2011-06-09

Reseña: Honey and Clover

Bajo el sobrenombre de Chika Umino se encuentra una mangaka que irrumpió prácticamente de la nada, tras haberse licenciado en el Instituto Metropolitano de Arte y Artesanía de Tokyo y apenas haber hecho algún doujinshi como Umi no Chikaku no Yūenchi del que adoptó su nombre artístico. Con sólo un par de one-shots a sus espaldas, Sora no Kotori y Hoshi no Opera empezó con Honey and Clover una carrera meteórica que la ha puesto en la primera línea de las autoras de shojo/josei actuales en una trayectoria repleta de premios y reconocimiento tras haber vendido más de cuatro millones de ejemplares.

En el año 2000 empezó en la revista josei de Shueisha CUTiEcomic la andadura de Honey & Clover. El rotundo éxito de la serie llego en seguida, no tardando en auparse a los primeros puestos de la revista le valió para ser trasladada tan sólo catorce capítulos a la Young YOU. Sin embargo, el cambio no fue un camino precisamente de rosas porque la revista cerró en 2005 pese a ser una revista con más de veinte años a sus espaldas. La serie finalmente pudo concluir en la Chorus con un total de 64 capítulos que se recopilaron en 10 tomos tras una serie de retrasos y problemas en la periodicidad.

Honey & Clover fue premiada con los vigesimoséptimos Kodansha Manga Award y consiguió una genial adaptación al anime realizada por J.C. Staff que contó con dos temporadas y que España nos trajo Jonu. También tuvo una versión en live-action, con un dorama que contaba con actores como Toma Ikuta (Hanakimi), Hiroki Narimiya (Tokyo Dogs), Riko Narumi (Trick) o Natsuki Harada (Attention Please). El secreto de todo el éxito es una fórmula aparentemente simple: ser un fiel reflejo de la vida de un puñado de estudiantes universitarios, de su búsqueda por encajar en el mundo y de sus dificultades en el amor con el aderezo perfecto del humor disparatado. Con algo tan sencillo y complejo de lograr, Umino ha logrado una de las series de culto entre los jóvenes japoneses.

Argumento

Yuta Takemoto, Takumi Mayama y Shinobu Morita son tres jóvenes que viven en el mismo complejo de apartamentos y estudian en la misma universidad de arte en Tokio. Un día, uno de los profesores de arte, Shuji Hanamoto, les presenta a Takemoto y Yamada a Hagumi Hanamoto, la hija de su primo, que ha venido a vivir con él para a la vez poder realizar su primer año universitario en la facultad de Bellas Artes; En ese momento, Takemoto experimenta una nueva sensación, un nuevo sentimiento: el amor. Así es como da comienzo la trama que se irá desarrollando hasta conseguir que cada personaje tenga su propia historia a cual más entrañable.

Y es que ése es el mayor valor del cómic, la capacidad de la autora para entrelazar una cantidad grande de personajes con los cinco protagonistas de la historia. No resulta difícil empezar a vivir al lado de Takemoto, Yamada, Hagu, Morita y Mayama, viendo como los meses transcurren con sus pequeñas rutinas, con sus viajes, sus conversaciones y sus logros y derrotas personales.

Cada uno de ellos es diferente a los demás, Morita y Hagu están fuera del mundo, son distintos a todos los demás aunque de forma completamente opuesta, Yamada y Mayama luchan los dos por sus amores imposibles, por abrirse camino en la vida y lograr ganarse la vida mientras que Takemoto hace todo lo posible por encontrarse a sí mismo mientras sirve de hilo conductor y pegamento a este particular grupo de amigos.

Detrás de Honey and Clover no hay una gran trama rompedora pero sí hay unos personajes que luchan por encontrar su sitio en el mundo adulto, sin traumas más allá de las aristas que cualquier persona pudiera tener a sus espaldas. Algunos consiguen el hueco de una forma más sencilla en el corazón del lector que otros... Morita, por ejemplo, lo tiene mucho más fácil porque es uno de los provocadores de gags y momentos disparatados que se pueden encontrar en las páginas de un shojo. Pero todos, sin excepción, poseen una lógica interna que les hace moverse mientras Chika Umino retrata las rutinas universitarias y bromea con ellas. La autora acerca al mundo del arte con un cierto tono jocoso sin tomarse demasiado en serio a sí misma como para que le dé a la cosa un empacho de trascendencia.

