: Pasión Bajo las Estrellas
Título original: Sora Log ~Tenohira no hoshi~ソラログ ~てのひらの星~
Autora: Kaco Mitsuki
Editorial japonesa: Shogakukan
Editorial española: Ivrea
Formato: Rústica con sobrecubierta, 192 pág. B/N
Precio: 6,95€
Nº de tomos: 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada