2012-04-10

Reseña: La canción de Ariadna

La mitología griega ha sido una gran fuente de inspiración para las obras artísticas posteriores como del Imperio Romano (tomaron las mismas deidades y héroes pero les rebautizaron), del Renacimiento (con la vuelta a los cánones del arte greco-romano), del Barroco (por ejemplo, las obras de Rubens), de la época dorada hollywoodiense (numerosas películas “péplum” de gran presupuesto) y su influencia no sólo se reduce al mundo occidental, sino también al oriental como lo demuestra la mítica serie de Saint Seiya, con el que creció toda una generación, o la de Ulises 31.

Efectivamente, pocos podían resistirse a las narrativas que unían historias de amor, tragedia y conspiraciones entre seres fantásticos y deidades que movían los hilos de los humanos pero que estaban sometidos a los mismos vicios y pasiones que los simples mortales. Ésta ha sido, pues la temática elegida por Irene Roga para su primera gran obra, La canción de Ariadna, editada por Glénat EDT.

Sinopsis

Ariadna es la única hija del rey Kreios de Athamenia, región bajo la protección de la diosa Atenea. La princesa siente afición por la poesía y está perdidamente enamorada del atractivo heredero del reino de Bathmos, Órelan, con quien está comprometida en secreto.

La felicidad de la joven se ve truncada con el matrimonio de su padre con una bella y misteriosa mujer quien manipula al rey para que ofrezca a Ariadna como esposa de Iacos, heredero del reino de Ptolemos, que venera a la Gorgona Esteno. A raíz de este matrimonio forzado, Ariadna y Órelan deberán enfrentarse a numerosos desafíos para conservar su amor y salvar al reino de Athamenia.

A medida que van transcurriendo los acontecimientos presenciamos la aparición de una serie de criaturas fantásticas como gorgonas, faunos, caballos alados o la propia diosa Atenea.

Una obra caracterizada por una ilustración perfeccionista

Sin duda, el punto fuerte del cómic es el dibujo de Irene Roga, influenciada como ella misma reconoce, por el estilo del manga shojo clásico, por el gusto de Masami Kurumada (padre del célebre Saint Seiya) e incluso por la ilustradora española María Pascual, ilustradora de revistas y libros femeninos en los 50 y 60. Por tanto, la obra está protagonizada por personajes de grandes ojos llenos de expresividad, labios carnosos, trazos afilados y cuerpos atléticos y alargados. En cuanto a los animales, los búhos poseen gran realismo, mientras que los caballos y el perrito son más idealizados, recordando éste último a las simpáticas mascotas de Disney.

También es de destacar el diseño de la vestimenta de los helenos, aspecto que no carece de dificultad a la hora de dibujar, al estar caracterizada por infinidad de pliegues y capas superpuestas. Sin embargo la autora, quien ya había iniciado el estudio del ropaje de las antiguas civilizaciones diez años antes de la publicación de la obra en cuestión, la domina a la perfección, mostrando prendas vaporosas y armaduras majestuosas.

Respecto a los fondos, no adquieren un papel central pero las ilustraciones de palacios y templos con frontones en forma de triángulo sujetados por esbeltas columnas ofrecen una ambientación perfecta a la trama.

Una historia épica

Hay que señalar que Irene Roga ha mezclado una variedad de personajes imaginarios provenientes de diferentes mitos para crear un argumento propio, sin mantenerse fiel a las historias originales de la literatura griega.


Por ejemplo, Ariadna fue hija de los reyes de Creta, enfrentados a la ciudad de Atenas, quien ayudó secretamente a Teseo al regalarle una espada mágica y un ovillo de hilo para que éste lograra matar al terrible Minotauro y encontrar la salida del laberinto donde habitaba este monstruo. Desgraciadamente, Teseo le fue poco agradecido pues la abandonó y finalmente ella se casó con el dios Dionisio.

Mientras tanto, las gorgonas están relacionadas con el mito de Perseo, quien mató a la única Gorgona mortal llamada Medusa (Esteno y Euríate eran sus hermanas inmortales) de cuya sangre nació Pegaso, corcel que ayudó a Perseo a rescatar a Andrómeda de un monstruo marino.

El guión recoge los elementos más típicos de la narrativa mitológica helena, fusionando a partes iguales amor, el concepto de destino, el deux ex machina, las conspiraciones políticas o el elemento del tiempo. No obstante, puede parecer que la historia se encuentra demasiada condensada en un tomo único con un remolino de acontecimientos y un final algo precipitado. Además, al tratarse de un tomo único, la autora no pudo desarrollar suficientemente la personalidad de los personajes, quedándose éstos un tanto estereotipados. En todo caso, el cómic es de fácil lectura sin una trama muy rebuscada y, sobre todo, cumple su función de entretener al público.

Irene Roga, una promesa española

Irene Roga (nacida Irene Rodríguez) es una historietista andaluza de 30 años de formación autodidacta, quien comenzó su implicación en el mundo del cómic con apenas 14 años y publicó sus primeras obras profesionales en la revista Yaoi Magazine en 2001 que desafortunadamente sólo tuvo dos números. En los siguientes años participó en fanzines de Caballeros del Zodíaco, Itaii Itaii, L&L o Nimbus, hasta que le llegaron los primeros reconocimientos en forma del primer premio del I Concurso de Cómic del Salón del Manga de Jerez en 2003 y el Primer premio en el XIII Concurso del Cómic Ciudad de Dos Hermanas en 2007.

