2011-08-23

Reseña: Blood + Edición Integral

Una historia en constante crecimiento, cambiante, que evoluciona junto al espectador. Una obra que comienza yendo de menos a más, y termina llegando a más aún. Misterios, conflictos, conspiraciones y violencia son los ingredientes que, sazonados con grandes dosis de acción sobrenatural, culminan el cóctel de Blood +. Sin ser uno de aquellos animes de los que todo el mundo habla, sin lugar a dudas esta obra se hace un hueco en la categoría de animes de calidad. Su visionado es como una aventura, con un arranque lento, pero que al coger velocidad, se vuelve frenética y apasionante.

¿De dónde nace Blood +? Tras la gran acogida del film Blood: The Last Vampire, los productores y encargados del estudio Production I.G vieron claro que las aventuras de Saya no podían terminar ahí, y el clamor de los fans del anime hizo el resto.


Argumento

Como punto de partida, la serie nos sitúa en la isla japonesa de Okinawa, donde conoceremos a nuestra protagonista: la joven Saya Otonashi, una estudiante de instituto sencilla que vive enfrascada en su rutina diaria sin más preocupación. Sin familia biológica y con su memoria borrada por completo, Saya fue acogida por George Miyaguzuku, un excombatiente de Vietnam que, a su vez, ostenta la tutela de otros dos niños huérfanos: Kai, de la edad de Saya, y Riku, menor que ambos.


Hasta este punto, podría parecer un simple school life como otro cualquiera, de no ser por las imágenes que dan la primera puntada a la serie y que, hasta cierto momento, nos parecerán poco más que inconexas con la trama. Sin salir del primer episodio, la serie cumplirá con su promesa: la llegada de las criaturas sobrenaturales no se hace esperar, mostrándonos al primer quiróptero, nombre que reciben las extrañas criaturas que ejercerán de enemigos.

Estos quirópteros son, en cierto modo, una reinterpretación del mito vampírico: criaturas de aspecto grotesco y monstruoso que, camufladas en pieles humanas, esperan su momento para drenar la sangre de cualquier incauto. El antropomorfismo del ser vampírico se abandona, cediendo su lugar a este escuadrón de criaturas que, más que beber sangre, la absorben hasta consumir por completo a sus víctimas.


En esta coyuntura, Saya se verá arrastrada irremediablemente al conflicto por el exterminio de los peligrosos quirópteros, algo que sólo ella puede hacer; misteriosamente, la sangre de la joven constituye el único veneno mortal capaz de erradicar la existencia de estas criaturas. Sin entenderlo, la joven se hallará atrapada en esta vorágine de batallas mientras, poco a poco, va recobrando los recuerdos de su pasado, que serán claves para entender su papel en esta aventura y también para la consolidación de su futuro.

El guión y una trama…bien entramada

Al contrario de lo que muchos, entre los que se incluye un servidor, podáis pensar, las batallas y la acción no son el único aliciente en esta obra. Innegablemente, es más que probable que las numerosas batallas con los quirópteros despierten gran expectación pero, sin embargo, el espectador se encontrará con una trama de fondo que destaca, y de qué manera.

La línea temporal es extensa, llevando al espectador a presenciar escenas de la Primera Guerra Mundial o del conflicto bélico de Vietnam, muchas veces de un modo muy fragmentado que incluso puede resultar algo enrevesado; detalles que, en cualquier caso, contribuyen en la consolidación de la mezcla y el resultado final.


El autodescubrimiento de Saya, que se encontrará a sí misma poco a poco a lo largo de su periplo, es sin duda el verdadero hilo conductor de esta historia. Una chica sencilla que se ve arrastrada a una enorme guerra en la que participan armadas oscuras e invisibles, criaturas sobrenaturales, e incluso algún ambicioso Gobierno.

Otro de los puntos clave de este anime es el plano psicológico de sus personajes; y es que muy pocos, porque indudablemente hay alguno, pasarán desapercibidos: seremos testigos de sus penurias presentes y de las consecuencias de la incidencia de las mismas en su carácter; también seremos puestos al día con su pasado, configurándose alrededor de ellos uno de aquellos aclamados tejemanejes de personajes que se reencuentran como por obra del destino. A diferencia de algunos animes más centrados en la acción, en esta obra no sobra prácticamente ningún personaje (e incluso el prácticamente mencionado justo encima, sería aplicable sólo para aquel reducido sector de puristas que demanda un surtido de personajes en el que todos tengan un papel profundo y significativo).