La amistad y el protagonismo coral

Describir Honey and Clover no es precisamente una tarea fácil. Decir que es uno de los mejores mangas sobre la amistad es la manera más simple de ver lo que encuentras en sus páginas. Y es que la obra no es más que una sucesión de pequeñas vivencias, de detalles en las vidas de los personajes en las que, poco a poco, van forjando unas relaciones de una manera realista y creíble.

Así, una llamada al teléfono mientras regresan de los baños comunes, un café a media tarde, la escasez de carne o una borrachera tas terminar las entregas en clase, sirven como motores para crear escenas que pueden ir desde el extremo de la hilaridad a ser profundamente entrañables. Y es que resulta imposible no encariñarse de cada uno de estos cinco personajes radicalmente imperfectos, repletos de dudas e inseguridades que afrontan como buenamente saben y pueden.

Honey and Clover es una historia ante todo sobre la amistad pero también aborda el amor no correspondido, la soledad y la inseguridad. Es un slice of life que juega a maltratar a todos sus personajes, haciendo que el camino no sea sencillo para ninguno aunque tampoco imposible, de la misma manera que la vida nos trata un poco a todos. Este Miel y Trébol es un manga muy de la vida diaria, muy de las pequeñas cosas que a todos nos pueden suceder o nos sucederían si fuéramos estudiantes en esa particular escuela de Bellas Artes.

La precisión de la frase adecuada

Sirve un simple vistazo para darse cuenta que el estilo de Umino es muy particular. Su dibujo con aire abosquejado y la ausencia casi completa de tramas le dan una estética muy propia y muy distinguible. La autora consigue una expresividad muy potente con la particular manera de hacer los ojos y no le cuesta nada expresar sensaciones con un gesto o una mirada. Su estilo de dibujo, sin ser impresionante, sí consigue captar muy bien la emotividad, tanto en unos registros melancólicos como los que necesitan para iniciar los numerosos momentos cómicos que hay a lo largo del manga.


Narrativamente mezcla momentos muy líricos, casi sin apenas textos con otros repletos de largos bocadillos y que se enmarañan un poco pudiendo entrar en una especie de caos controlado que a veces no lo resulta tanto. Pero sin duda, una de las cosas que más caracteriza a este Honey and Clover es la capacidad de la autora para utilizar la frase precisa en el momento adecuado, la habilidad de escoger la metáfora perfecta para hacernos entender lo que está sucediendo: la rueda de la bicicleta, la noria, la búsqueda del trébol de cuatro hojas... todo escogido con un gusto encantador y sin caer en el festival del pastel y la ñoñería como a tantas otras autoras sí les ocurre.

Chika Umino, éxito de crítica y público.

Chika Umino nació en Adachi (Tokyo) y normalmente se presenta diciendo que es una otaku. Es amante de Ghibli y de la saga literaria de Harry Potter. Va siempre con una cámara digital encima para conseguir material para los escenarios de sus obras y se conforma con los pequeños sueños.

Antes de Honey and Clover, Umino no estaba dentro del panorama del manga pero el éxito trajo consigo proyectos de calado como la realización de los diseños de personajes del anime de Kenji Kamiyama, Eden of the East. En la actualidad realiza un seinen en la Young Animal de Hakusensha titulado Sangatsu no Raion que, recientemente, ha recibido el premio a mejor manga en los trigésimoquintos Kodansha Manga Awards. Lleva publicando la obra desde julio de 2007 .

Una edición con lo justo y necesario

Panini realiza una edición sencilla, con una pequeña descripción del fenómeno Hachikuro en el primer tomo. En el resto, no incluyen ningún artículo más pero, aún así, la edición de la editorial italiana es más que correcta. La calidad de los materiales es buena, siendo el habitual tomo con sobrecubiertas de la editorial utilizando un papel de calidad que no se transparenta.

La traducción de mano de Daruma es sobresaliente, consiguiendo que la candidez de la serie se transmita a la perfección y dejando alguna de las bromas más complicadas de traducir como la del Korobukuru sin traducir, añadiendo una nota al pie de la viñeta explicando qué significa exactamente. En la rotulación de las onomatopeyas se ha optado por incluir junto a las japonesas la traducción rotulada.

Conclusión

Honey and Clover es, probablemente, uno de los mejores shojos que he podido leer. Un josei sólido, entrañable, divertido y que, pese a que no incluya grandes historias, resulta apasionante, sin dejarte escapar del pequeño universo de estos cinco estudiantes universitarios.