2008 fue un año clave pues publicó dos historietas en la Revista Parada Magazine y creó el cartel de las Primeras Jornadas del Manga de Sevilla. En el año siguiente dibujó cuatro entregas de la serie Ruta por Japón en la desaparecida revista B’S Log. Irene fue responsable de ilustraciones para los manuales de dibujo Kodomo Manga Paso a Paso y Shojo Manga Paso a Paso, publicados en España por Monsa en 2009.

La Canción de Ariadna es su primer título personal, editada por Glénat EDT en el marco de la Línea Gaijin, como nos desvela la autora en las páginas finales.

La edición

Glénat EDT ha realizado un buen trabajo en general con la Línea Gaijin, siendo todos los títulos editados con tamaño 11,5x17 cm , tapa blanda con sobrecubierta, papel de impresión gruesa de buena calidad y un precio de 7,95€. Tiene una extensión de 192 páginas, incluyendo numerosos extras en las páginas finales respecto a la evolución del diseño de personajes o decorados, y una galería de ilustraciones hechas por autores hispanos. El sentido de lectura es occidental, de hecho, sólo Himawari dispone del sentido de lectura oriental entre las obras de la Línea Gaijin.

Conclusión

La Canción de Ariadna es una magnífica muestra del gaijin manga, llena de amor y aventuras, recomendable no sólo al público femenino, sino a todo a todos los amantes de la cultura clásica y las obras con una estética cuidada. Esperamos contar con más proyectos de Irene Roga en el futuro próximo.

Lo mejor: La ilustración perfeccionista de los personajes y la capacidad de condensar múltiples aspectos de la narrativa mitológica griega.

Lo peor: Como sucede con otros ejemplares de la Línea Gaijin, la necesidad de contar la historia en un único tomo no permite mayor desarrollo de la personalidad de los personajes y los acontecimientos suceden a un ritmo muy rápido.

Ficha Técnica:
Título original: La canción de Ariadna
Guión: Irene Roga
Dibujo: Irene Roga
Editorial: Ediciones Glénat
Formato: 11,5x17 cm
Páginas: 192, blanco y negro
Precio: 7,95 euros
Número de tomos: 1 (Tomo único)

10 comentarios:

AtahoneroPepinero dijo...

Uno de los pocos gaijins que no he leído (junto a Lêttera), y que caerá en cuanto haya un mes de escasez de novedades (o de ahorros sustanciales xD).

P.D: Buena reseña

sephirot22 dijo...

la obra es genial, de los Gaijin es mi favorita y lo tengo firmado por ella.

Prettío - MªCarmen Galán Martín dijo...

De Gaijin es la que más me gustó con diferencia. El dibujo es precioso y la historia está muy bien narrada. Si es cierto que es una pena que solo fuese un tomo, pero también lo comprendo.

David J. 'Batto' dijo...

De Gaijin mi FAVORITA junto Dos Espadas!

Dorianne dijo...

Yo diría que a Irene la ha influenciado más Shingo Araki que Masami Kurumada. A mí me suena que ha dicho varias veces que el que le gusta es Shingo Araki.
Es una pena que solo fuera un tomo, sip.

Branka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Branka dijo...

Llega un pelín tarde la reseña... Empieza a cansar el tema Gaijin, están hasta en la sopa,y mira que la idea era bastante buena.

Siguen dando bombo a libros que se han publicado ya hace un año como si fuesen nuevos.

En cuanto al manga de la Roga, es muy delicado tiene un trazo muy bonito que encaja con la historia que narra, esta muy cuidado todo, aunque al ser solo un tomo se queda corto, pero vaya es normal. Ojala pronto tengamos manga nuevo de ella.

PD: A mi de Gaijin los que menos me han gustado por ahora son Lettera y Dos Espadas,no entiendo porque gustaron tanto, están llenos de clichés, son historias previsibles con guión inmaduro y el dibujo deja mucho que desear, pero vaya es mi opinión.

AtahoneroPepinero dijo...

Dos Espadas está lleno de chichés del shônen, sí. Pero bien cogidos y llevados con la historia. Por eso, de los títulos que he leído de la línea gaijin, es el que más parece un manga. No sé si lo habrás leído, pero si con el 1º te pareció que no había por dónde coger la historia (por el tema de los titanes y tal), en el 2 se resuelven esas dudas.

P.D: Es que en serio, no me cabe que haya gente a la que no le moles Dos Espadas. Que me criticáis otras obras de Gaijin, pues vale (aunque Underdog argumentalmente también es la polla), pero, ¿¡Dos Espadas!? No, por Dios. Meteros con Naruto o Bleach xD

Jane Lasso dijo...

Soy de Panamá , y sigo de cerca las publicaciones que se hacen a nivel latinoamericano. Ojala pudiera leer ese manga , se ve que tiene potencial.

Por cierto al ver la foto de Irene , no la imagine así , está muy guapa.

Se ve que hay talento.

Branka dijo...

Sí tengo el segundo de dos espadas y no convence, es una opinión. Además no me gusta la parte flamenca torera española y algunas partes me recuerdan a piratas del caribe, y el diseño de personajes tampoco me agrada, por ello el tercero no lo compraré.

Bleach la deje de leer porque me cansaba.

Publicar un comentario en la entrada