Sin embargo, el fenómeno del ‘personaje con escasa relevancia’ es en realidad algo inevitable, siempre los ha habido y siempre los habrá, del mismo modo que acostumbra a haber un protagonista que carga con gran parte, en ocasiones con todo, del peso de la acción y la trama.

El doblaje y la banda sonora: pastel con doble guinda

En primer lugar, me gustaría puntualizar que usualmente me veo defendiendo la versión original de la mayoría de animes, y opino que generalmente sería necesario poner más esmero en el doblaje de los animes a su llegada a España; inclusive, el hecho de planear reseñarla fue lo que inicialmente me llevó a verla doblada, puesto que siempre acostumbro a ver anime en V.O.S.E.

Sin embargo, en esta ocasión debo quitarme el sombrero; el doblaje es realmente bueno, sobrepasando la línea de lo aceptable y llegando a ser mucho más que competente. ¿Pero no está sucediendo esto últimamente? Los doblajes españoles, antaño tan desprestigiados y estigmatizados, se están consolidando como unos doblajes competentes y trabajados; los estudios se han puesto las pilas sin duda, probablemente motivados por las duras críticas que han llegado a recibir, algo que no hará sino repercutir en el crecimiento de la industria.

La protagonista, Saya, es encarnada por la catalana Joel Mulachs, actriz de doblaje que muchos recordaremos por haberse puesto en la piel de Rei Ayanami en Neon Genesis Evangelion y sus películas, Pandora de Saint Seiya: Hades Santuario, o en la de Nina Fortner en Monster; también es muy conocida por sus trabajos en las adaptaciones catalanas de algunas series, como Dragon Ball (donde interpretó la voz de Son Goten), Sorcerus Stabber Orphen (Azalie) o Detective Conan (encarnando a Conan Edogawa).


Hagi, el fiel sirviente de Saya, es interpretado por Toni Mora, conocido por haber encarnado brevemente a Ikki del Fénix en Saint Seiya: Hades Santuario, así como encarnando a Hattori Soma en Fruits Basket. Actualmente le podemos oir en el papel de Dohko, el Caballero de Oro de Libra, en Saint Seiya: The Lost Canvas. El elenco lo completan actores de renombre como Daniel Albiac (Subaru Sumeragi en X) y Alfonso Vallés (Solid Snake en Metal Gear Solid).

La banda sonora tiene temas verdaderamente reseñables, algo que no es de extrañar teniendo al archiconocido Hans Zimmer como productor musical. No sólo acompaña con acierto las escenas, sino que las sublima y las lleva al siguiente nivel; sin lugar a dudas otro de tantos elementos que ayudan a situarse en el mundo de Blood +. Si el dibujo, que irremediablemente pasa por altibajos como en casi todas las producciones anime, y la animación son potentes bazas de la serie, su banda sonora no se queda atrás, y es muy probable que uno se halle tarareando más de uno de esos temas en el momento más insospechado.

La edición

En esta ocasión, Selecta Visión nos ofrece una edición bastante sencilla y modesta a la vista; los DVDs están distribuídos en dos packs (el primero con la primera temporada, del primer al vigésimo sexto episodio y el segundo con la segunda, del vigésimo sexto al quincuagésimo). Ambos packs constan de 6 DVDs, agrupados en tres cajas; no se adjuntan cuadernillos ni material escrito del estilo de un manual o una sinopsis, aunque el aspecto externo de los packs es impecable.

Hablando acerca del contenido, los DVDs contienen extras interesantes, como las fichas de los personajes y la información de los actores de doblaje y la producción de la serie. Selecta nos adjunta, sin duda como guiño a todos los fans de la V.O.S.E y los fansubs online, los opening y ending de la serie con sus karaokes, tanto en español como en japonés; no obstante, y esto es algo más personal, considero que se deberían incluir esos karaokes en los episodios, es decir, poder verlos según se ve la serie, puesto que en este caso vienen como vídeos independientes en la sección de extras.

Conclusión

Blood + no es ningún bombazo mundial al estilo de Bleach o Naruto, principalmente porque no está enfocada de ese modo: se trata de un anime que cumple con lo que promete, una historia elaborada y adulta en la que el espectador podrá ver el crecimiento y desarrollo de los personajes con gran detalle. ¿No son los personajes uno de los puntos clave de las obras de ficción? En efecto, sin embargo el mundo y el contexto en el que se desarrollan no deben ser ignorados en absoluto. En resumidas cuentas, uno debe dejarse atrapar por la esencia de la obra para disfrutarla, porque un visionado casual y sin ninguna intencionalidad (en resumen, encender el televisor e introducir el disco sin predisposición de atender ni entender) terminarán del modo más nefasto e insatisfactorio.


