Google+ Reseña: Spicy Pink | Ramen Para Dos - Noticias Manga, Noticias Anime, Noticias Videojuegos, Cultura Japonesa

2010-12-14

Reseña: Spicy Pink

Wataru Yoshizumi fue una de las mangakas invitadas a la pasada XVI Edición del Salón del Manga de Barcelona.

Para celebrar este feliz acontecimiento Planeta DeAgostini sacó a la venta sus últimas obras, que se diferencian de sus antecesoras en el tono de madurez adquirido ya no solo respecto a las relaciones amorosas, si no en el desarrollo de personajes así como en la narrativa.

Complicado amor

El argumento nos cuenta la ocupada vida de Sakura, una mangaka que dibuja shojô pero que aún no es demasiado famosa. Tan ocupada está con su vida profesional que apenas sale de casa, y esto hace que ella misma no sea capaz de vivir una verdadera historia de amor.

Empujada por una compañera de trabajo decide ir a una cita conjunta con varios médicos. Es allí donde conoce a Iku Koreeda, un cirujano plástico engreído que a pesar de no hacerle el menor caso durante toda la cena, inesperadamente le invita a salir.

Sakura se encuentra confundida, pero bajo la excusa de tener algo de material de referencia para trabajar, finalmente acepta salir con él. Poco a poco y sin que pueda remediarlo comienza a enamorarse de Iku, aunque se le parte el corazón al darse cuenta que para él seguramente su relación no sea más que una forma de entretenimiento.

Una obra de muy corta duración, ya que tan solo contó con dos tomos en el mercado, pero que aún así bastan y sobran para dar una digna conclusión argumental.

Spicy Pink no es de los mejores trabajos de Wataru Yoshizumi. En lineas generales tiene un argumento lineal, un desarrollo lento y una historia que peca de normalidad.

El personaje masculino es bastante plano, al igual que la protagonista. Parece que la autora ha intentado contar una historia cotidiana, pero se ha visto arrastrada por ese tono maduro que quería aportar al argumento.

El primer tomo resulta mucho más entretenido en comparación al segundo, el desarrollo está muy bien llevado, pero el desenlace deja un cierto mal sabor, como si nos inclinásemos a pensar que Wataru podía haberlo hecho mucho mejor.

No se debe confundir la madurez que emana la obra argumentalmente con el resultado final. Está claro que la autora está más acostumbrada a moverse en otro tipo de publicaciones como la revista Ribbon, dedicada a un público más joven y quizás menos exigente.

Lo que queda claro es que Spicy Pink aunque a nivel gráfico demuestra la evolución constante de Wataru, argumentalmente queda bastante coja en comparación a otras de sus historias.

Tal vez los fans más acérrimos estemos malacostumbrados a todas las emociones y giros argumentales que demuestra la mangaka en sus obras de instituto, y que se echan bastante en falta en este ocasión.

Wataru Yoshizumi, la madurez del shojô

Wataru Yoshizumi es una mangaka de 47 años nacida en Tokio.
Hizo su debut en la revista Ribbon donde ha publicado prácticamente la totalidad de sus trabajos hasta el momento, con un manga llamado Radical Romance.

Durante años estuvo publicando historias cortas que posteriormente fueron recopiladas en varios tomos, en España aún podemos encontrar en nuestras tiendas Quartet Game, que contiene algunas de ellas.

El éxito no le llegaría hasta 1992, año en el que comenzó a dibujar Marmalade Boy, su manga insignia y el cual tuvo una adaptación animada para la pequeña pantalla.

Después de concluir este manga continuó trabajando para la revista Ribbon y consiguió un éxito moderado aunque nada desdeñable en sus siguientes obras como son Somos Chicos de Menta, Ultra Maniacs y Random Walk.

Sus últimos trabajos se caracterizan por el tono de madurez que han ido adquiriendo, comenzando a ser publicados en la revista Chorus, dirigida al público femenino de mayor edad.

Entre ellas encontramos Cheris!, Happinest, Capuccino y por supuesto Spicy Pink.

La Edición

La autora shojô por excelencia de Planeta DeAgostini no podía llegar si no era de su mano a nuestras estanterías.

Una edición muy correcta que cumple correctamente con lo esperado, una calidad de papel habitual para los mangas de Planeta y enteramente en blanco y negro.
Destacar la doble portadilla que contiene el primer tomo, un detalle muy de agradecer y que rara vez se ve en nuestro mercado.

Lo Mejor: El estilo de dibujo, que se mantiene fiel a sí mismo siendo limpio y claro.
Lo Peor: Aunque al principio parece una historia muy dinámica el desenlace es muy lento.

Ficha técnica
Título: Spicy Pink
Título origininal: Spicy Pink
Dibujante: Wataru Yoshizumi
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Planeta DeAgostini
Formato: Rústica con sobrecubierta, 192 pág. B/N
Precio: 6,95€
Nº de tomos Japón: 2
Nº de tomos España: 2

5 comentarios:

Janira dijo...

Muy buena reseña. La verdad es que la primera vez que leí el manga me quedé un poco insatisfecha, seguramente por lo acostumbrada que estoy a sus otras obras no tan 'maduras'. A ver si el año que viene Planeta publican Capuccino y Chitose etc. :)

Por cierto, no es Quartet Game, en vez de Quatre Game? xD

Didi dijo...

@Janira: Gracias, corregido!

Dina dijo...

El precio es de 7,95€ ^^
Pues a mi la verdad me gusto bastante :3 Me emocioné al ver la escena con el chico desnudo! Oh my god! Una escena de esas en un manga de wataru! es para flipar *w* que ganas tenia de verlooo *___*

-Maria- dijo...

Una cosa, la edición con doble portada del primer tomo sólo fue para el Salón del manga.

Jaime Ortega dijo...

No toy de acuerdo. La historia es apresurada, los líos argumentales, metidos con calzador. Y la "madurez" es que hay menciones al sexo -he visto cosas más tórridas en shôjos normalitos- y una boda. Lo más profundo, que sería la cuestión del maltrato, es un visto y no visto....

Publicar un comentario en la entrada