2011-09-29

Reseña: Orgullo de Samurái

Ediciones Glénat lanzó en 2010 Orgullo de Samurái, de Hiroshi Hirata, un tomo de historias cortas que se centran en las figuras honorables al estilo en el que Hirata se aproxima a las narraciones históricas. El autor es un auténtico erudito en la historia de su país, un maestro caligrafista y además ha sido invitado al XVII Salón del Manga de Barcelona ya que se publica un nuevo título del autor.

El manga consta de seis historias autoconclusivas que aparecieron publicadas originalmente en distintas editoriales y revistas. Mientras las cinco primeras son de 1970 y 1971, contando con un estilo y narrativa similares, la última se publicó en 1981 siendo completamente distinta a las otras. Se recopilaron más recientemente por Seirinkogeisha, la editorial de la revista Garo.

El único nexo entre las historias es sencillo: son historias de hombres orgullosos, de altos principios que llegan incluso a desobedecer a sus superiores y toman sus propias decisiones siguiendo sus patrones morales aunque eso impliquen problemas, deshonor público y su caída a la desgracia y el ostracismo.

Seis hombres de honor

La recopilación comienza con Antes prefiero la muerte, una historia que nos presenta a un samurái que se posiciona en contra de una ley dictada por su señor que ordena asesinar a cualquier vagabundo que cruce la región. El samurái opta por adotar en su casa a todos cuantos encuentra hasta que su señor intenta obligarle a matarlos.

En No soy un mendigo nos encontramos con un samurai que sufre unas terribles deudas por culpa de la larga convalecencia de su mujer hasta la muerte. A su cargo, tiene a seis hijos pero, aunque no tiene ninguna posibilidad de salir adelante económicamente, se niega a que nadie absolutamente le ayude, con terribles consecuencias.


Una mujer problemática parte desde un punto de origen algo particular: un samurái es obligado por su señor a casarse con la hija del señor de un feudo vecino pese a estar ya comprometido. La mujer con la que debe casarse posee un olor corporal tan fuerte que asquea a todos los que están en una misma sala con ella. En contra de lo que todos esperan, el samurái decide intentar de hacer feliz a su nueva esposa pese a que nunca deja de amar a su primera prometida.

La siguiente historia, El secreto del cañón, cuenta la historia de un clan de samuráis que se centra en el manejo de las armas de fuego. La historia toma como protagonista a uno de los hijos del jefe del clan que no es capaz de usar los cañores más pesados por lo que acaba por ser desheredado y perdiendo el liderazgo del clan para caer en manos de su cuñado.

El honor y la lanza es la última de las historias de la época más antigua de Hirata. Habla sobre un samurái que se ve en la lid de convivir con un hermanastro del daimyo que resulta ser terriblemente cruel, cometiendo todo tipo de atrocidades que ponen a prueba el aguante del samurái.

Nadie desea que estalle la guerra, pero… se publicó años después, en los años 80 y también es una obra que narrativamente es muy diferente a todas las demás. Se trata de un resumen a grandes rasgos de la batalla de Sekigahara, con gran cantidad de textos explicativos y escasísimo diálogo.


Un estilo totalmente Hirata

Hirata es un artista completamente reconocible por muchas razones: por su temática, por su tipo de narrativa, por sus textos y diálogos de tono literario, por el trazo de su dibujo realizado a pincel... Todo eso se encuentra en las páginas de este Orgullo de Samurai, todo absolutamente resulta característico del artista.

Las comparativas recurrentes siempre le equiparan con Goseki Kojima de Lobo solitario y su cachorro y, aunque sí pueden encontrarse ciertos paralelismos, también poseen bastante distancia entre ellos para resultar completamente diferentes entre sí. Hirata es capaz de desarrollar un gusto más profundo por el detalle, probablemente influenciado por su obsesión por los matices y la veracidad histórica.



Las historias son sencillas y de un desarrollo muy similar en todas ellas y detrás también se tocan temas recurrentes en Hirata. Probablemente Orgullo de Samurái sea el ejemplo perfecto de lo que se puede esperar de una obra del dibujante tokiota pese a que la mayoría sean obras de su primera época.

De hecho, probablemente la que resulte más complicada de leer, Nadie desea que estalle la guerra, pero..., es precisamente mucho más densa y costosa precisamente por salirse de los ritmos y del estilo que tienen el resto de las historias. De hecho, podría decirse incluso que resulta un borrón en el recopilatorio, resultando densa, un poco confusa y algo fuera del lenguaje del cómic por los excesos de texto en forma de narración de los acontecimientos históricos que ocurrieron en Sekigahara.

Por lo demás, el estilo es contundente y el trazo preciso, con un cierto aire rudo que favorece unas historias poco amables temáticamente. Artísticamente hay momentos de gran potencia visual y es una pena que no podamos disfrutar de las habilidades caligráficas del autor ya que es probablemente uno de los mejores artistas en el arte.

Es cierto que el particular estilo de Hirata puede no resultar sencillo para todos pese a que esta obra no resulte especialmente compleja, a diferencia de otras que hemos podido ver en nuestro país. Pese a ello, el tipo de narrativa más literaria y compleja puede resultar poco atractiva para algunos.


El orgullo y el fracaso

El orgullo ejerce de nexo que unifica todas las historias del manga, todos los personajes protagónicos de cada una de las historias ejercen sus principios y convicciones ante todas las influencias externas, ante cada problema que les va surgiendo. Pero también hay otra constante bastante presente en todas estas historias: la del fracaso... vital, conceptual o literal.