No es un manga para todo el mundo pero sí es una obra emotiva, emocionante, empática y creíble como pocos. El final de la serie puede que ensombrezca un poco la sensación general que te lleva a través de toda la historia, aunque al mismo tiempo se paladea un poco el regusto a que podría suceder.

Ese es, sin duda, el mejor de los argumentos a favor de esta serie: la completa veracidad que transpira, la posibilidad de entender a todos y a cada uno de los personajes y de compadecer los errores de bulto que cometen en sus elecciones. Para mí, este Honey and Clover es, sin duda, una lectura obligatoria si disfrutas de las historias que se centran en la esencia de las pequeñas cosas, si te atraen las relaciones humanas y si te gustan los toques de humor absurdo en las historias dramáticas.

Lo mejor: Los personajes y los errores que cometen, el regusto a realidad que te deja todo, las ocurrencias y misterios de Morita, la ausencia de caminos comunes. Un manga así es casi tan dificil de encontrar como un trébol de 4 hojas.

Lo peor: No es una obra para todo el mundo... puede aburrir si no te atraen las historias de personajes.

Ficha Técnica:
Títtulo: Honey and Clover
Título original: Hachimitsu to Kuroba
Guión: Chika Umino
Dibujo: Chika Umino
Editorial: Panini Comics
Editorial japonesa: Shueisha
Formato: C6(114x12)
Precio: 7.20 euros
Numero de tomos: 10

7 comentarios:

Innocence Shiro dijo...

Aunque seguramente no tenga nada que ver con la trama original,estos dias estoy viendo el dorama y me resulta muy interesante,por lo que posiblemente le eche un vistazo al manga :)

David dijo...

Honey and clover, (anime, joder lo que daria por tener el manga en español) que puedo decir es una historia tan hermosa que las palabras no pueden definir, imposible no involucrarse emocionalmente con los personajes, desde la risa, hasta momentos muy emotivos, a eso agregándole el OST, el anime es casi inmejorable pero el final me dejo una sensación de vació y tristeza, al ver que ya no había más.
Es lo máximo pero no es para aquellos que solo les gusta ver pura ficción.

Aeris dijo...

Yo voy a ser la oveja negra u.u
el anime me aburrió de manera soberana, no le encontré el tino por ninguna parte, hace un par de años vi el dorama y me gustó horrores, me pareció super simpatico, y luego vi la peli y me volví a aburrir como una ostra..
así que no se si el manga será bueno o malo, pero si que tengo mucha curiosidad por saberlo, así que siendo 10 tomitos es posible que termine cayendo

Liza dijo...

Hace tiempo que le puse un ojo al manga porque me llamó la atención el estilo tan personal de la autora, no lo cogí porque no soy muy de shojo (y con ese título parecía uno de esos típicos que se encuentran en cualquier lado) pero viendo la crítica tan buena que le dais le daré una oportunidad ^^
Ya diré qué me ha parecido!

Nico Rodríguez dijo...

hablare del anime,ya que lo e podido ver,me parecio muy entretenido y divertido,el primer capitulo en el que morita llega tarde a la universidad es cojonuda,y aun siendo un shojo no es demasiado pastelosa y cursi,cuando la vi por primera vez, me atrapo tanto que en el segundo pase del anime me lo grabe y tengo toda la serie,cuando me de la gana para volver a verla,un gran shojo ,si señor n_n.

Bea dijo...

Uno de mis mangas preferidos, me encanta!! La verdad es que el dibujo de Umino me encanta, es super dulce y muy gracioso ^^ Los personajes son muy divertidos y a la vez maduros, tratan temas que creo que a todos se nos van presentando en la vida y los combina con cortes cómicos. Es un manga que a mí me llegó bastante porque me he sentido identificada con varios personajes. Lo recomiendo a todo el mundo. Muy buena la reseña :P
Un saludo~

Miguel Ktz dijo...

Aeris, el anime es MUY fiel. MUY MUY fiel.

A mí me encanta el manga pero casi me gusta más el anime porque me encanta el doblaje japo y me gusta el español, la banda sonora me parece simpatiquísima y me gustan las tonalidades de color escogidas y el diseño de personajes.

El momento Morita de la universidad es descacharrante. Muchas gracias, Bea! también es uno de mis preferidos y me ocurrió lo mismo que a ti. Es difícil no identificarse con ellos y más aún si lo ves a unas edades similares con alguno.

Publicar un comentario en la entrada