Esta obra tiene una dimensión interna que invita a saborearla, a masticarla con calma y a digerirla placenteramente: es probable, como ya dijimos al iniciar la reseña, que los primeros tres o cuatro capítulos resulten tal vez un tanto flojos; a modo de recomendación personal, aconsejaría ignorar las zozobras que estos episodios puedan producir y lanzarse, no sin reiterar que yo también fui un escéptico con esta obra, y el tiempo no hizo sino demostrarme que estaba completamente equivocado.

Lo Mejor: Una combinación más que satisfactoria de un guión trabajado, una historia con intrigas y giros, y una banda sonora espectacular.

Lo Peor: Probablemente no logre satisfacer al público más sibarita, que demanda unas producciones de un nivel un poco más elevado. Un final sinceramente decepcionante y previsible, que embrutece el buen nivel del resto de la serie.

Ficha técnica:

Título original: ブラッド プラス
Director: Junichi Fujisaku
Producción: Mamoru Oshii
Guión: Junichi Fujisaku
Música: Mark Mancina
Duración: 50 episodios (2 temporadas) de 25 minutos c/u
Distribución y producción en España: Selecta Visión
Formato: DVD
Idiomas: Castellano Dolby Digital 5.1 y Japonés Dolby Digital 2.0
Subtítulos:
Precio: 29,95 cada pack de 6 DVDs
Imagen: 4:3
Extras: Fichas técnica, artística, Notas de Producción y Reparto, Openings y Endings con karaokes en español y japonés.

4 comentarios:

Innocence Shiro dijo...

A pesar de tener ambas ediciones coleccionistas que sacaron...La prota es una de las tias que mas odio en los animes que he visto hasta ahora,lo siento XD
Tiene algunas cosas flojas y otras que no te esperas,como lo de Riku(que ahi lo dejo xD) pero no se...creo que en el sentido de la historia,lo podrian haber hecho mejor.

Jim! dijo...

Pues para mí, este ha sido y será uno de mis animes favoritos para siempre.

El diseño de personajes es genial: sencillo, expresivo y original (las ilustraciones de Chizu Hashii son maravillosas).

La animación es muy buena, y no suele decaer mucho a pesar de cambiar de director de animación en cada episodio como es habitual; las batallas importantes, como las de Nueva York entre los rascacielos, son alucinantes; los fondos están súper currados.

La historia se desarrolla lentamente pero de forma coherente, aunque tal vez a veces haya diálogos que sustancialmente se repitan y ralenticen el ritmo. Como bien dices en el texto, la línea temporal es muy extensa, pero se cuenta y se entiende bien.

La música, aunque bastante yanki, finalmente resulta adecuada y me gusta. No faltan los temas épicos muy Braveheart o El último mohicano. Se nota que el autor es el que es. Los temas de Saya son preciosos. Muy tristes en general, en concordancia con el tono de la serie, que es muy deprimente (esto no quiere decir nada negativo; el tono es el que tiene que ser).

Con respecto al doblaje, supongo que cuando dices que los actores españoles estaban denostados te refieres particularmente al anime, porque España ha tenido siempre dobladores estupendos. La voz de Saya me encanta, me gusta más oírla en español. Joel Mulachs dobla también a un montón de actrices importantes, y es la voz habitual de Scarlett Johansson. También fue la voz de Anthy Himemiya.


La verdad es que los extras del dvd no me parecen muy interesantes, pero es que creo que en los originales japoneses tampoco había más (no estoy seguro). Ni siquiera los openings ni los endings sin texto se incluyeron, y salieron luego en el dvd que venía con el cd que recopilaba los temas vocales de la serie.

Bueno, he escrito mogollón. Será porque tenía ganas de dar mi opinión sobre Blood+, ya he dicho que está entre mis animes favoritos. Qué desahogo!

Ah, decir que me encanta el blog y lo miro varias veces al día.

Hasta luego!

taketokun69 dijo...

Tan solo comentar que joel mulachs no doblo a son goten en la version catalana de dragon ball sino a son gohan desde el principio de z hasta antes de entrar en la sala del espiritu del tiempo en la batalla de celula

David dijo...

Esta serie la verdad es que para mi seria una referencia para todos los que gusten del buen anime pero aunque me fue gustando desde el inicio pero desde el 4 opening la serie se cayo hasta el fondo el final fue horrible y fue totalmente innecesario que acabara asì (el soundtrack una maravilla)ya veremos si Blood C puede ser mejor.

Publicar un comentario en la entrada