Y es que normalmente el espíritu de sacrificio de los protagonistas no suele ser recompensado de una forma equivalente pese a que Hirata ensalce las figuras de todos ellos por errados que puedan estar algunas veces. Por eso, probablemente, no nos cuesta ponernos del lado de estos defensores de causas perdidas y simpatizar con ellos.


Pese a todo, hay una cierta irregularidad en el nivel. Hay algunas historias mejor rematadas y otras que no terminan de cuajar del todo. En ocasiones, el punto de partida es tan extremo que nos hace plantearnos si algo así realmente pudiera haber ocurrido en el Japón feudal. La respuesta, conociendo al autor, probablemente sea afirmativa por perplejo que pueda dejarnos en ocasiones.

Hirata, un combatiente del manga

Pese a que sus comienzos estuvieron fuera del circuito comercial del manga, Hirata es probablemente una de las figuras más influyentes e importantes de este género. Pilar esencial del movimiento gekiga, que buscaba narrar historias con un componente más profundo y adulto, fue venerado por muchos de sus contemporáneos. Erudito de la historia nipona, fue también el primer dibujante que colaboró con un guionista norteamericano.

Durante toda su carrera fue habitual de las historias cortas que fueron publicándose en distintos medios hasta su llegada a Garo. Probablemente su obra más conocida e importante es Setsuma Gishiden que, en nuestro país, publicó Dolmen. Sin embargo, la editorial que más ha apostado por él en nuestro país ha sido Ediciones Glénat, traduciendo un buen puñado de títulos de su bibliografia: Héroes Anónimos, La rebelión del emblema, Promesas rotas y Relatos insólitos de samuráis y este Orgullo de samurái que nos ocupa hoy.

En Ramen Para Dos realizamos un especial analizando su figura y su vida más a en profundidad cuando se anunció que sería uno de los invitados que acudirán al XVII Salón del Manga de Barcelona.

Una edición elegante

Glénat ha preparado una edición en la línea de todas las obras que ha sacado de Hirata. Respeta el tono rojo en global en la portada del tomo aunque para la portada elige un blanco y negro. De hecho, la edición española es muy similar a la japonesa, apenas variando visualmente en el exterior.

El tomo tiene formato tomo A5 (150x210), rústica (tapa blanda) con sobrecubierta, idéntico a los demás del autor y equiparable en tamaño a las kanzeban de Kenshin o los Big Manga ya que, no en vano, el título se engloba dentro de dicho sello de la editorial

Por lo demás, en las páginas interiores se pierden algunas páginas en bitono con rojo que tenía la editorial japonesa pero la verdad es que tampoco es una gran pérdida. La traducción corre a cargo de Marc Bernabé, que adapta con pericia el tono literario de Hirata.

Conclusión

Este manga se acerca a la figura del samurái sin tapujos, arrebatando el componente idílico y dibujando una galería de personajes complejos aferrados a sus ideales y a su punto de vista. A veces, eso les hace llegar a puntos de no retorno que a nosotros, como lectores, probablemente nos descoloquen. El nivel de las historias es algo variable pese a que sólo una de ellas desentona con las demás.



Pese a ello, probablemente ésta sea una de las mejores opciones si deseamos saber si Hirata es un autor con el que podemos lidiar. Y es que su estilo no es del todo sencillo para el gran público, ya que sus historias suelen poseer un componente más dramático y profundo que las obras más comerciales. Evidentemente, Orgullo de samurái está más cerca de Lobo solitario y su cachorro que de Vagabond. Es más, hará las delicias de los seguidores del título de Koike y Goseki Kojima, tanto a nivel artístico como narrativo.

Tampoco es recomendable acercarse al tomo buscando acción y combates ya que Hirata enfatiza el tono dramático y, casi siempre, los combates y enfrentamientos están subyugados al tono dramático de las historias. Pese a ello sí hay algún momento épico en esta recopilación.

Lo Mejor: Un elenco de personajes fuertes, orgullosos en un estilo rudo y dinámico. Una buena piedra de toque para saber si perteneces a los seguidores del autor.

Lo Peor: A veces el exceso de estilo literario tanto en los diálogos como en los textos en general. Nadie desea que estalle la guerra, pero... resulta algo acartonada y tosca en comparación con el resto de historias cortas.

Ficha técnica:
Título: Orgullo de Samurái
Título original: Soregashi Kotsujiki ni Arazu
Guión: Hiroshi Hirata
Dibujo: Hiroshi Hirata
Editorial japonesa: Seirinkogeisha
Editorial española: Glénat
Formato: Tomo A5 (150x210), rústica (tapa blanda) con sobrecubierta
Precio: 12€
Nº de tomos en japonés: 1 tomo
Nº de tomos en castellano: 1 tomo

2 comentarios:

David J. 'Batto' dijo...

Hirata es un MONSTRUO pero de verdad. Ya con Setsuma Gishiden me dejó flipado...

★ ミヌスキかごめねこちゃん! ★ dijo...

personalmnte, éste es mi manga favorito de entre los varios del gran Hiroshi Hirata!!! y en el XVII Salón del Manga conseguí que me lo firmara y lo tengo guardado como un tesoro!!! este hombre es GRANDIOSO!!! *o*

Publicar un comentario en la entrada